Noticias
Legislación
 
Enlaces
Durbacan
Derecho Urbanístico
IusCan
Portal Jurídico
Info Plan
Planeamiento
PaHisCan Patrimonio Histórico

REAL DECRETO 1346/1976, DE 9 DE ABRIL, POR EL QUE SE APRUEBA EL TEXTO REFUNDIDO DE LA LEY SOBRE RÉGIMEN DEL SUELO Y ORDENACIÓN URBANA

 

Texto escaneado con OCR no corregido, se agradece si alguien envia texto correcto mailto:jvillarreal@iurisnet.com

En uso de la autorización concedida por el artículo 10.4 de la ley de Régimen Jurídico de la Administración del Estado, de 26 de julio de 1957 y de la Disposición Final Segunda de la Ley de Régimen del Suelo y Ordenación Urbana, de 2 de mayo de 1975, a propuesta del Ministro de la Vivienda, de conformidad con el dictamen del Consejo de Estado en Pleno, y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 9 de abril de 1976,

DISPONGO:

TITULO PRELIMINAR Finalidades y campo de aplicación de la Ley

Articulo 1. Es objeto de la presente Ley la ordenación urbanística en todo el territorio nacional.

Art. 2. La actividad urbanística se referirá a los siguientes aspectos:

a) Planeamiento urbanístico.

b) Régimen urbanístico del suelo.

c) Ejecución de las urbanizaciones.

d) Fomento e intervención dei ejercicio de las facultades dominicales relativas al uso del suelo y edificación.

Art. 3. 1. La competencia urbanística concerniente al planeamiento comprenderá las siguientes facultades (1):

(1j Los artículos 21 al 23 de la Ley del Plan de Desarrollo y Social, texto refundido aprobado por Decreto 1541/1972, de 15 de junio ("BOE" número 144, de 16 de junio; corrección de errores en "BOE" número 181, de 29 de julio), disponen:

Art 21. La acción del Estado en los sectores de la vivienda y de las estructuras y servicios urbanos se orientará a:

a) Atender las necesidades de viviendas derivadas del crecimiento vegetativo, de los movimientos migratorios y de la reposición de viviendas antiguas; a la conservación y mejora del patrimonio inmobiliario y a la absorción del déficit existente, actuando de modo preferente en favor de los grupos sociales más necesitados.

b) Impulsar la difusión social de la propiedad de la vivienda, principalmente mediante el estímulo a los sistemas de cooperación y de fomento del ahorro, prestándose especial atención a las cooperativas de viviendas sociales, a las cuales se facilitará la adquisición de terrenos urbanizados con destino residencial.

c) Mejorar la infraestructura y los servicios urbanos, en particular

 

a) Redactar un Plan Nacional de Ordenación.

b) Formar Planes Directores Territoriales de Coordinación, Planes Generales Municipales, Normas Complementarias y Subsidiarias del Planeamiento.

en las poblaciones de intenso crecimiento y en las cabeceras de c.marcas.

d) Elevar las condiciones de vida del medio rural, dentro de una política de concentración de núcleos de población. A tal efecto sera de aplicación lo dispuesto en los apartados anteriores de este artículo.

e) Asegurar una política coordinada que evite la especulación del suelo urbano, para lo que se modificará el actual régimen jurídico dei suelo.

f) Definir una política de defensa y acondicionamiento del medio ambiente.

Art. 22. La consecución de los fines señalados en el artículo anterior se realizará mediante:

a) La formulación de programas anuales de construcción de viviendas, que deberán tener presentes las circunstancias de los diversos grupos socioeconómicos a que van destinados. Para ello podrán diferenciarse los beneficios fiscales y de financiación pública en razón a los tipos de promoción y a los emplazamientos geográficos en que hayan de realizarse las construcciones. El Ministerio de la Vivienda podrá encomendar a la Obra Sindical del Hogar la realización parcial de estos programas o de planes especiales, en su caso, en las condiciones establecidas con carácter general, destinándose estas viviendas a trabajadores por cuenta ajena o autónomos afiliados a la Seguridad Social.

b) La preparación del suelo urbanizado y reserva del mismo en la cuantía y lugar que exijan los planes de ordenación urbana y programas de construcción. Las cooperativas de viviendas tendrán preferencia para la adjudicación de este suelo urbanizado con destino res dencial.

Los planes generales y parciales de ordenación urbana deberán prever la reserva de suelo destinado a los distintos servicios sociales. en función de la población prevista de acuerdo con las normas que a tal efecto se establezcan por Decreto, a propuesta del Ministerio de la Vivienda y de los Ministerios interesados en los servicios respectivos.

Las Corporaciones Locales, las Fundaciones públicas, las Entidades mixtas a que se refiere el artículo 4 de la ley 43/1959, de 30 de junio, por la que se crea la Gerencia de Urbanización, y previa autorización, en su caso, del Gobierno, que llevará implícita la prevista en el artículo 781 de la Ley de Régimen Local, podrán obtener créditos, con carácter preferente, destinados exclusivamente a financiar la adquisición de terrenos, la realización de obras de preparación del suelo urbano y servicios complementarios, los distintos servicios sociales y la construcción de viviendas de carácter social. A los mismos fines quedan facultados para formular también los oportunos presupuestos extraordinarios, en los que podrán incluir anualidades futuras de recursos legalmente autorizados.

Para el cumplimiento de la' finalidad prevista en los párrafos anteriores, las Corporaciones Locales podrán utilizar las diversas formas local personificadas, previstas en la legislación de Régimen

c) Con el fin de fomentar la preparación del suelo apto para ser edificado, la construcción de viviendas, dotación de equipo colectivo

c) Emplazar los centros de producción y de residencia del modo conveniente para la mejor distribución de la población española en el territorio nacional.

d) Dividir el territorio municipal en áreas de suelo urbano, urbanizable y no urbanizable.

e) Establecer zonas distintas de utilización según la densidad de la población que haya de habitarlas, porcentaje de terreno que pueda ser ocupado por construcciones, volumen, forma, número de plantas, clase y destino de los edificios, con sujeción a ordenaciones generales uniformes para cada especie de los mismos en toda la zona.

f) Formular el trazado de las vías públicas y medios de comunicación.

g) Establecer espacios libres para parques y jardines públicos en proporción adecuada a las necesidades colectivas, en los términos establecidos en la presente Ley (2).

h) Señalar el emplazamiento y características de los centros y servicios de interés público y social, centros docentes, aeropuertos y lugares análogos.

a instalación de actividades productivas, docentes y de asistencia sanitaria y social, el Ministerio de la Vivienda, de conformidad con las Corporaciones Locales interesadas, podrá convocar los oportunos concursos públicos, cuyas bases serán previamente aprobadas por el Gobierno.

Las bases establecerán en cada caso las zonas aptas para la localización de actuaciones, las exigencias a que deberán ajustarse los correspondientes planeamientos, el programa de necesidades, la forma y plazo de ejecución de las urbanizaciones, las condiciones que regirán la venta o utilización, las obligaciones urbanísticas o de edificación a asumir por el adjudicatario y el sistema de garantía para su cumplimiento.

Los planes parciales que se redacten como consecuencia de la resolución de los concursos y las modificaciones que comporten, en su caso, de los respectivos planes generales, serán aprobados por el Ministerio de la Vivienda, previa información pública y audiencia de las Corporaciones Locales y organismos urbanísticos interesados.

d) El Instituto Nacional de la Vivienda, cuando se trate de atender necesidades de carácter social, podrá llevar a cabo directamente la construcción de viviendas de acuerdo con las normas aplicables a la

contratación de los Organismos autónomos.

e) El régimen de viviendas de protección oficial podrá extenderse a unidades residenciales de carácter social destinadas a familias de reducido número de personas que, a los efectos legales y reglamentarios, tendrán la misma consideración que aquéllas.

Art. 23. El Instituto Nacional de la Vivienda financiará, en las condiciones que reglamentariamente se determinen, la construcción de los centros cívicos, sociales y parroquiales precisos para los núcleos de

población constituidos, en su mayor parte, por viviendas acogidas a cualquier régimen de protección estatal.. (2) Véanse los artículos 12-1-b) y 12-2-b) de la presente Ley y el artículo 29 del Reglamento de Reparcelaciones (§ 2).

!) Determinar la configuración y dimensiones de las parcelas edificables. j) Limitar el uso del suelo y de las edificaciones. k) Orientar la composición arquitectónica de las edificaciones y regular, en los casos que fuera necesario, sus características estéticas.

2. La competencia urbanística en orden al régimen del suelo comprenderá las siguientes funciones:

a) Procurar que el suelo se utilice en congruencia con la utilidad pública y la función social de la propiedad. b) Impedir la desigual atribución de los beneficios y cargas del planeamiento entre los propietarios afectados e imponer !e justa distribución de los mismos. c) Regular el mercado de terrenos como garantía de la subordenación natural de los mismos a los fines de la edificación y de la vivienda. d) Afectar el aumento de valor del suelo originado por e: planeamiento a! pago de los gastos de urbanización. e) Asegurar el uso racional del suelo en cuanto al mantenimiento de una densidad adecuada al bienestar de la población. f) Adquirir terrenos y construcciones para constituir patrimonios desuelo.

3. La competencia urbanística en lo que atañe a la ejecución de la urbanización confiere las siguientes facultades:

a) Encauzar, dirigir, realizar, conceder y fiscalizar la ejecución de las obras de urbanización. b) Expropiar los terrenos y construcciones necesarios para efectuar las obras y cuantos convengan a la economía de la urbanización proyectada.

4. La competencia urbanística en orden al fomento e intervención en el ejercicio de las facultades dominicales relativas al uso de! suelo y edificación comprenderá las siguientes facultades

a) Ceder terrenos edificables y derechos de superficies sobra los mismos. b] Intervenir la parcelación. c) Exigir a los propietarios que edifiquen en plazos determinados. d) Imponer la enajenación cuando no se edificaren en e! tiempo o forma previstos. e) Prohibir los usos que no se ajustaren a los Planes. f) Intervenir en la construcción y uso de las fincas. g) Promover la posibilidad de que se faciliten a los propietarios los medios precisos para cumplir las obligaciones impuestas por esta Ley. 5. Las mencionadas facultades tendrán carácter enunciativo w no limitativo, y la competencia urbanística comprenderá cuantas

otras fueren congruentes con la misma, para ser ejercidas con arreglo a la presente ley.

Art. 4. 1. La gestión urbanística podrá encomendarse a Organos de carácter público, a la iniciativa privada y a Entidades mixtas (3).

2. La gestión pública suscitará, en la medida más amplia posible, la iniciativa privada y la sustituirá, cuando ésta no alcanzare a cumplir los objetivos necesarios, con las compensaciones que esta Ley establece. En la formulación, tramitación y gestión del planeamiento urbanístico, los Organos competentes deberán asegurar la mayor participación de los interesados y en particular los derechos de iniciativa e información por parte de las Corporaciones, Asociaciones y particulares (4).

Art. 5. 1. Sin perjuicio de fa competencia que la presente Ley atribuye al Consejo de Ministres, la actividad urbanística se desarrollará bajo la dirección del Ministerio de la Vivienda.

2. Funcionarán en dicho Departamento ministerial la Comisión Central de Urbanismo, la Dirección General de Urbanismo, las Comisiones provinciales de Urbanismo y los demás Organismos y Entidades que integran la Administración urbanística del Estado.

3. Los citados Organos especiales coordinarán sus respectivas atribuciones con las correspondientes a los distintos Ministerios (5).

4. Los Organos urbanísticos fomentarán !a acción de las Corporaciones Locales, cooperarán al ejercicio de la competencia que les confiere la ley de Régimen Local y se subrogarán en ella cuando no la ejercieren adecuadamente, o su cometido exceda de sus posibilidades (6).

TITULO I Planeamiento urbanístico del territorio

CAPITULO PRIMERO Clases de Planes de Ordenación

Art. fi. 1. El planeamiento urbanístico del territorio nacional se desarrollará a través de un Plan Nacional de Ordenación y de Planes Directores Territoriales de Coordinación, Planes Genera:os Municipales y Normas Complementarias y subsidiarias del planeamiento.

2. Los Planes Directores Territoriales de Coordinación podrán Tener ámbito supraprovincial, provincial o cornarcal (7).

3. Los Planes Generales Municipales se desarrollarán, según los casos, en Planes Parciales, Planes Especiales, Programas de ,Actuación Urbanística y Estudios de Detalle.

Art. 7. El Plan Nacional de Ordenación determinará las grandes Directrices de ordenación del territorio, en coordinación con !a planificación económica y social para el mayor bienestar de la población.

Art. 8. 1. Los Flanes Directores territoriales de Coordinación establecerán, de conformidad con los principios del Plan Nacional de Ordenación y de la Planificación Económica y Social (8) y

s exigencias de! desarrollo regional, !as directrices para la ordenación del territorio, el marco físico en que han de desarrollarse las previsiones da! Plan y el modelo territorial en que han de coordinarse los Planes y Normas a que afecte.

2. Los Planes contendrán las siguientes determinaciones:

a) El esquema para la distribución geográfica de los usos y actividades a que debe destinarse prioritariamente el suelo afectado.

b) El señalamiento de las áreas en que se hayan de establecer limitaciones por exigencias de la defensa nacional, teniendo en cuenta la legislación específica en la materia, o por otras razones de interés público (9).

c) Las mecidas de protección a adoptar en orden a la conservación del suelo, de tos demás recursos naturales y a la defensa, mejora, desarrollo o renovación del medio ambiente natural y del patrimonio histórico-artístico.

d) E! señalamiento y localización de las infraestructuras bási

(7) Véase el artículo 32 de la presenta ley. (*) Véanse los artículos 21 a 23 de lo ley del Plan de Desarrollo Económico y Social (transcritos en nota al artículo 3 de la presunta

(9) Véase la Ley 8!1975, de 12 de marzo ("BOE" núm. 63, de 14 de marzo). de zonas e instalaciones de interés para la defensa nacional.

ley DEL SUELO

cas relativas a las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas. al abastecimiento de agua, saneamiento, suministro de energía

otras análogas (10).

3. Los Planes Directores Territoriales de Coordinación comprenderán los estudios que justifiquen la elección del modelo territorial, los planos, normas y programas que requiera su realización y las bases técnicas y económicas para el desarrollo y ejecución del propio Plan.

Art. 9. 1. Las determinaciones de los Planes Directores Territoriales de Coordinación vincularán a la Administración y a los )articulares. Las acciones previstas en los mismos se llevarán a cabo por cada uno de los Departamentos ministeriales afectados en las materias de sus respectivas competencias con arreglo a las prescripciones establecidas en e! Decreto de su aprobación.

2. Las Corporaciones Locales cuyo territorio esté afectado, total o parcialmente, por un Plan Director Territorial de Coordinación, sin perjuicio de la inmediata entrada en vigor de éste. deberán promover en el plazo máximo de un año la correspondiente acomodación a sus determinaciones, mediante la oportuna revisión de sus respectivos Planes Generales municipales de Ordenación (11). En igual sentido se procederá a la acomodación de !as Normas Complementarias o Subsidiarias del Planteamiento, (12).

Art. 10. 1. Los Planes Generales Municipales de Ordenación, como instrumento de ordenación integral del territorio, abarcarán uno o varios términos municipales completos y clasificarán el suelo para el establecimiento del régimen jurídico correspondiente; definirán los elementos fundamentales de la estructura general adoptada para la ordenación urbanística del territorio y establecerán el programa para su desarrollo y ejecución, así como el plazo mínimo de su vigencia.

2. Cuando existan Planes Directores Territoriales de Coordinación los Planes Generales Municipales deberán redactarse teniendo en cuenta las determinaciones y directrices establecidas en aquellos de forma coordinada con las previsiones de fa planificación económica y social.

Art. 11. 1. Los Flanes Generales Municipales tienen por objeto específico, en el suelo urbano, completar su ordenación mediante la regulación detallada del uso de los terrenos y de la edificación; señalar la renovación o reforma interior que resultare procedente; definir aquellas partes de la estructura general del

plan correspondiente a esta ciase de terrenos y proponer (os programas y medidas concretas de actuación para su ejecución.

2. Los Planes Generales Municipales tienen por objeto específico, en el suelo urbanizable, definir los elementos fundamentales de la estructura general de la ordenación urbanística del territorio; establecer, según sus categorías, una regulación genérica de los diferentes usos globales y niveles de intensidad y fijar los programas de desarrollo a corto y medio plazo, referidos a un conjunto de actuaciones públicas y privadas.

Asimismo regularán la forma y condiciones con que podrán incorporarse al desarrollo urbano actuaciones no programadas mediante los correspondientes Programas de Actuación Urbanística para la realización de unidades urbanísticas integradas.

3. Los Planes Generales Municipales tienen por objeto específico, en el suelo no urbanizable, preservar dicho suelo del proceso de desarrollo urbano y establecer, en su caso, medidas de protección del territorio y del paisaje.

Art. 12. 1. Los Planes Generales Municipales de Ordenación contendrán las siguientes determinaciones de carácter general:

a) Clasificación del suelo can expresión de las superficies asignadas a cada uno de los tipos y categorías de suelo adoptados.

o) Estructura general y orgánica del territorio integrada por los elementos determinantes del desarrollo urbano y, en particular, las sistemas generales de comunicación y sus zonas de protección, los espacios libres destinados a parques públicos y zonas verdes en proporción no inferior a cinco metros cuadrados por habitante y el equipamiento comunitario y para centros públicos (13).

c) Programación en dos etapas de cuatro años del desarrollo del Plan en orden a coordinar las actuaciones e inversiones públicas y privadas, y de acuerdo con los planes y programas de los distintos Departamentos ministeriales (94).

d) Medidas para la protección del medio ambiente (15), conservación de la naturaleza y defensa del paisaje (16), elementos

natrurales y conjuntos urbanos e histórico-artísticos (17), de conformidad en su caso, con la legislación específica que sea de aplicación en cada supuesto. c) Señalamiento de las circunstancias con arreglo a las cua sea precedente, en su momento, la revisión del Plan, en funci?ñon da la población total y su índice de crecimiento, recursos, .pos e intensidad de ocupación y demás elementos que justificarán la clasificación del suelo inicialmente adoptada (18). 2. Además de las determinaciones de carácter general, los

planes generales deberán contener las siguientes: 2.1. En suelo urbano (19): a) Delimitación de su perímetro con señalamiento, en su caso, Je: ámbito de las operaciones de reforma interior que se esti necesarias (20). b) Asignación de usos pormenorizadas correspondientes a las Diferentes zonas. cJ Delimitación de los espacios libres y zonas verdes destinados a parques y jardines públicos y zonas deportivas de recreo expansión (21). d) Emplazamientos reservadas para templos, centras docen públicos o privados, asistenciales y sanitarios, y demás servicios de interés público y social. e) Trazado y características de la red vidria y previsión de aparcamientos con señalamiento de alineaciones y rasantes para a totalidad o parte de este suelo. f) Reglamentación detallada del uso pormenorizado, volumen condiciones higiénica-sanitarias de los terrenos y construcciones como de las características estéticas de la ordenación, de la edificación y de su entorno. g) Características y trazado de las galerías y redes de abaste

cimiento de agua, alcantarillado, energía eléctrica y de aquellos otros servicios que, en su caso, prevea e! Plan.

h) Evaluación económica de la implantación de los servicios

de la ejecución de las obras de urbanización.

En estas determinaciones se expresarán las que conserven, mo

difiquen y perfeccionen la ordenación existente. Las dotaciones ;!e los =portados ;:) y d) se establecerán en función de las carac

terísticas socio-económicas de la población y de acuerde, en todo caso, con la legislación específica sobre la materia.

2.2. En suelo urbanizado programado (22):

a) Desarrollo de los sistemas de !a estructura general de ordenación urbanística del territorio, con la precisión suficiente para permitir la redacción de Planes Parciales (23].

b) Fijación del aprovechamiento medio de la superficie total y, en su caso, por sectores en función de las intensidades y usos globales señalados a los terrenos no destinados a viales, parques y jardines públicos y demás servicios v dotaciones de interés general, homogeneizados según sus valores relativos.

c) Trazado de las redes fundamentales de abastecimiento de agua, alcantarillado, energía eléctrica, servicio telefónico y demás servicios que, en su caso, prevea el Plan.

d) División del territorio en sectores para el desarrollo en Planes Parciales.

El contenido del Plan General incorporará a esta categoría d suelo las determinaciones de Pian General contenidas, en su

caso, en !os llenes Parciales que respete.

2.3. En el suele urbanizable no programado (24):

a) Señalamiento de usos incompatibles con los previsto En las distintas clases de suelo y con la estructura general.

h? Establecimiento de las características técnicas y de 12s magnitudes mínimas que han de reunir las actuaciones en esta categoría de suelo, en función de los distintos usos, y !as dotaciones, servicios y equipamientos que les correspondan.

2.4. En e! suelo no urbanizable (2b), e! Plan General establecerá las medidas y condiciones que sean precisas para la conservación y protección de todos y cada uno de sus elementos naturales, bien sea suelo, flora, fauna o paisaje, a fin de evitar su degradación, y de las edificaciones y parajes que por sus característícas especiales lo aconsejen, con el ámbito de aplicación que en cada caso sea necesario.

3. Las determinaciones a que se hace referencia en este artículo se desarrollarán en los siguientes documentos, cuyo contenido y normas se fijarán reglamentar lamente:

a) Memoria y estudios complementarios.

b) Planos de información y de ordenación urbanística del territorio.

c) Normas urbanísticas. c!) Frograina de actuación. e) Estudio económico y financiero.

art. :3. ;. Los Planes Parciales de Ordenación tienen por objeo En el suelo clasificado como urb2nizable programado, desarrollar mediante la ordenación detallada de una parte de su am territorial, el Plan General y, en su caso, las Normas Com

plementarías y Subsidiarias del Planeamiento; y en el suelo clasificado como urbanizable no programado, el desarrollo de s Programas de Actuación Urbanística.

no podrán redactarse Planes Parciales sin Plan General previo

normas Complementarias y Subsidiarias del Planeamiento; y.

en ningún caso, podrán modificar las determinaciones de uno y

J

21. Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 75, les Planes

, ,. ciales de Ordenación contendrán estas determinaciones:

a:] Asignación de usos pormenorixados y delimitación de las

en en que se divide el territorio planeado por razón de aque

llos y, en su caso, la división en polígonos o unidades de actuaciçon (2't

h) Señalamiento de reservas de terrenos para parques y jar.

dines Públicos zonas deportivas públicas y de recreo y expansión en r -.orciór adecuada a las necesidades colectivas. La superficie des tinada a dichas reservas seta como mínimo de dieciocho

cho :n;tos cuadradas per viviendas o por ceda cien metros cuadrados edificación residencia! si no se hubiera fijado expre

amente el número de viviendas que se pudieran construir. Esta

ce. Ja no podrá ser inferior al diez por cieno de !a total super-:c.r

. .e ordenada cualquiera que sea el uso a yUe se destinen los terrenos y la di y habrá de establecerse con indopen'°n*!e dE las superficies destinadas en el Plan general a espa•:io* libres o zonas verdes para parques urbanos públicos (28).

c' Fijación de reservas de terrenos para centros culturales

docentes públicos y privados en la proporción mínima de diez

metros cu,3dre-,dos por vivienda o por cada cien metros cuadrados .c edificación residencia[ si no se hubiere determinado expre nte E! número de viviendas que se pudieran construir, agruJí)dos según los modulos necesarios pala formar unidades escoi*res completas (291.

d) Emplazamientos reservarlos para templos, centras as!sten

!ES y satinar i sanitarios y deis s s servicios de interés público y so

-') -•az, de y característica as de !a reo! de co; comunicaciones pro

s£ cl artículo C3-1 de la presente Ley.

2*) Téno_ass presento !o dis,3uest3 en !es artículos 117-2 . 113 de lo yente Ley.

pías del sector y de su enlace con el sistema general de comunicaciones previsto en el Plan General de Ordenación, con señalamiento de alineaciones, rasantes y zonas de protección de toda a red viaria, y previsión de apartamentos en la proporción mínima de una plaza por cada cien metros cuadrados de edificación (29 bis).

f) Características y trazado de las galerías y redes de abastecimiento de agua, alcantarillado, energía eléctrica y de aquellos otros servicios que, en su caso, prevea el plan.

g) Evaluación económica de la implantación de los servicios y de la ejecución de las obras de urbanización.

h) Plan de etapas para la ejecución de !as obras de urbanización y en su caso de la edificación (30).

3. Los Planes Parciales comprenderán los planes de información, incluido el catastral, y los estudios justificativos de sus determinaciones, así como los planes de proyecto, determinación de los servicios y ordenanzas reguladoras necesarias para su ejecución, y, en su caso, los que se fijen reglamentariamente.

Los niveles correspondientes a las reservas de suelo establecidas en el apartado d); las relaciones entre éstas y las correspondientes a los apartados b) y c), y la graduación de ambas, en las distintas unidades de población, se fijarán reglamentariarllente.

Art. 14. 1. Los Estudios de Detalle podrán formularse cuando fuere preciso para completar o, en su caso, adaptar determinaciones establecidas en los Planes Generales para el suelo urbano

en los Planes Parciales.

2. Su contenido tendrá por finalidad prever o reajustar, según los casos:

a) El señalamiento de alineaciones y rasantes; y/lo

b) La ordenación de los volúmenes de acuerdo con !as especificaciones del Plan.

3. Los Estudios de Detalle mantendrán las determinaciones fundamentales del Plan, sin alterar el aprovechamiento que corresponde a los terrenos comprendidos en el Estudio.

En ningún caso podrán ocasionar perjuicio ni alterar las condiciones de la ordenación de los predios colindantes.

4. También podrán formularse Estudies de Detalle cuando fueren precisos para completar el señalamiento da alineaciones y rasantes, respecto a las Normas Complementarias y Subsidiarias del Planteamiento (31).

5. Los Estudios de Detalle comprenderán !os documentos )us

tificativos de los extremos señaladas en el número 2.

Art. 'f5. 1. Los Proyectos de Urbanización son proyectos de :iras que tienen por finalidad llevar a la práctica los Planes Ge

erales Vlunicipales en el suelo urbano, los Planes Parciales y, ,n su caso, las Normas Complementarias y Subsidiarias del Plav--amiento. No podrán contener determinaciones sobre ordena

ón ni régimen del suelo y de la edificación, y deberán detallar

programar las obras que comprendan con la precisión necesaria :ara que puedan ser ejecutadas por técnica distinto del autor del proyecto.

?. Los Proyectos de Urbanización no podrán modificar las pre

isiones del Plan que desarrollan, sin perjuicio de que puedan Efectuar las adaptaciones exigidas por la ejecución material de as obras.

3. Los Proyectos de Urbanización comprenderán una Memovia descriptiva de las características de las obras, plano de situación 2n relación con el conjunto urbano y planos de proyecto r de detalle, mediciones, cuadros de precios, presupuesto y plie*o de condiciones de las obras y servicios.

Art. t&. 1. La ordenación y urbanización de terrenos clasificados como suelo urbanizable no programado se efectuará, de conícrmidad con el Plan General Municipal respectivo mediante Programa de Actuación Urbanística para la realización de unidades urbanísticas integradas (32).

2. Los Programas de Actuación Urbanística contendrán las siguientes determinaciones:

a) Desarrollo de los sistemas de la estructura general de la ordenación urbanística del territorio.

b) Señalamiento de usos y niveles de intensidad, con expres*ón del aprovechamiento medio en todo su ámbito.

c) Trazado de las redes fundamentales de abastecimiento de agua, alcantarillado, teléfonos, energía eléctrica, comunicaciones r demás servicios que se prevean.

d) División del territorio para e! desarrollo en etapas.

Estas determinaciones se completarán para cada etapa con los correspondientes Planes Parciales y los Proyectos de Urbanización. En las promociones privadas se incluirán además los programas de edificación.

3. Los Programas de Actuación Urbanística comprenderán los estudios y planos de información justificativos de sus determinaciones, incluidos e! análisis de su relación con las previsiones del Plan General Municipal y !os documentos y planos de ordenación ;: de proyecto necesarios para su ejecución.

Art. 17. 1. En desarrollo de las previsiones contenidas en las Pla nos Generales Municipales, en los Planes Directores Territo

ria!es de Coordinación o en las Normas Complementarias y Subsidiarias del Planeamiento deberán redactarse, si fuere necesario, Planes Especiales para la ordenación de recintos y conjuntos artísticos, protección del paisaje y de las vías de comunicación, conservación del medio rural en determinados lugares, reforma interior, saneamiento de poblaciones y cualesquiera otras finalidades análogas, sin que en ningún caso puedan sustituir a los Planes Generales Municipales como instrumentos de ordenación integral del territorio (33).

2. También podrán redactarse Pianos Especiales para la ejecución directa de obras correspondientes a la infraestructura del territorio o a los elementos determinantes del desarrollo urbano previstos en el número 2, párrafo d), de! articulo 3, y en el número 1, párrafo b), del artículo 12 (34).

3. Los Planes Especiales contendrán las determinaciones necesarias para el desarrollo del Plan Director Territorial de Coordinación o del Plan de Ordenación correspondiente; y, en su defecto, las propias de su naturaleza y finalidad, debidamente justificadas y desarrolladas en los estudies, planos y normas correspondientes (35).

(33) Por lo que respecta al planeamiento urbanístico de Centros y Zonas de Interés Turístico Nacional, véanse la Ley 197/1903, de 28 de diciembre ("BOE" núm. 313, de 31 de diciembre) y su Reglamento aprobado por Decreto 4297;1964, de 23 de diciembre ("BOE, núm. 14, de 16 de enero de 1965). Asimismo véase el Decreto 3787/1970. de 19 de diciembre ("BOE" número 15 de 18 de enero de 1971) sobre requisitos mínimos de infraestructura en los alojamientos turísticos. La disposición final 3.* de la Ley 19%1975, de 2 de mayo, de Reforma de la del Suelo de 12 de mayo de 1956, autorizaba al Gobierno para, en el plazo de un año, aprobar un texto refundido de la ley de Centros y Zonas de Interés Turístico, adaptado a la Ley del Suelo reformada.

En lo que se refiere a los planes generales de ordenación de playas. se regulan en el artículo 19 de la ley 28!1969. de 2 de abril ("BOE" núm. 101, de 28 de abril), sobre costas.

En cuanto al planeamiento urbanístico en los polos de promoción y desarrollo industrial, véase la ley 86/1965, de 17 de julio (•,80E" número 173, de 21 de julio); la ordenación territorial de dichos Polos se (levó a cabo per diversas disposiciones.

Por último, sobre ordenación de zonas limítrofes a los embalses, véase el Decreto 2495/1966, de 10 de septiembre ("BOE" núm, 242, de 10 de octubre).

Respecto de la vigencia de las disposiciones citadas, véase la tabla que figura al final de la presente Ley.

Ténganse en cuenta, asimismo, las disposiciones citadas en notas a los artículos siguientes.

E3,1) Véase el artículo 84 de esta Ley.

(35) El artículo 2-e) del Decreto 917/1967, de 20 de abril (aBOE" número 110, de 9 de mayo) prohibe la fijación de carteles, colocación de soportes, y, en general, toda manifestación de actividad publicitaria .en las áreas comprendidas en los planes especiales de los contenidos en los artículos 13 y siguientes de la ley de 12 de mayo de 1956 sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana, salvo en las cr,ndiciones

I,n nLL SOPLO

"r t. 1v. 1. La conservación y valoración del patrimonio histó;o y artístico de la Nación y bellezas naturales, en cuanto leo de planeamiento especia!, abarcará, entre otros, estos aspectos

a) Elementos naturales y urbanos cuyo conjunto contribuye a caracterizar e! panorama.

,) Plazas, calles y edificios de interés.

c) Jardines de carácter histórico, artístico o botánico.

d) Realce de construcciones significativas.

(:) Composición y detalle de los edificios situados en emplazamientos que deban ser objeto de medidas especiales de pro,cción.

¡) Uso y destino de edificaciones antiguas y modernas.

>. A !os efectos expresados pode podránç dictarse normas especiapara la conservación, restauración y mejora de los edificios elementos naturales y urbanísticos, previo informe, cuando

-ales normas tengan carácter nacional, de la Dirección General del Patrimonio Artístico y Cultural (35).

con los requisitos que en dichos planes se establezcan..." Conforme se establece en la Tabla de Vigencias que figura al fina! da la presente Ley, la referencia a los artículos 13 y siguientes de la Ley de .956 hay que entenderla a los artículos 17 y siguientes del presente texto. !m) Véanse la Ley de Protección del Patrimonio Artístico Nacional de 13 rae mayo de 1933 ("Gaceta" núm. 145, de 25 de mayo), el Regiamen

Art. 19. La protección del paisaje, para conservar determinados lugares o perspectivas del territorio nacional en cuanto constituye objeto de planeamiento especial, se referirá, entre otros, a estos aspectos (37):

a) bellezas naturales en su complejo panorámico o en perspectivas que convinieren al fomento del turismo (38).

b) Predios rústicos de pintoresca situación, amenidad, singularidad topográfica o recuerdo histórico (39).

c) Edificios aislados que se distinguen por su emplazamiento o belleza arquitectónica y parques y jardines destacados por la hermosura, disposición artística, trascendencia histórica o importancia de las especies botánicas que en ellos existan (40).

d) Perímetros edificados que formen un conjunto d^ valores tradicionales o estéticos (40).

Art. 20. La protección en el orden urbanístico de las vías de comunicación (41), en cuanto se refiera a la restricción del destino y del uso de los terrenos marginales, permitirá:

a) Dividir los terrenos en zonas de utilización, edificación, ;egetación y panorámicas.

b) Prohibir o limitar, de acuerdo con la legislación vigente, el acceso directo a las fincas desde la carretera.

c) Señalar distancias mínimas para la desembocadura de otras vías.

d) Disponer el retranqueo de las edificaciones como previsión de futuras ampliaciones y el establecimiento de calzadas de servicio.

e) Ordenar los estacionamientos y los lucrares de aprovisio* namiento y descanso.

f] Mantener y mejorar la estética de las vías y zonas adyacentes.

Art. 21. El planeamiento urbanístico especia! podrá afectar, con

fines de protección, a huertas, cultivos y espacios forestales. mediante restricciones de uso apropiadas para impedir su desaparición o alteración (42).

Art. 22. La mejora del medio urbano n rural y de los suburbios de las ciudades podrá ser objeto de Planes Especiales encaminados a estas finalidades (43):

a) Modificar el aspecto exterior de !as edificaciones, su carácter arquitectónico y su estado de conservación.

b) Alterar determinados elementos vegetales, jardines o arbolado.

c) Prohibir construcciones y usos perjudiciales.

d) Someter a normas urbanísticas e! acoplamiento de las edificaciones.

Art. 23. 1. Los Planes Especiales de reforma interior tienen por objeto la realización en suelo urbano, por las Entidades Locales competentes, de operaciones encaminadas a la descongestión, creación de dotaciones urbanísticas y equipamientos comunitarios, saneamiento de barrios insalubres, resolución de problemas de circulación o de estética y mejoro del medio a;nbiente o de los servicios públicos u oros fines análogos.

2. Los Planes Especiales de reforma interior contendrán las determinaciones y documentos adecuados a los objetivos perseguidos por los mismos, y corno mínimo !os que prevé el artícu¡0 13. salvo que alguno de ellos fuere innecesario por no guardar relación can la reforma.

3. Cuando se trate de operaciones de reforma interior no pro

vistes en e! Plan General, el Plan Especial no modificará la es,ructura fundamental de aquél, a cuyo efecto se acompañará además un estudio que justifique su necesidad o conveniencia, su coherencia con el Plan General y la incidencia sobre el mismo (44).

Art. 24. 1. Se conceptuarán como Planes y proyectos de saneamiento los que se refieran a obras en el suelo y subsuelo para mejorar las condiciones de salubridad, higiene y segur¡ dad (45),

2. Estos Planes y proyectos comprenderán las obras de abastecimiento de aguas potables, depuración y aprovechamiento de las residuales, instalación de alcantarillado, drenajes, fuentes, abrevaderos, lavaderos, recogida y tratamiento de basuras (46).

3. También se considerarán como Planes y proyectos de saneamiento urbano los de abastecimiento de aguas de edificios y establecimientos de servicio público pertenecientes al Estado. Municipio y Provincia, ya cuenten con instalación propia o se surtan de otras conducciones.

Art. 25. La protección a que los Planes Especiales se refieren, cuando se trata de conservar o mejorar monumentos, jardines, parques naturales o paisajes, requerirá la inclusión de los mismos en catálogos aprobados por el Ministerio de la Vivienda o la Comisión Provincial de Urbanismo, de oficio o a propuesta de otros órganos o particulares (47).

CAPITULO SEGUNDO Formación y aprobación de los :'lenes

SECCION PRIMERA/ACTOS PREPARATORIOS

Art. 26. Los Organismos públicos, los concesionarios de servicios públicos y los particulares prestarán su concurso a la redacción de Planes de Ordenación y, al efecto, facilitarán a las

!;corporaciones Locales, Comisiones Provinciales y Dirección Georal de Urbanismo los documentos e informaciones necesarios C48).

Art. 27. 1. Los Organos competentes para la aprobación inicial provisional de los Planes Generales Municipales, Parciales, Es,>eciales o Estudios de Detalle podrán acordar, por e! plazo má,imo de un año, la suspensión del otorgamiento de licencias de Parcelación de terrenos y edificación en sectores comprendidos en una zona determinada con el fin de estudiar el Plan o su reíorma. Dicho acuerdo habrá de publicarse en los Boletines oficia'es de la provincia o provincias afectadas y en uno de los diarios

e mayor difusión de cada una de ellas (49).

El expresado plazo será ampliable como máximo a otro año cuando, dentro de aquél, se hubiere completado el período de información pública previsto en el artículo 41. No será posible acordar nuevas suspensiones en la misma zona por idéntica finalidad hasta que transcurrieren cinco años, contados a partir dei término de la suspensión.

El acuerdo de ampliación del plazo se publicará en la forma prevista en el apartado anterior.

3. La aprobación inicial de un Plan o Programa o de su reforma determinará por sí sola la suspensión del otorgamiento de licencias para aquellas zonas del territorio objeto del planeamiento cuyas nuevas determinaciones supongan modificación del régimen urbanístico vigente. Los efectos de esta suspensión s2 extinguirán con la aprobación definitiva y, en todo caso, por el transcurso del plazo de dos años desde la aprobación inicial.

Con la publicación del acuerdo por el que se somete a información pública el Plan aprobado inicialmente se expresarán necesariamente las zonas del territorio objeto de planeamiento afectadas por la suspensión del otorgamiento de licencias.

4. Los peticionarios de licencias solicitadas con anterioridad a la publicación de la suspensión tendrán derecho a ser indemnizados dei coste oficial de los proyectos y a la devolución, en su caso, de las tasas municipales.

Art. 28. 1. Las Entidades y Organismos interesados podrán formular avances de Plan y anteproyectos parciales que sirvan de

(48) Véanse el artículo 52 de esta ley y el Decreto 1844/19,'4, de 20 de junio (=BOE. ,un,. 163, de 9 de julio), sobre obras subterráneas en suelo urbano.

(49) Véase el artículo 27 del Reglamento de Reparcelaciones (§ 2).

Sobre suspensión y restricciones de la edificación en Centros y Zonas declaradas de Interés Turístico, véanse los artículos 8 .o de la ley 197/1963, de 28 de diciembre ("BOE" núm. 313, de 31 de diciemhre) y 28 y 29 de su Reglamento aprobado por Decreto 4297!1964, de 23 de diciembre ("BOE" núm. 14, de 16 de enero de 1965), teniendo en cuenta lo que sobre ambas disposiciones establece la Tabla de Vigencias que figura a! final de esta Ley.

 

 

orientación a la redacción de los Planes sobre bases aceptadas en principio (50).

2. Los avances y anteproyectos se podrán remitir al Ayuntamiento, a la Comisión Provincial de Urbanismo o al Ministerio de la Vivienda sin información pública (51).

3. La aprobación sólo tendrá efectos administrativos internos preparatorios de la redacción de los Planes y proyectos definitivos.

SECCION SEGUNDA/COMPETENCIAS

Art. 29. El Plan Nacional de Ordenación será redactado por los Organismos públicos y privados y Entidades Locales que se determinen por Decreto, a propuesta de la presidencia de! Gobierno e iniciativa del Ministerio de la Vivienda. En todo caso será preceptiva en su redacción la participación de la Organización Sindical.

Art. 30. 1. Los Planes Directores Territoriales de Coordinación serán formulados por los Organismos o Entidades que, a propuesta del Ministro de la Vivienda y previo informe de la Comisión Central de Urbanismo, determine el Consejo de Ministros, el cual señalará, además, los Organismos o Entidades que hayan de intervenir en su elaboración, su ámbito territorial y el plazo en que han de quedar redactados. La propuesta del Ministerio de la Vivienda se efectuará por propia iniciativa o de otro Departamento ministerial, o a instancia de una Entidad Local o de una Entidad Urbanística especial competente.

2. Las Diputaciones Provinciales y Cabildos Insulares podrán redactar, por propia iniciativa o a petición de los Ayuntamientos respectivos, Planes Directores Territoriales de Coordinación cuando e! ámbito territorial de los mismos afecte a la totalidad o parte del respectivo territorio provincia! o insular.

3. En cualquier caso, en la elaboración de los Planes Directores Territoriales de Coordinación habrán de intervenir el Ministerio de la Vivienda y la autoridad u Organismo competente en la planificación del desarrollo, las Corporaciones y Entidades Locales o Entidades Urbanísticas especiales competentes afectadas que lo soliciten y la Organización Sindical.

Art. 31. 1. Los Planes Municipales serán formulados por los Ayuntamientos. No obstante, podrán éstos encomendar su formulación a la Comisión Provincial de Urbanismo o a la Diputación.

2. En todo caso, la redacción podrá encargarse a los técnicos de la Corporación o Comisión o a los que se designaren, libre

(50) Ovase la nota a! artículo 26 de esta Ley,

(S?) La referencia al Ministerio de la Vivienda no existía en la ley de 72 de mayo de 7956, después de su revisión por la de 2 de mayo de ti .

LEY DEL SUELO

ente o por concurso, entre facultativos competentes con título oficial español.

Art. 32. 1. Si las necesidades urbanísticas de un municipio ensebaren la extensión de su zona de influencia a otro u otros, i: defecto de acuerdo entre las Corporaciones afectadas, el Mi

:

stro de la Vivienda, cuando se tratare de municipios pertenevcntes a distintas provincias y la Comisión Provincial de Urba

I:mo, si pertenecieren a la misma, a instancia del municipio

a oficio podrán disponerla formación de un Plan de conjunto. é. Igual medida será aplicable cuando conviniere ordenar ur**nísticamente alguna comarca.

's. En ambos supuestos, el Ministro o la Comisión determi-:,rán la extensión territorial de los Planes, el Ayuntamiento u

;-,íanismo que hubiere de redactarles y !a proporción en que los

:nicipios afectados deben contribuir a los gastos.

Los Ayuntamientos comprendidos en el Plan asumirán las

obligaciones que de éste se derivaren.

. 33. 1. En el caso de que los Planes Municipales no se for,;;rt:n dentro de los plazos que señalan los artículos 36 y 37,

""ministro de la Vivienda podrá disponer que se redacten por Dirección General de Urbanismo, por la Comisión Provincial urbanismo o por la Diputación Provincial. Asimismo, la Corr Sión Provincial de Urbanismo podrá acordar que se redacten

*r !a propia Comisión o por la Diputación Provincial.

Los gastos de redacción de les Planes Municipales serán *n=ragados per las respectivas Entidades Locales, salvo circuns

c;as especiales y justificadas en expediente instruido al efecto.

Art, 34, 1. Los Planes Especiales podrán ser formulados por Entidades Locales, Entidades Urbanísticas especiales y Or;a;uos competentes en el orden urbanístico según esta Ley.

!.a formación de !os Planes Especiales a que se refiere el ar::*u'o 17.2 podrá realizarse por quienes tengan a su cargo la eie:;u,:i,ín directa de las obras correspondientes a la infraestrucc;.a: aje! territorio o a los elementos determinantes del desarrollo

' !-^s programas de Actuación Urbanística se formarán por

fas Ent;*l *,c!es Locales y, en su caso, por las urbanísticas compe

t°nte.s o por los adjudicatarios correspondientes, conforme a lo dispuesto en el Capítulo V! del Título III de la presente Ley.

Art. 35. 1. La competencia para aprobar definitivamente los Planes y proyectos correspondientes (53):

a) A las Cortes, el Plan Nacional de Ordenación.

b) Al Consejo de Ministros, los Planes Directores Territoriales de Coordinación.

c) Al Ministro de la Vivienda, los Pianos, Programas de Actuación Urbanística y Normas Complementarias y Subsidiarias del Planeamiento que se refieran a capitales de provincias o poblaciones demás de 50.000 habitantes y, en todo caso, los que afecten a varios municipios.

d) A las Comisiones Provinciales de Urbanismo, los Planes, Programas de Actuación Urbanística y Normas Complementarias `a Subsidiarias del Planeamiento, en los restantes casos y siempre la de los Proyectos de Urbanización.

e) A las Corporaciones Municipales competentes !os Estudios de Detalle, dando cuanta a la Comisión Provincia! de Urbanismo,

2. Cuando la iniciativa de los Planes Especiales se deba a Entidades Locales o Urbanísticas Especiales, su aprobación definitiva, corresponderá:

a) Si desarrollan un Plan General de Ordenación, a los Organos competentes para aprobar los Planas Parciales.

b) En los demás casos al f..hinisto de la Vi`.`ienr!a.

SECCIÓN TERCERA/PLAZOS

Art. 36. 1. Los Planes Generales Municipales de Grd*l*ación de capitales de provincia o poblaciones de más de cincuenta mil habitantes deberán ser formulados en el plazo que señale el Ministro de la Vivienda.

2. Los Planes Generales de Ordenación de los demás municipios se redactarán en los plazos que fijen el Ministro de la Vivienda o las Comisiones Provinciales de Urbanismo.

Art. 37. Los Planes Parciales se formarán en los plazos previstos en el Plan General, en el Programa de Actuación Urbanística, en su caso, o en los plazos que determinaren el Ministro de la Vivienda o la Comisión Provincial de Urbanismo.

Art. 38. Los Proyectos de Urbanización se redactaren con la antelación necesaria para que las obras a que se refieren puedan realizarse de acuerdo con ¡os plazos previstos en el correspondiente programa de actuación.

(53) La aprobación de los Planes de Ordenación Territorial Urbana en los Centros y Zonas de Interés Turístico Nacional corresponde al Consejo de Ministros, a propuesta del de Información y Turismo, conforme disponen los articules 13, 15 y 16 de la Ley 197/1963, de 28 de diciembre, y 11, 47, 48 y 57 de su Reglamento aprobado por Decreto 4297/ 964, de 23 de diciembre. Téngase en cuenta lo establecido en la Tabla de Vigencias que figura al final de esta Ley, respecto de ambas disposiciones.

LE)' DEL SUELO

SECCIÓN CUARTA/PROCEDIMIENTO (54)

4.¡.z. 33. 1. El Ministro de la Vivienda someterá los Planes Di

_tores Territoriales de Coordinación al trámite de información

**a e informe de las Corporaciones Locales a cuyo territorio

a`'ec t:.rert, previsto en el artículo 41 de esta Ley, así como a

informe de los Departamentos ministeriales que no hayan inter

enido en su elaboración y a Ius que pueda interesar por razón

:: con, petencia. Estos últimos se entenderán favorables si no

- emiten en el plazo de dos meses. aprobación de los Planes Directores Territoriales de

coordin na*íón corresponde al Consejo de Ministros a propuesta

del r`.1ini_-.,tro de la Vivienda, previo informe de !a Comisión Cen

Art. 40. 1. Los Planes Generales Municipales de Ordenación se tramitarán de acuerdo con el procedimiento establecido en el artículo 41 de esta ley, con las especialidades siguientes:

a) La aprobación inicial y provisional compete al Ayuntamiento cuando se refieran a un único municipio y a la Diputación Provincial correspondiente cuando se e atiendan a más de un término municipal.

b) La aprobación definitiva de los Planes de capitales dj provincia y de poblaciones de más de 50.000 habitantes compete al Ministro de la Vivienda, previo informe de la Comisión Central de Urbanismo y de la Diputación y de la Comisión Provincial de Urbanismo correspondientes, informes que se entenderán favorables si no se emiten en el plazo de un mes.

2. Los Estudios de Detalle se tramitarán de acuerdo con el procedimiento establecido en el artículo 41, si bien con la modificación respecto a lo dispuesto en sus números 2 y 3 de que la Corporación Municipal competente, en vista dei resultado de la información pública, lo aprobará definitivamente con las modificaciones que procedieren y dará cuenta de la misma a la Comisión Provincial de Urbanismo.

Art. 41. 1. Aprobado inicialmente el Plan Parcial, Programa de Actuación Urbanística o Proyecto de Urbanización por la Corporación u Organismo que lo hubiese redactado, éste lo someterá a información pública durante un mes (55), y transcurrido el plazo, si se tratare de Planes, Programas o Proyectos no redactados por el Ayuntamiento respectivo, se abrirá otro período de igual duración para dar audiencia a las Corporaciones Locales a cuyo territorio afectaren.

2. La Corporación u Organismo que hubiere aprobado inicialmente el Plan, Programa o Proyecto en vista del resultado de la información pública lo aprobará provisionalmente con las modificaciones que procedieren y lo someterá a la Autoridad u Or

(55) A tenor de las instrucciones dictadas por Orden de 20 de enero de 1971 ("g, O. del Ministerio de Hacienda'. núm, 5 de 4 de febrero), las Delegaciones de Hacienda deberán informar ala Dirección General del Patrimonio del Estado del sometimiento a información pública de todo plan o proyecto urbanístico =que afecte, de cualquier forma, a las condiciones de aprovechamiento, tanto actuales como futuras, de bienes del Estado, incluso de aquellos con respecto a los cuales se hayan iniciado, simplemente, actuaciones investigadoras". Cuando se trate de bienes demaniales, informarán, igualmente, al Departamento al que estuvieren afectados u Organismo autónomo que los tuviere adscritos, "recordándoles que el ejercicio de las competencias demaniales es de su incumbencia, conforme a lo dispuesto en el artículo 116 de la vigente Ley del Patrimonio del Estado. Por la Dirección General del Patrimonio del Estado se formulará, en su caso, la oposición ala aprobación del plan o proyecto, que se cursará, al órgano urbanístico competente, a troves de la Delegación de Hacienda; o bien, respecto de los bienes demaniales, se sugerirá dicha actuación al Departamento u Organismo autónomo correspondiente.

ción definitiva no la otorgare, señalará las deficiencias de orden técnico y subsiguientes modificaciones que procediere introducir para que, subsanadas por ia Corporación u Organismo que hubiere efectuado ia aprobación provisional, se eleve de nuevo a dicha aprobación definitiva, salvo que hubiere sido relevada de hacerlo por la escasa importancia de las rectificaciones (57).

Art. 42. Las Normas y ordenanzas sobre uso dei suelo y edificación, y los catálogos a que se refiere el artículo 25, se formarán coa arreglo al procedimiento que para los Planes y proyectos sei-iaia el artículo precedente (58).

Art. 43. 1. Los Planes Especiales se tramitarán de acuerdo con al ;,°-,cedimiento establecido en e! artículo 41 de esta Ley.

Cuando se formulen a iniciativa de Entidades locales o !irt;;aísticas Especiales, antes de su aprobación definitiva serán :sometidos a informe de los Departamentos Minist.-^.riales y deinJs Organismos que resultaren afectados.

3. Cuando se tratare de Planas Especiales definidos en el r:apftu!o I de esto Título, cuya finalidad fuere mejorar las condkiones urbanísticas y especialmente las es:ti.,as de les pueblos de una comarca o ruta turística (59), y que no correspondiere en el planteamiento mcd!ficación de alineaciones ni supusieren destrucción de edificos, la tramitación se reducirá a la aprobación previa por el (ministro de la Vivionda o por la Comisión ?:ovincial de Ur::ar:a,*o, información pública durante 15 días en capital .., !a provincia, comunicación a los Ayuntamientos atectados y aprobación definitiva de les citados Organos.

Art. 4,1 Les acuerdos dei Consejo de Ministros, Ministro de la Vivienda o Ccinis!ón Provincial de Urbanismo, aprobatorios de ?lanas, Programas de Actuación, Normas Complementarias y Subsidiarias, Estu'aios, proyectos o normas, ordenanzas o catálogos, se pri,D!icarán en el <.Boletín Oficial del Estado" o en el de la respectiva provincia.

crG'CION QUINTA//IGENOIA Y REVISIO'N DE LOS PLANES

Art. 45. Los Panes de Ordenación y !os Proyectos ce Urbanización tendrán vigencia indefinida (60).

;. 46. La actualización del Plan Nacional de Ordenación y su :: urdancia con los sucesivos Planes de desarrollo económico socia! podrá !levarse a cabo por el Gobierno en la forma que *;nngan las respectivas leyes que los aprueben.

•. 47. 1 Los Planes Generales Municipales de Ordenación se -, aran en e! plazo que en los mismos se señale y, en todo ^. cuando se presenten las circunstancias que se establecen

apígrafe e) del número 1 del artículo 12.

Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 9, número 2,

;10 las circunstancias io exigieren, el Ministro de la Vivien;,revio informe de la Comisión Central de Urbanismo, podrá

.:r la revisión de los Planes Generales de Ordenación, pre-

,:cüencia de las Entidades Locales afectadas, o acordarla a r :;:cia de las mismas o de a* s Entidades Urbanísticas especia-

áe los Uepartamentus ministeriales interesados (61).

s. :-". 1. Los Aventamientos revisarán cada cuatro años e!

;-.in de actuacién contenido en e' Plan Genera! (62).

i como consecuencia de esta revisión sv .L,dificase e! ,;gasificado como urbanizable programado, ¡a visión del drama, se completará con las determinaciones y documentos para el citado suelo y se sujetará alas disposiciones *r

indas para !a formación de !os Planes, conforme a lo dis!•ato en el artículo sigiuiente.

*c. 40. 1. Las modificaciones dc cualquiera de ics elementos *a

Pianos. proyectos programas, normas y ordenanzas se arár: a las mismas disposiciones enunciadas para su for*ún.

Sin embargo, cuando la modificación tendiera a incrementar 1,luman edificable de una zona, se requerirá para aprobarla la ,, aón de los mayores espacios libres que requiera el aumen<.'_* la densidad de población y e! voto fc;vorable d2 dos ter°; c!e los miembros de la Corporación y de !a :':omisión que *:e!'•vn de acordar la aprobación inicial, provisional y definitiva.

El mismo quórum se precisará cuando la modificación sust':r° oposición del 25 por tOC de los prooietaríos del sector ,ado o de los de I;.s fincas emplazadas frene al mismo.

!,sv. 50. Si la modificación de los Planes, Normas Complementav Subsidiarias y Programas de Actuaciones tuviere por objeto osifarerra zonificación o uso urbanístico de las zonas verdes : :.;,ar.;es libres previstos en e! Plan, deberá ser arrobada por 't*unsejo .de Ministros, previos los informes fa' orabies del Conde Estado y del Ministro de la Vivienda y acuerdos de la

Corporación Local interesada adoptados con el quórum del artículo 303 de la Ley de Régimen Loca.

Art. 51. 1. El Consejo de Ministros por Decreto, a propuesta del Ministro de la Vivienda, o, en su caso, a propuesta de éste y del titular o titulares de otros Departamentos interesados, y previo informe de la Comisión Centra! de Urbanismo y audiencia de las Entidades Locales interesadas, podrá suspender la vigencia de los Planes a que se refiere esta ley, en la forma, plazos y efectos señalados en e! artículo 27, en todo o en parte de su ámbito, para acordar su revisión. En tanto no se apruebe el Plan revisado, se dictarán Normas Complementarias y Subsidiarias del Planeamiento en el plazo máximo de seis meses a partir del acuerdo de suspensión (63).

2. El Plan Nacional de Ordenación solamente podrá quedar en suspenso en la forma en que se disponga en su propia Ley o

en las aprobatorias de los Planes de Desarrollo.

SECCICIV SEXTA/INICIATIVA Y COLABORACION PARTICULAR

Art. 52. 1. Las personas privadas podrán formar Planes Municipales, Especiales y Proyectos de Urbanización.

2. Si hubieren obtenido la previa autorización dei Ayuntamiento, lee seran facilitados par los Organismos públicos cuantos elementos informativos precisaren para llevar a cabo la redacción y podrán efectuar en fincas particulares las ocupaciones necesarias para la redacción del Plan con arreglo a la Ley de Expropiación Forzosa (64).

Art. 53. 1. Los Planes y proyectos redactados por particulares deberán contener los documentos que para cada ciase indica el Capítulo primera.

2. Guarida se refieran a urbanizaciones de iniciativa particular, se habrán de consignar además los siguientes datos (65):

a) Memoria justificativa de la necesidad o conveniencia de la urbanización.

b) Nombre, apellidas y dirección de ¡os propietarios afectados.

c) Modo de ejecución de fas obras de urbanización y previsión sobre la futura conservación de las mismas.

d) Compromisos que se hui,eren de contraer entre e! urbanizac!ar y el Ayuntamiento, y entre aquél y los futuros propietarios de salares (66).

(63) En tanto mantenga -u vigencia, véase el artículo 3-1-h) de la Ley 52/1962, de 21 de julio (§4). (64) Artículos 108 y 1t0 de la Ley de 16 de diciembre de tS54 y 126 de su Reglamento de 26 de abril de 1957. (65) Véase el artículo 20 del Reglamento de Reparcela cíanos (§ 2).

(66) Véanse los artículos 62 y 234 de la presente Ley.

41 LE) uu •m:.a § 1

'úarantías del exacta cumplimiento de dichos compromi-

económicos de toda índole.

kr:, *l, 1. Los planes y proyectos se elevarán al Ayuntamientr, *:rún tramitados conforme a lo previste en la Sección cuarta c- :* citación personal para la información pública de los propie:<:;ics de los terrenos comprendidos en aquéllos.

cfectaren a varios municipios, se presentarán en la Dipu,ac sil a'rovincial y seguirán el procedimiento a que se refiere e) n*;--r:anteriar (07).

LI acto de aprobación podrá imponer las condiciones, moiar a2;-!os y plazas que fueren convenientes (68).

CAPITULO TERCERO

Efectos de la aprobación de tos Planes

SECCION PRIMERA/PUBLICIDAD, EJECUTOR!EDAD Y OBLIGATORIEDAD

Art- 55. 1. Las Planes, Normas Complementarias y Subsidia. a;s; Programas de Actuación Urbanística, Estudios de Detalle y *::ro•, e saos, con sus normas, ordenanzas y catálogos, serán pú.:I.-c:s, y cualquier persona podrá en todo momento consultarlos e informarse de los mismos en el Ayuntamiento del término a que se refieran.

2 Todo administrador tendrá derecho a que el Ayuntamiento .e inferrne por escrito, en el plazo de un mes a cantar de la s,:ica:.*d, del régimen urbanístico aplicable a una finca o secí.`)r (6J1.

,. L.a publicidad relativa a urbanizaciones de iniciativa particu-

^',erá expresar la fecha de aprobación del correspondiente r,I*n* y no podrá contener indicación alguna en pugna con sus Cláusulas (70).

Art. 56. Los Planes. Normas Complementarias y Subsidiarias, ":mamas de Actuación Urbanística, Estudios de Detalle, proYrrtes, normas, ordenanzas y Catálogos serán inmediatamente

i'S-) El párrafo 2 del artículo 42 de la Ley de 12 de mayo de 1956, r' e ^c, fue modificado por la de 2 de mayo de 1975, establecía:

- Si afectaren a varios Municipios, se presentarán en la Comisión `,,:ial de Urbanismo y seguirán el procedimiento establecido para pianos formados por dicho Organismo.,,

J*'éanse los artículos 32 y 41 de la presente Ley y las disposiciones ,`-nscntas en notas a éste último.

Véase lo dispuesto en el artículo 41-2 de esta Ley sobre aproh•.-ión definitiva de planes y proyectos y téngase en cuenta lo prece;:tuado en los artículos 55-3 y 62-2.

°i Véase el artículo 12 del Reglamento de Edificación Forzosa (§ 3).

"Ci Véase el artículo 62 de esta Ley.

Art. 57 LECISL.1C104 DEL SUELO 42

43 LEY m:. SUELO §

ejecutivos (71), una vez publicada su aprobación difinitiva y si se .:::*iicadas de carácter provisional, que (cabrán de demolerse

otorgase a reserva de la subsanación de deficiencias, mientras !: =*jc lo acordare ei Ayuntamiento, sin derecho a indemniza

y la autorización aceptada por el propietario deberá in^cri

no se efectuare (72), carecerán de ejecutoriedad en cuanto al sec- í3a!o las indicadas condiciones, en el Registro de la Pro

tor a que se refieran. i (75).

Art. 57. 1. Los particulares, al igual que la Administración, : F' arrendamiento y el derecho de superficie de los terrenos

quedarán obligados al cumplimiento de las disposiciones sobre * se refiere ei párrafo anterior, o de las construc^!ones pro

ordenación urbana contenidas en la presente Ley y en los Planes, vL:o!!2s que se levante en ellos, estarán excluidos del régimen

Programas de Actuación Urbanística, Estudios de Detalle, pro- e., •. ; al de arrendamientos rústicos y urbanos y, en todo caso,

yectos, normas y ordenanzas aprobadas con arreglo ala misma. f -e:: izarán automáticamente con la orden del Ayuntamiento acor

2. La aprobación de los Planes no limitará las facultades que ca'*.*.* !a demolición o desalojo para ejecutar los proyectos de

correspondan a los distintos Departamentos ministeriales para .*,n;=ación.

el ejercicio, de acuerdo con las previsiones del Plan, de sus com. ' ;,,*, La clasificación del suelo, y las limitaciones de toda

petencias, según la legislación aplicable por razón de la materia. `c'

Los Planes Sectoriales que estén en desacuerdo con un Plan '-J-`= cn el uso y aprovechamiento resultantes, impuestas por

Director Territorial de Coordinación deberán adaptarse a las di- !2>h'irnes, programas, normas, ordenanzas y catálogos, para la

rectrices contenidas en este último en el plazo señalado en el !'r')`F'=ción del paisaje urbano y rural se tendrán en cuenta para

número 2 del artículo 9. v_.;o-ar dicho suelo a efectos de toda clase de tributos.

3. Serán nulas de pleno derecho las reservas de dispensación A.,t. -r•-0, 1. Los edificios e instalaciones erigidos con anteriori

que se contuvieren en los Planes u ordenanzas, así como las :; la aprobación del Plan General o Parcial que resultaren

que con independencia de ellos se concedieren, c;s._:,^nformes con el mismo serán calificados cerro fuera de or

Art. 58. 1. La obligatoriedad de observancia de los Planes com

portará las siguientes limitaciones: -. ',lo podrán realizarse en ellos obras de consolidación.

1.a El uso de los predios no podrá apartarse del destino pro- "v ',"rito de volumen, modernización o incremento de su valor

c:--- r:xpropiación, pero sí las pequeñas reparaciones que exigie

visto, ni cabrá efectuar en ellos explotaciones de yacimientos, re !a higiene, ornato y conservación del inmueble.

fijación de carteles de propaganda, movimientos de tierra, cortas Sin embargo, en casos excepcionales podrán autorizarse

de arbolado o cualquier otro uso análogo en pugna con su cali- c;t*<,; parciales y circunstancias de consolidación cuando no es

ficación urbanística, su legislación especial o de modo distinto tw,-iare prevista la expropiación o demolición de la finca en el

al regulado en el Plan, w!yzde quince años, a contar de la fecha en que se preten

2.° Las nuevas construcciones se ajustarán a la ordenación c'!^sc• realizarlas (76).

aprobada (73). *. Cuando la disconformidad con el plan no impida la edifi-

3.a Cuando el descubrimiento de usos no previstos al apro- rr;i ',;-, en el mismo solar que ocupa el edificio, el propietario

bar los Planes fuese de tal importancia que alterare sustancial- p:.:ürá demolerlo sometiéndose al Plan de ordenación, y se en

monte el destino del suelo, se procederá a la revisión de aqué- tenderá comprendido el caso dentro del número 2 del artículo 68,

Ilos, de oficio o a instancia de parte, para ajustarlos a la nueva Sec cidra 3 ° del Capítulo VIII de la Ley de Arrendamientos Urba

situación (74). r!(5 (77), o normas que lo sustituyan, sin que sea exigible el

2. No obstante, si no hubieren de dificultar la ejecución de `, __ __

los Planes, podrán autorizarse sobre los terrenos, previo informe j us) Véanse los artículos 84, 137 y 221 de esta Ley y el 5-5-d) del

favorable de la Comisión Provincia] de Urbanismo, usos U obras Renlamento de Edificación Forzosa y Registro Municipal de Solares (§ 3).

compromiso de edificar una tercera parte más de las viviendas cuando lo prohiba el citado Plan (78).

Art. 67. 1. Cuando, aprobado un Plan, resultaren industrias emplazadas en zona no adecuada, las edificaciones y sus instalaciones quedarán sujetas a las limitaciones del artículo anterior, con las tolerancias que de modo general se prevean en las normas urbanísticas o en las ordenanzas de edificaciones (79).

2. Las limitaciones se comunicarán ala Delegación provincial de industria, para los efectos consiguientes.

Art. 62. 1. El que enajenare terrenos no susceptibles de edificación según el Plan, o edificios e industrias fuera de ordenación deberá hacer constar expresamente estas calificaciones en el correspondiente título de enajenación.

2. En las enajenaciones de terrenos de urbanizaciones de iniciativa particular, deberá hacerse constar la fecha del acto de aprobación de la misma y las cláusulas que se refieran a la disposición de las parcelas y compromisos con los adquirentes (80).

3. En los actos de enajenación de terrenos en proceso de urbanización, deberán consignarse los compromisos que el propietario hubiere asumido en orden a ia misma, y cuyo cumplimiento esté pendiente.

que la nueva finca cuente al menos con una tercera parte más del número de viviendas de que disponga aquélla, respetando, al propio tiempo, el número de locales de negocio si en el inmueble a derruir los hubiere. Y cuando la finca careciera de viviendas o las que existieran fueran dependencias del local o locales de negocio con que cuente, que se compromete a que la reedificada disponga de una o más viviendas susceptibles de ser utilizadas con independencia plena de los locales de negocio.

2.° Oue autorizada que sea por el Gobernador civil la demolición, y con un año de antelación por lo menos al día en que proyecta iniciarla, lo notifique en forma fehaciente a todos los arrendatarios del inmueble, bien lo sean de vivienda o de local de negocio, insertando copia literal de la mencionada autorización del Gobernador y la expresión de la techa en que han de ser iniciadas las respectivas obras.. (78) Véase el artículo 120-2-c) de la presente ley.

.. La infracción de cualquiera de estas disposiciones facultará ,:.;quirente para resolver el contrato, en el plazo de un año *. wntar de la ficha de su otorgamiento, y exigir la indemniz :c:on de los daños y perjuicios que se le hubieren irrogado.

*.1°, 6's. 1. Los Ayuntamientos podrán crear en la correspon-

t- ordenanza un documento acreditativo de las circunstancias

rústicas que concurran en las fincas comprendidas en el tér-

w municipal.

este documento se denominará Cédula urbanística de te-

0 o de edificio, según el carácter de ia finca a que se refie-

!os Ayuntamientos podrán exigirlo para la parcelación, edi-

cn y cualquier utilización de los predios.

Será obligatoria la creación de dicha Cédula para las fin-

r:,)*i*iiprendidas en polígonos en los que se aplique cualquiera

-gis sistemas de actuación señalados en esta Ley.

*St.GCION SEGUNDA/LEGITIMACION DE EXPROPIACIONES (81)

Art. 64. 1. La aprobación de Planes de ordenación urbana y de *ayf*nos de expropiación implicará la declaración de utilidad !ca de las obras y la necesidad de ocupación de los terrenos

créanse los artículos 85 de la Ley de Expropiación Forzosa de :i:= Diciembre de 1954 y 101 a 103 de su Reglamento de 26 de abril

*' J::creto 458/1972, de 24 de febrero ("BOE" núm. 54, de 3 de mar-

7`;: r;r:nte a tenor de la Tabla que figura al final de esta Ley, es-

N• - i;ulo 1 .o En la aplicación del sistema de expropiación por razones urbanísticas los órganos expropiantes podrán liberar de la misma, n.r:c*;.nte la imposición de las oportunas condiciones, a determinados !=le,- de propiedad privada o que tengan el carácter de patrimoniales, ^e *:or;formidad con lo dispuesto en el presente Decreto.

_ • La liberación podrá concederse a instancia de parte, cuando

- i .. cuenta del interés público y de la importancia de las obras de

-*ea *:zación o de las de edificación realizadas o en construcción, de

clanes o proyectos aprobados o en tramitación, o de otras circuns-

"*es que lo hagan aconsejable, el órgano expropiante estime opor-

*1cj 3 adopción de esta medida y ésta sea compatible con los intereses

*s que legitiman la actuación.

' ` ' ' Las solicitudes de liberación deberán formularse inicialmente c"rr.ntev el período de información pública del proyecto de delimitación v '-':,t:carse en igual período del correspondiente Plan de Ordenación.

; , s casos en que no se hubiera producido resolución administrativa

"egatoria con anterioridad.

t. Si el órgano expropiante estimase justificada la petición *IF liberación, señalará al propietario da los bienes afectados por la i'b*.:rc:;:;ón las' condiciones, términos y proporción en que el mismo ''rrr* ue vincularse a la gestión urbanística, mediante su contribución

r:ic,paci<ín en las cargas que la ordenación y urbanización com-

:a cesión de terrenos, y en su caso imposición de servidumbres

":ificación de los limites de las fincas sujetas a la expropiación

y edificios correspondientes a los fines da expropiación o impo.

sición de servidumbres (82).

2. Los beneficios de la expropiación podrán extenderse a las personas naturales o jurídicas subrogadas en las facultades del Estado o de las Corporaciones Locales para la ejecución de Planes u obras determinadas.

3. El procedimiento para determinar el valor de los terrenos será el señalado en la Ley de Expropiación Forzosa salvo lo dispuesto en el artículo 138 de esta Ley. Los criterios de valoración serán en todo caso los establecidos en la presente Ley.

y que se liberan. Se fijarán asimismo las garantías para el supuesto de incumplimiento.

2. A efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior, deberá tenerse en cuenta el principio de distribución equitativa de los beneficios y cargas derivados del planeamiento y de la urbanización que inspira la legislación urbanística. La determinación de las obligaciones y cargas podrá hacerse en forma estimada.

3. Una vez aceptadas por el propietario !as condiciones fijadas por el órgano expropiarte, se dictará la correspondiente resolución, que se publicará en el .Boletín Oficia! del Estado, Si esta •esoluc!ón se dictara con posterioridad al pago y ocupación de los bienes objeto de liberación, deberá acordarse la previa reversión de tales bienes a favor del titular de los mismos.

4. Si el órgano expropiarte no estimase justificada la liberación solicitada, comunicará al interesado la oportuna resolncióa.

Art. 5., El incumplimiento por parte de los propietarios da los bienes liberados de las obligaciones establecidas en la resolución liberatoria, dará lugar a que aquellas que tengan el carácter económico se puedan exigir por vía de apremio e, en su caso, a que el órgano e;cprcpiante pueda expropiar los bienes y derechos objeto de liberación, o recuperar los que hubieran revertido, en las condiciones dote minadas por la resolución liberatoria.

Art. 6 .- Se autoriza al Ministro de la Vivienda para dictar las disposiciones necesarias para el cumplimiento y ejecución del presente Decreto.

Disposición final

Quedan derogados el Decreto 2096/1959, de 26 de noviembre, sobre liberación de expropiaciones en los expedientes promovidos por razones urbanísticas, y cuantas disposiciones se opongan a lo dispuesto en el presente Decreto.

Disposiciones Transitorias

El régimen establecido en el presente Decreto será aplicable a los expedientes de expropiación que se hallen en trámite en la fecha de su publicación, siempre que no se hubiera procedido ala ocupación de los correspondientes bienes. Las solicitudes de liberación deberán presentarse ante el órgano expropiarte en el plazo de dos meses, contados a partir de la fecha de publicación del presente Decreto.

En el mismo plazo. !os que hubieran solicitado la liberación al amparo del Decreto 2096/1959, de 26 de noviembre, y opten por acogerse a lo dispuesto en el párrafo anterior, deberán manifestarlo así ante el órgano expropiarte. En todo caso será discrecional para éste acceder o no a la liberación..

. En los planes o proyectos se estimarán cemprendid *. nra los efectos expropiatorios, además de las superficies qu.: :,v=icen de ser materialmente ocupadas por las obras pre**;s*=.. ardas las que fueren necesarias para asegurar el pleno vale° . -emümiento de aquéllas.

considerarán superficies expropiables las zonas laterales r* infRrencia e incluso los sectores completos señalados en el -,

3. .;.:rán expropiables los terrenos y edificios destinados en el . a' establecimiento de servicios públicos o a la consta:,. v .: Je templos, mercados, centros culturales, docentes asis-

te:.:, _ y sanitarios, zonas deportivas y otros análogos con

fic_ Ucrativos.

r p: ra la regulación o formación de manzanas o espacios

**vniere suprimir algún patio, calle o plaza o porción

se expropiarán las fincas con fachada o luces directas . ;.iéllas, a solicitud de los propietarios.

Art. ..:*. En el caso de que los propietarios de inmuebles no re*!*v *: n las obras de adaptación requeridas por Planes, normas e ;- ,.-.:tus de carácter histórico o artístico, podrá expropiarse to:: , parcia!mente el edificio o sólo su fachada (83).

Art, "7. Los terrenos de cualquier case que se expropien por ra,: °.urbanísticas deberán ser destinados al fin específico que se *•ableciese en el Plan correspondiente.

Si ;:c pretendiese modificar su afectación o agotarse su vigencia ei Plan sin haberse cumplido el destino a que se afectaron, prr*,*:c:-irá la reversión de los terrenos con arreglo a lo dispuesto 8" ',Ley de Expropiación Forzosa (84).

Ar=. '8 1. Cuando para la ejecución de un Plan no fuere me-

la ° :a expropiación del dominio y bastare la constitución de

Ley de Expropiación Forzosa, mediante los requisitos que a continuación se expresan:

a) Autorización de la Comisión Provincial de Urbanismo.

b) No exceder la indemnización que procediere abonar de la mitad del importe de la que correspondería satisfacer por la expropiación absoluta.

'. Cuando hubieren de modificarse o suprimirse servidumbres privadas por estar en contradicción con las disposiciones del Plan, podrán expropiarse con arreglo al procedimiento de la citada Ley.

3. Los actos administrativos de constitución, modificación o extinción forzosa de servidumbre serán inscribibles en el Registro de la Propiedad, en la forma prevista para las actas de expropiación (85).

CAPITULO CUARTO Normas de Ordenación Complementarias y Subsidiarias del Planeamiento (86)

Art. 70. 1. El Ministerio de la Vivienda podrá dictar Normas Complementarias y Subsidiarias del Planeamiento.

2. Las Entidades Locales, las Comisiones Provinciales de Urbanismo y demás Organismos competentes para formular Planes Generales Municipales podrán redactar o proponer Normas de igual carácter para todo o parte del territorio sobre el que ejerzan su competencia, cuando las particulares caracerísticas de éste lo justifiquen.

3. En uno y otro caso, se tramitarán con arreglo al procedimiento establecido por el artículo 41, salvo que por razones de urgencia apreciadas por el Consejo de Ministros y previo informe favorable de la Comisión Central de Urbanismo, y oídas las Entidades Locales afectadas, el Ministro de la Vivienda acuerde su entrada en vigor sin necesidad de esa tramitación.

4. Dichas Normas se desarrollarán, en todo caso, dentro de los límites señalados por esta Ley para los Planes de ordenación (87) y contendrán, en su caso, los supuestos en cuya virtud sea procedente su revisión o sustitución por un Plan.

paisajíst!cos, históricos o culturales o para ia defensa de la fauna, la flora o el equilibrio ecológico (91).

Art. 81. 1. En los municipios que car ecieren de Plan General `.lunicípa! de Ordenación, ei territorio se clasificará en suelo urbano y suelo no urbanizable.

Constituirán e! suelo urbano les terrenos que por contar ion acceso rogado, abastecimiento de agua, evacuación de aguas

suministro de energía eléctrica o por estar comprendidos en áreas consolidadas por la edificación al menos en la mitad de

¡?') El Reglamento para la aplicación de la legislación sobre arrendamientos rústicos, aprobado por Decreto 745/1959, de 29 de abril (aBOE• número 109, de 7 de mayo), dispone:

Artículo 2.- 1. Se considerarán rústicas, a los efectos de este Reglamento, las fincas cuyo disfrute o aprovechamiento se ceda para una explotación agrícola, pecuaria o forestal, can inclusión de las construcciones o edificaciones en ellas enclavadas, a menos que éstas se exceptúen en el contrato. Se entenderá que las explotaciones san pecuarias o agrícolas si ambas concurren, según que el aprovechamiento a que predominantemente se dedica la finca sea de una u otra clase; si ninguno de los aprovechamientos fuera preponderante, la explotación ten clrá, a los efectos legales, el carácter agrícola.

2. No tendrán dicho carácter de finca rústica:

Prin;erc. Los soares edificables que estén enclavados total o parcialmente dentro de un núcleo urbano o en las zonas de ensanche o ex'ensióndel núcleo que estén afectadas por planes de ordenación aprobados legalmente. A estos efectos se entenderá por núcleo urbano la agrupación de casas separadas por calles, paseas, plazas o cualquiera otra vía pública.

Segundo. Las tierras que son accesorias de edificios destinados a habitación o explotaciones forestales, industriales o comerciales, sea cual fuere el lugar de su emplazamiento. Se entenderá, a los efectos de esta Ley, que las tierras son accesorias de un edificio cuando formen con él unidad material de finca y su valor sea igual o menor al de las edificaciones, presupuesta la inexistencia de éstas.

Tercero. Las tierras, dentro o fuera de las zonas y planes de ensanche de los poblaciones, cuando por su proximidad a éstas, a estaciones ferroviarias, carreteras, puertos y playas, tengan un valor en vena que duplique, por lo menos, el precia normal que en el mercado inmobiliario corresponda a las de su misma calidad y cultivo.

Se entenderá por tierras situadas fuera de las zonas o planes de ensanche de las poblaciones y próximas a éstas, a estaciones ferroviarias, carreteras, puertos, playas, aquellas que por aplicarse a fines distintos de los agrícolas, tales como mercantiles o industriales, recreativos, deportivos, turísticos, higiénicos, sanitarios u otros análogos, tengan un valor en venta superior a un duplo al que normalmente corresponda en el mercado inmobiliario a las de su misma calidad y cultivo situadas en la misma zona.

El concepto de la proximidad se apreciará, en caso de duda, discrecienalmente por los Juzgados y Tribunales.

Las condic1ioneS de excepción a que se contrae este precepto deberán referirse siempre al momento en que se intenta hacerlas valer.

Cuarto. Las tierras expropiadas por cumplimiento de la ley de 11 de mayo de 7920 para ejecutar el proyecto de instalación de la zona Franca de Barcelona, las cuales tienen el carácter de accesorios de las instalaciones establecidas en la misma... =

Lcl Ur L SI, T_p

uperficie se incluyan en un Proyecto de delimitación, que, ado por el Ayuntamiento con arreglo al artículo 41, será

'nado por la Comisión Provincial de Urbanismo, previo infor-

la Diputación Provincial.

Constituirán el suelo no urbanizable los demás espacios

aér;nino municipal.

ta:t 82. A los efectos de esta Ley, tendrán la consideración de ':res las superficies de suelo urbano aptas para la edificación

reúnan los siguientes requisitos (92):

Que estén urbanizadas con arreglo alas normas mínimas

;lecidas en cada caso por e! Plan, y si éste no existiere o no

z*ncr etare, se precisará que además de contar con los ser-

;s señalados en los artículos 78 y 81.2, la vía a que la par-

de frente tenga pavimentada la calzada y encintado de

S.

Que tengan señaladas alineaciones y rasantes si existiera

de ordenación.

•-. 83. 1. El suelo urbano, además de las limitaciones espe-

*j,s que le imponga el planeamiento, estará sujeto a la de no

•: ser edificado hasta que la respectiva parcela mereciera

a,;ificación de solar, salvo que se asegure la ejecución simul-

,:a de la urbanización y de la edificación mediante las garan-

: que reglamentariamente se determinen.

Sin embargo, podrán utilizarse construcciones destinadas

I-*s industriales, en las zonas permitidas, cuando la seguri-

salubridad y no contaminación quedaren suficientemente

,;idas y el propietario asumiera las obligaciones establecidas

^! párrafo 1 ° del apartado siguiente mediante inscripción en =' registro de la Propiedad (93).

Los propietarios del suelo urbano deberán (94):

Ceder gratuitamente a los Ayuntamientos respectivos los

r•clnos destinados a viales, parques, jardines públicos y centros - : Educación General Básica al servicio del polígono o unidad -,. actuación correspondiente.

'' Costear la urbanización.

_,' Edificar los solares cuando el Plan así lo estableciera dene del plazo que éste señale, o, en su defecto, en los plazos ::u'os en el Capítulo I del Título IV de la presente Ley.

-1. E! reparto equitativo de las cargas que se deriven de la -;icación de este artículo se efectuará a través de las repar¿lciones que procedan, conforme a lo establecido en los ar-

*u;os 97.2 y 117.3.

Véanse los artículos 96 y 154 y siguientes de esta Ley. s.*j Véase el artículo 221 de la presente Ley.

Art. 84. 1. El suelo urbanizable prograrnado estará sujeto a la limitación de no peder ser urbanizado hasta que se apruebe el correspondiente Plan Parcial. Entre tanto, no se podrán realizar en él obras o instalaciones salvo las que se hayan de ejecutar mediante la redacción de los Planes Especiales a que se refiere el artículo 17.2 y las de carácter provisional previstas en el artículo 58.2, ni podrán destinarse !os terrenos a usos o aproveci,amientos distintos de los que seña!e el Flan General.

2. A los efectos de la gestión urbanística, se determinará:

a) El aprovecharniento medio de la totalidad del suelo urbanizable programado y el de cada sector en que se divida el mismo.

b) El aprovechamiento de cada finca, refiriendo a su srtperficie el aprovechamiento medio del sector en que se encuentre enclavada, sin que tenga relevancia al respecto su calificación concreta en el Plan.

Cuando el aprovechamiento predio de un sector exceda al de la totalidad del suelo urbanizable programado, el exceso será de cesión obligatoria y gratuita, a los fines de compensación previstos en el número 4 de este artículo. El sobrante, si lo hubiere, se incorporará al Patrimonio Municipal del Suelo.

Si el aprovechamiento medio de un sector fuese inferior al de la totalidad del suelo urbanizable programado, se disminuirán proporciona! mente las cargas que implique la gestión urbanística, sufragando el resto e! Ayuntamiento u órgano urbanístico actuante.

3. Los propietarios del suelo urbanizable prograrr ado deberán:

a) Ceder obligatoria y gratuitamente a favor del Ayuntamiento o, en su caso, órgano urbanístico actuante, los terrenos que se destinen con carácter permanente a viales, parques y jardines públicos, zonas deportivas públicas y de recreo y expansión, centros culturales y docentes y demás servicios públicos necesarios.

b) Ceder obligatoria y gratuitamente e! 10 por 100 restante del aprovechamiento medio del sector en que se encuentre la finca (95).

c) Costear la urbanización.

d) Edificar los solares, cuando el Flan así lo establezca y en e! plazo que el mismo señale a, en su defecto, en los plazos fijados en el Capítulo I del Título IV de la presente Ley.

Los terrenos que, en virtud de este artículo, se incorporen al Patrimonio Municipal del Suelo se destinarán preferentemente a los fines previstos en los artículos 165 y 166 de esta Ley.

4 Cuando el aprovechamiento real de una finca, según la calificación establecida por el Plan General, no alcance el 90 por 100 del aprovechamiento que le corresponda, deberá compensarse, por adjudicación de terrenas edificables en áreas de

(95) Véase el artículo 125 de la presente Ley.

!ón y condiciones similares. Si este defecto fuere inferior 15 por 100 del correspondiente a la finca, la adyudicación

sL;stituirse, a criterio de la Admioistración come°,ente, por *.vdemmzación en metálico (96).

85. 1. En tanto no se aprueben Programas de Actuación

istica, los terrenos clasificados como suelo urbanizable no

*!mado estarán sujetos a las siguientes limitaciones, además ,s que resulten aplicables en virtud c!*: otras layes (97):

Deberán respetarse las incompatibilidades de usos se;ia-

en el Plan General.

vo se podrán realizar otras construcciones que las desti-

a explotaciones agrícolas que guarden relación con la na-

,a y destino de la finca y se ajusten en si! caso a los

o normas del Ministerio de Agricultura, así como la;

.I;icn es e instalaciones vinculadas a :a ejecución, entre-

;rnto y servicio de fas obras públicas. Sin embargo, podrán

;rse. siguiendo el procedimie.^;.o ; i,evisto 0o el altícu-

edificaciorles e insia!aciones de utilidad pública o in-

ocia) que hayan de emplazarse en el medio rural, así

c•diiicios aislados destinados a vivienda familiar en lugares

que no exista posibilidad de formacij!i de un núcleo d-

i- ícl;.

es tipos de las construcciones habrán de ser adecuados

;.*ndición aislada, conforme a las normas que el Plan es*a-

r,rledando prohibidas las edificaciones características de

---ias urbanas.

En las transferencias de propiedad, divisiones y segrega-

>. cfe terrenos rústicos no podrán eíect:_larse fraccionamien-

^ontra de lo dispuesto en la legislación agraria (08).

*robaro un Programa de Actuación Urbanística, se estará

!!--,).!esto en los números 2, 3 y 4 del artíct;lo anterior sin

o de las obligaciones, limitaciones y cargas adicionales en el Programa y en el acuerdo de a?roba-

Los terrenos que se clasifiquen como suelo no url:n el Plan General o por aplicación del artículo 81

a*.!jetos a las limitaciones que se establecen en el ar-

anterior.

_, espacios que por sus c_-racterísticas según el Plan

:!eo-,^,n ser objeto de una especial prote*:ci.n a los `

....a Ley, no podrán ser dedicados a utilizaciones que

impliquen transformación de su destino o naturaleza o lesionen el valor específico que se quiera proteger.

Art. 87. 1. La ordenación del uso de los terrenos y construcciones enunciada en los artíc tilos precedentes no conferirá derecho a los propietarios a exigir indemnización, por implicar meras limitaciones y deberes que definen el contenido normal de la propiedad según su calificación urbanística. Los afectados tendrán, no obstante, derecho a la distribución equitativa de los

ten-

- y cargas del planeamiento en los términos previstos cn la presente Ley (100).

2. La modificación o revisión de !a ordenación de los terrenos

construcciones establecida por los Planes Parciales, por los P!anes Especiales y por los Programas de Actuacion Urbanística sólo podrá dar lugar a indemnización si se produce antes de transcurrir los plazos previstos para la ejecución de los respectivos Planes o Programas, o transcurridos aquéllos si la ejecución no se hubiere llevado a efecto por causas imputables a la Aciministración.

3. Las ordenaciones que impusieran vinculaciones o limitaciones singulares que lleven consigo una restricción del aprovecha;niento urbanístico del suelo que no pueda ser objeto de Distribución equitativa entre los interesdos cpnferirán derecho e indemnización.

Art. 82. La enajenación de fincas no modificará la situación de su titular en orden a las limitaciones y debemos instituidos por esta Ley o impuestos, en virtud de la misma, por los actos de ejecución c'e sus preceptos y el adquiren:e que-dará subrogado en el lugar y puesto del anterior propietario en I.^s comoromisos que hubiere cor:traido con las Corporaciones públicas respecto a la urbanización y edificación (101).

CAPITULO I I Patrimonio municipal del suelo

Art. 89. 1. Los Ayuntamientos de capitales de provincia los c!e pob!aeión si perior a 50.000 habitantes, los que voluntariame!!te !o acuerden y !os demás que señalare el N,1inistro de la , constituir.-n su .respectivo P,,Uin;onio municipal del suelo.

2. Dicho Patrimonio tendr°! por finalidad ,prevenir, encauzar y dDsnr!,)iiar técnica y econó;nicamente !a c*pansión de las Pob!áciones, y se adscribirá a !a gestión urbanística para la inme-

dicte. .,• P¿,ración y enajenación de solares edificables y reserva de t- .. *.nr,s de futura utilización (102).

La adquisición de terrenos para constituir el Pa- verificará conforme al programa de actuación del

,•* ;,',;nic*pa! c!e Ordanación Urbana, si estuviera

Art.

,rim*

Plan

arlro!v .

2, odqui>ición de rerrencs para formar reservas de suelo

po,¡-, ra*!ar se mEd!ante expropiación, previa aprobación por

la ** :.ór* Provincial de Urbanismo do un proyecto integrado

por !lumia justificativa y plano de!imitador de la superficie

cor- ;ndiente (1C3)

ando resultaren incluidos en .^,' Pian bienes de propios,

que afectados a! P.-.rimonio municipal del suelo.

,•*o!umen patrimor*ie! se atemperará a las necesidades

del Genera! y a 'os medios economicos de cada Ayunta

roi:

I. Los *,.untaniientos que fuvie;an recon ocio un pe

-'o :,,fineneia *:nra °! planea!niento ,Irb¿,I"ízt:co podrán

-- Patrimon;o de suelo a !os términos municipales quu,

., -, :i.u (104).

a; aplicar la expropiación forzosa a territorio ajeno a'

•:;:ino mimicip^I sn precisará autorización del Rlinister o

";*rnación, previo informe del de la Vivienda.

155 de ia presente Ley y 21 del Re-

!_as enajena ciot;es ele terrenos del Patrimonio estarán

---das a la -onveniencia de edificarlos o al cumplimiento

C:eneral, dentro de !os plazos que, en :mo u otro case.

*'eren (105).

I o*l ingresos o-'tenidos por la gestión urbanística mera:ienaci^ n de t°°!-unos del Patrimonio se r!estinarán a la

*2mp!iacicn del mismo (106).

CAPITULO III

Parcelaciones y reparcelaciones (10?)

4. 1. Se considerará parcelación urbanatica !a división

ó,)ea o sucesiva de terrenos en des o más lotes cuando

• se e! artlen;o 191 de !a presente Ley.

é;mse los artícu!-^s "8-2 de esta Ley y 23 del Reglamento de

impliquen transformación de su destino o naturaleza o lesionen el valor específico que se quiera proteger.

Art. 87. 1. La ordenación del uso de los terrenos y construc. cienes enunciada en los artículos precedentes no conferirá derecho a los propietarios a exigir indemnización, por implicar meras limitaciones y deberes que definen el contenido normal de la propiedad según su calificación urbanística. Los afectados tendrán no obstante, derecho a la distribución equitativa de los ,:*iáficios y cargas del planeamiento en los términos previstos en la presente Ley (100).

2. La modificación o revisión de la ordenación de los terrenos

construcciones establecida por los Flanes Parciales, por los Panes Especiales y por los Programas de Actuación Urbanística sólo podrá dar lugar a indemnización si se produce antes de transcurrir los plazos previstos para la ejecución de los respectivos Planes o Programas, o transcurridos aquéllos si la ejecución no se hubiere llevado a efecio por causas imputables a la Administración.

3. Las ordenaciones que impusieran vinculaciones o limitaciones singulares que lleven consigo una restricción del aprovechamiento urbanístico del suelo que no pueda ser objeto de aistribución equitativa entre los interesados conferirán derecho e indemnización.

Art. sú. La enajenación de fincas no modificará la sirr,:ación de su titular en orden a los limitaciones y deberes instituidos por

esta Ley o impuestos, en virtud de la misma, per los actos de ejecución c'° sus preceptos y el adquiren:e quedará subrogado

en el lugar y !;:esto del anterior propietario en L_^s compromisos

que hubiere contra ido con las Corporaciones públicas respecto a la urbanización y edificación (101).

CAPITULO 11 Patrimonio municipal del suelo

Art. 89. 1. Los Ayuntamientos de capitales de provincia, los r!P ¡',O'-'a*ión st!perior a 50.000 habitantes, los que voluntariament=e io acuerden y los demás que señalare el P,4inistro de la `;'ia=iend=, constituirán su respectivo Pat; in;onio municipal del suelo.

2. Dicho Patrimonio tendrá por fina lidad prevenir, encauzar )' desar,:oiar técnica y ecorió;nicamente la e*;aansián de las pouiu*cior.es, y se adscribirá a !a gestión urbanística para la inme-

1700) Artículo 97-2 de la misma.

dieta :-*:=Paración y enajenación de solares edificables y reserva de t< .:nos de futura utilización (102).

La adquisición de terrenos para constituir el Pa-- verificará conforme al programa de actuación del _-_!* ,.,'::nir:*pa! de Ordenación Urbana, si estuviera

Art.

,rir:".

Plan

a(?ro'

2, adqui>ición de terrenos para formar reservas de suelo

po;v, airar se mECi!ante expropiación, previa aprobación por

!a ** ;:ór* Provincia¡ de Urbanismo de un proyecto integrado

por noria justificativa y plana delimitador de la superficie

_ endiente (1031.

ando resaltaren incluidos en e! Plan bienes de propios,

quo * afectados af F:;;r!monio municipal del suelo.

,,n;umen patr¡.,ie*-,;o; se atc;rpe.rará a las necesidades

dei . CenGra! y a !*,s medios economicos de cada Ayunta-

I. Los A.,*ntamientos que tuvie:an rcconar:i*o un pe!i:fluen.^ia r;nra e! planeamiento urbe I"íst:co podrán Patrimon;o de suelo a !os términos munic!pales quo

cla'(104;. aplicar la expropiación forzosa a terraorio ajeno a:

r;;-,ino niunic:

pni se precisará autorización del Minister o

r.ernación, previo informe del de la Vivienda.

Las enajena*ic;;es cíe terrenos del Patrimonio estarán d_,s a la conveniencia de edificarlos o al cumplimiento

1 C>eneral, dentro de los plazos que, sn uno u ogro pase.

*'aren (105).

l _w ingresos obtenidos por la gestión urbanística me-n de te*!-anos del Patrimonio se r!estinarán a la

*ci:^rt y 2mp!iación del mismo (106).

CAPITULO III

Parcelaciones y reparcelaciones (10?)

:4. 1. Se considerará parcelación urbanística la división :á*Eia o sucesiva de terrenos en dos o más lotes cuando

' e e! a!tícn!o 191 de !a presente Ley.

cnse los articules 758-2 de esta Ley y 23 del Reglamento de

*:!:n Forzosa y Registro Municipal de Solares (§ 3). e el artículo 3?- c!e esta Ley. Artícu!os 105 a 170 de la presente Ley y 29 del Reglamento 'ificación Forzosa (§3). Véase el artículo 192-2-c) de esta Ley.

F! Reglamento de Reparce!nciones de Suelo afectado por Planes

•dpnar,;ón Urbana se aprohh por Decreto 1006/1966; de 7 de abril

Art. 95 LEGISLdCIO DEI- SUELO 60

pueda dar lugar ala constitución de un núcleo de población, en la forma en que éste se defina reglamentariamente.

2. Se considerará ilegal, a efectos urbanísticos, toda parcelación que sea contraria a lo establecido en el Plan, Programa o Norma urbanística que le sea de aplicación o que infrinja lo dispuesto en el artículo 96 de esta Ley.

Art. 95. 1. Serán indivisibles (108):

a) Las parcela determinadas como mínimas en el correspondiente Plan o Norma, a fin de constituir fincas independientes.

b) Las parcelas cuyas dimensiones sean iguales o menores a las determinadas como mínimas en el Plan, salvo si los lotes resultantes se adquieran simultáneamente por los propietarios de terrenos colindantes, con el fin de agruparlos y formar una nueva finca.

c) Las parcelas cuyas dimensiones sean menores que el doble de la superficie determinada como mínima en el Plan, salvo Gu.^_ el exceso sobre dicho mínimo pueda segregarse con el fin indicado en el apartado anterior.

d) Las parcelas edificaL:ies en una proporción.. de volumen en relación ten su área cuando s* constituyere el correspondiente a toda la superficie, o, en el supuesto de que se edificare en I;ropoYCíón menor, la porción de exceso, con las salvedades indicadas en el apartado anterior.

2. Los Notarias y Registradores harán constar e^ la descripción de las fincas la cualidad de "indivisible" de las que se encontraren en cualquiera de los casos expresados.

3. Al otorgarse licencia de edificación sobre una parcela comprendida en el apartado d) del párrafo uno, se comunicará al Registre de la Propiedad para su constancia en !a incripción de la i inca.

Art. 96. 1. No se podrá efectuar ninguna parcelación urbanística sin que previamente haya sido aprobado un Plan General cuando afecte a suelo urbano, o sin la previa aprobación del Plan Parcial dei sector correspondiente para el suelo urbanizable. En suelo no urbanizable no se podrán realizar parcelaciones urbanísticas (109).

2. Toda parcelación urbanística quedará sujeta a licencia y toda reparcelación a la aprobación del proyecto correspondiente (109).

(parágrafo 2), si bien debe considerársele sustancialmente modificado por el presente texto refundido.

El procedimiento administrativo especial en materia de parcelaciones Y reparcelaciones urbanas se declaró vigente en el apartado 26 del art:c!:lo 1 del Decreto de 10 c!e octubre de 1958 (nBOEe núm. 268, de 28 de octubre).

esos Notarios y Registradores de la Propiedad exigirán pa-; autorizar e inscribir, respectivamente, escrituras de división. de tare nos, que se acredite el otorgamiento de la licencia G,:. . a primeros deberán testimoniar en el documento.

.. 'gin ningún caso se considerarán solares ni se permítiYa er:` ar en ellos los lotes resultantes de una parcelación o rept:,-.-.ar.lón efectuadas con infracción de las disposiciones de e;::v articulo o el que antecede (110).

I. Se entenderá por reparcelación !a agrupación de

comprendidas en e) polígono o unidad de actuación paya ;.va áivisión ajustada al Plan, con adjudicación de las

-*s resultantes a los interesados. en proporción a sus

.ui'v'OS áeYeCi-i05. L,. YepaYcelación tiene por objeto distribuir justamente los

'

r'ícios y cargas de la ordenación urbanística, regularizar la

**:ración de las fincas y situar su aprovechamiento en zonas

*.ra !a edificación con arreglo al Plan (111).

E'`,*;- ^8. 1. El expediente de reparcelación se entenderá ir:iu; aprobarse la delimitación del polígono o unidad de a:*, excepto en los casos siguientes:

fue la reparcelación se haya tramitado y aprobado con-

:•eente con dicha aprobación.

Que se haya aprobado expresamente la actuación por el _.. ._:r:a de expropiación o sea innecesaria en virtud del acuerdo zo. c;:.atorio en el sistema de compensación.

_ La iniciación del expediente de reparcelación llevará con-

sin necesidad de declaración expresa, la suspensión dei o!: *g:;miento de licencias de parcelación y edificación en el <. ::itc del polígono o unidad de actuación hasta que sea firme r.:: .-ía administrativa el acuerdo aprobatorio de la reparcelación. °> peticionarios de licencias solicitadas con anterioridad a la

I:..:;; de iniciación del expediente de reparcelación tendrán dore_ ser resarcidos en la forma que señala el número 4 del ar-

o

.-z

o 27. Entidad Local podrá dejar sin efecto, previa la indemniza:e damos y perjuicios que corresponda, las licencias cen-

cc,.::-,!as con anterioridad a la fecha de iniciación del expediente ea incompatible con la ejecución del planteamiento.

e'e los dos primeros apartados de¡ articulo 79 de la Ley de !2

,

:;ayo de 1956, que no se modificó en este punto por la de 2 c!. de 1975.

Art. 99 LLctsLacrox H.l. UELO 62

3. El proyecto de reparcelación se formulará:

a) Por los dos tercios de los propietarios interesados que representen como mínimo el 80 por 100 de la superficie reparcea;b',e, dentro de !os tres meses siguientes a la aprobación de la Je!imitación de un polígono o unidad de actuación.

b) Por !a Entidad Loca! o urbanística actuarte, de oficio o a instancia de alguno de los propietarios afectados, cuando éstos no hubieran hecho uso de su derecho o no hubieran subsanado ;'entro dei plazo que se les marcare los defectos que se hubieran apreciado en el proyecto que formularen.

Les proyectos redactados de oficio procurarán atenerse a los criterios expresamente manifestados per los interesados en los tres meses siguientes ala aprobación de la delimitación de! polí-

n-.o ación.

: j unidiad i:la acm ,

1-c:s prcy,*rtos se someterán a información pública durante un ".- , con citación personal de los interesados, y serán aprobados Vio- e! A;,un;,*ioiento o, en su caso, por el órgano urbanístico que _. I-ubrogu° en las competencias municipales (112).

Art. 98. 1. En todo caso e! proyecto de repercelación tendrá ,.n cuenta los siguientes criterios:

El derecho de los propietarios será proporcional a la su-

perficie de las parcelas respectivas en el momento de la apro(,.-" ,, d= delimitación del polígono.

,JLcs solares resultantes se valorarán con criterios objeti• **nera!es para tcc!o et polígono con arreglo a su uso y

<-s c:dificol3le ;' en función de su situación, características, *;*r*;lec!e -:rbanización y destino de las edificaciones.

wl Se - ccurará, siempre que sea posible, que las fincas

a*c'iacl*-,sestén situadas en lujar próximo al de íes antiguas

Íadades de los mismos titulares.

d; cuando la escasa cuantía de !os derechos de algunos pm;,leieries no permita que se les adjudiquen fincas independientes

todos ellos, los solares resultantes se adjudicarán en pro *,_üs'is,) - tale s propietarios. No obstante, si la cuantía de esos c!erec7o s no alcanzase c! 15 por 100 de la parcela mínima edivlcab!e. !a adj:-dicación podrá sustituirse per una indemnización °n :;jet^!Íco (113).

e) En todo caso, las dife-2ncias de adjudicación serán objeto de compensación económica entre les interesados, valorándose c*l ¡:recio mr_-J;* de !os sc'_"* resulta ,tes.

rl Las plantaciones, obras, 'edificaciones, instalaciones y me

ue no puedan conservarse se valorarán con independencia

suelo y su importe se satisfará al propietario interesado, con rgo a! proyecto en concepto de gastos de urbanización (tí4j. _, En ningún caso podrán adjudicarse como fincas indepen-

ates superficies inferiores a la parcela mínima edificable o e no reúnan la configuración y características adecuadas pare edificación conforme al planeamiento.

iJo serán objeto de nueva adjudicación, conservándose las ,;piedades primitivas, sin perjuicio de la regularización de lin:)s cuando fuere necesaria y de las compensaciones econócas que procedan:

:) Los terrenos edificados con arreglo al planeamiento.

! Las fincas no edificadas con arreglo al planeamiento, cuan, la diferencia en más o en menos, entre el aprovechamiento ..-• les corresponda conforme al Plan y el que correspondería

propietario en proporción a su derecho en la reparcelación, w interior al 15 por 100 de este último.

-'. En el suelo urbano, los derechos de los propietarios en la ;:::celacién se regularán per el va'or de sus respectivas parálas en la fecha de aprebacién del Plan que moti:.are la re-

rce!ación con arreglo a lo dispuesto en el artículo 108.

.. 100. 1. El acuerdo aprobatorio del proyecto de reparce!oQn producirá !cs siguientes efectos (115):

' Cesión de derecho a! municipio en que se °ctúe en p!en^ ';inio y libre de carga de todos los terrenos de cesión oblie.oria para su incorporación al Patri:nonie dei suelo o si afecc:án cenforrne a los usos previstos en ei Plan (118).

1 Subrogación, con plena eficacia real, de las antig_aa por s nuevas parcelas.

Afectación real de las parcelas adjudicadas al cump!imien-

,*a las cargas y pago de los gastos inherentes ai sistema actuación correspondiente (117).

El acuerdo aprobatorio de reparcelación será impugnable

a ac'ministrativa. En vía contencioso-admin*trativa, so!a---a podrá impugnarse dicho acuerdo por vicios de nulidad ab;ta del procedimiento de su adopción o para determinar !a

*nnización que, en su caso, proceda.

101. 1 El Organismo que hubiere ap*oba:Jo el p:-oyecto de

,..gelación expedirá documento con las soleara.". .s y req*.!i

dispuestos para las actas de sus acu2rdcs, en el que c!acionen les propiedades antiguas y sus acuerdos, en e! e relacionen las propiedades antiguas y sus dueños, según

Véase el artículo 10 del Reg!a!nento de Reparnelacíores (§ 2).

eo6re los afectes del acuerdo de reparcelación véanse los ar27 a 32 del Reglamento de Reparcelaciones (§ 2).

;:,) Véanse los artículos 29 y 30 del Reglamento de Reparce!aci _-

3. El proyecto de reparcelación se formulará:

a) Por los dos tercios de los propietarios interesados que representen como mínimo el 80 por 100 de la superficie reparce'a::'e,dentro dolos tres meses siguientes a la aprobación de la delimitación de un polígono o unidad de actuación.

b) Por !a Entidad Local o urbanística actuarte, de oficio o a Instancia de alguno de los propietarios afectados, cuando éstos ;o !tcibie:•an !echo uso de su derecho o no hubieran subsanado ;'entro del plazo que se les marcare los defectos que se hu'bisran apreciado en e! proyecto que formularen.

Los proyectos redactados de oficio procurarán atenerse a los criterios expresa!nente manifestados por los interesados en los tres meses sic!*,ientes a la aprobación de la delimitación del polí-

*.,o unidad da actuación. J Lc:s prcynctes se someterán a información pública durante un r;las, con cita ción personal de los interesados, y serán aprobados ;por el A;*un!,*iniento o, en su caso, por el órgano urbanístico que S. subrogue en las competencias municipai:,•s (112).

Art. 99. 1. En todo caso e! proyecto da repcr colación tendrá •:n cue*,.ta los siguientes criterios:

El derecho de los propietarios será proporcional ala superficie de las parcelas respectivas en e! momento de la apro*::cíón de delimitacié,n del polígono.

Lo;: solares resultantes se valorarán con criterios objeti,.. r,*nera!es para todo ei polígono con arreglo a su uso y 1 edificable y en función de su situación, características, g.r.cío da **r'banización y destino de las edificaciones.

*! SG - ccurará, siempre que pea posible, que las fincas

!:!dic*.d*.sestén situadas en ¡lugar próximo al de las antiguas :roniadades de los mismos titulares.

dí Criando la escasa cuantía de los derechos de algunos p•o^-.ieir,rios no permita que se les adjudiquen fincas independientes a todos ellos, los solares resultantes se adjudicarán en pro

-Diviso a tales propietarios. No obstante, si la cuantía de esos c:erech* no alcanzase ia 15 por 100 de la parcela mínima ed!íicabie. !a adjt di cación podrá sustituirse por una indemnización °n :i etaiico (11s).

e? L, tcrl.c ceso. les dife* encias de adjudicación serán objeto de cnmpensacihn económica entre los interesados, valorándose al p.-ecio mesi") de ir sc'.aras resuite;l.tes.

í) Las plantaciones, obras, edificaciones, instalaciones y me-

<.s nue no puedan conservarse se valorarán con independencia

('t2) Véanse los artículos 15 y 23 del Reglamento de Reparcelacio- c• (§ 21.

! suelo y su importe se satisfará al propietario interesado con rgo al proyecto en concepto de gastos de urbanización

r. En ningún caso podrán adjudicarse como fincas indepenntes superficies inferiores a la parcela mínima edificable c _ no reúnan la configuración y características adecuadas pare:

edificación conforme al planeamiento.

No serán objeto de nueva adjudicación, conservándose las ;,)íedades primitivas, sin perjuicio de la regularización de linos cuando fuere necesaria y de las compensaciones econó-*as que procedan:

Los terrenos edificados con arreglo al planeamiento.

! Las fincas no edificadas con arreglo al planeamiento, cuan!a diferencia en más o en menos, entre el aprovechamiento les corresponda conforme al Plan y el que corresponderí

propietario en proporción a su derecho en la reparcelación. a inferior a! 15 por 100 de este último.

En el suelo urbano, los derechos de los propietarios en la o!rcelación se regularán por el valor de sus respectivas parlas en la fecha de aprel3acién del Plan que moti:'are la reirceiación con arreglo a lo dispuesto en el articulo 198.

°.. 100. 1. El acuerdo aprobatorio del proyecto de reparcelan producirá ¡os siguientes efectos (115):

,:) Cesión de derecho a! municipio en que se actúe en pleno ,!lelo y libre de cargas de todos los terrenos de cesión obliioria para su incorporación al Patri!nonio dei suelo o su afecc:én conforme a los usos previstos en ei Plan (116).

S-og3 -1, de la-- p.--r

ub¡ , ción, con plena eficacia re. nuevas parcelas.

",(ectación real de las parcelas zdjudicadas al cumplimien-

di

a las cargas y pago de los gastos inherentes al sistema

actuación correspondiente (117).

El acuerdo aprobatorio de reparcelación será impugnable

ea ac!ministrativa. En vía contencioso-admin!strativa, sola---±e podrá impugnarse dicho acuerdo por vicios de nulidad abta del procedimiento de su adopción o para determinar la

---nnización que, en su caso, proceda.

101. 1. El Organismo que hubiere aprobado el proyecto de

r.rce!ación expedirá documento con las solen;n!u'.des y reG!sidispuestos para las actas de sus acuerdos, -en el que

relacionen las propiedades antiguas y sus acuerdos, en el se relacionen las propiedades antiguas y sus dueños, segó:;

los títulos aportados o, en defecto de éstos, por descripción de las fincas e indicación de sus propietarios, si resultaren conocidos, y descripción de las nuevas parcelas con adjudicación de cada una al respectivo titular. Este documento administrativo se protocolizará notarialmente, sin perjuicio de que también pueda otorgarse escritura pública, en los casos y forma que se señalen reglamentariamente (118).

2. La situación física y jurídica de ¡as fincas o derechos afectados por la reparcelación y la de los resultantes de ellas se reflejará en el Registro de la Propiedad, de acuerdo con lo dispuesto en la legislación hipotecaria en la forma que reglamentariamente se determine (119).

3. Si alguna carga resultare incompatible con la nueva situación o característica de la finca, el Registrador se limitará a hacerlo constar en el correspondiente asiento, y las partes interesadas podrán acudir al Juzgado competente para solicitar la declaración de compatibilidad e incompatibilidad de las cargas o gravámenes sobre las fincas nuevas y, en este último supuesto, su transformación en un derecho de crédito con garantía hipotecaria sobre la finca nueva en la cuantía en que la carga fuera justipreciada.

Arf. 102. 1. Las adjudicaciones de terrenos a que é lugar la reparcelación, cuando se efectúen en favor de ¡Os propietarios comprendidos en el correspondiente polígono o unidad de actuación y en proporción de sus respectivos derechos, estarán exentas, con carácter permanente, del Impuesto General sobre Transmi.siones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, y no tendr_:n la consideración de transmisiones de dominio a los eec:cs de la exacción del arbitrio sobre ei incremen:o del valor je los te,renos. Cuando el valor de los solares adjudicados a *n prorietario exceda del que proporcionalmente corresponda a ¡os terrenos aportados por el mismo, se girarán las liquidaciones ;;*ecedentes en cuanto al exceso.

2. Se aplicarán supleioriamente a la reparcelación las norgas de la expropiación for.zosa.

CAPITULO I!

Valoraciones (120)

Art, 103. I_as Valoraciones de terrenos se efectuarán con arreglo a los criter;os establecidos en la presente Ley.

aj Por el rendimiento bruto que le correspondiera en la explotación rústica efectiva o de que fuere naturalmente susceptible.

se necesite para la edificación señalada como previsible en el plazo de quince años.

Cuarto. Estimación del valor urbanístico de este terreno, con arreglo a los artículos 88 y 96.

Quinto. Fijación de la plusvalía que resulte de deducir del valor urbanístico del área a que se refieren los dos apartados anteriores, el valor inicial de la misma, según el promedio que corresponda a los incluidos en la demarcación, y señalamiento de dicha plusvalía por unidad de superficie, mediante división del importe total de la misma por la extensión comprendida en el perímetro demarcado conforme al apartado primero.

2. El valor expectante de cada parcela se obtendrá sumando a su valor inicial la plusvalía que, por unidad de superficie, le corresponda, según el señalamiento efectuado conforme al párrafo primero.

Artículo 88. f. El valor urbanístico se determinará por un coeficiente en relación con el coste previsible de la edificación permitida en cada terreno.

2. Cuando la edificación fuere prevista a largo plazo, el valor urbanístico se reducirá en proporción al interés de la inversión correspondiente, si no lo produjese el aprovechamiento existente,

Artículo 89. El valor comercial se determinará según las normas y criterios de valoración establecidos por la Ley de Expropiación Forzosa.

Artículo 90. 1. Se tasarán con arreglo al valor inicial los terrenos que se encontraren en alguna de las condiciones siguientes:

a) Los rústicos que según el artículo 87 no ofrecieren expectativas apreciables de aprovechamiento o utilización urbanística; y

bl Los viales y de parques y jardines, según los planes de ordenación, salvo lo dispuesto en el artículo 97.

2. Los terrenos que se justipreciaren por su valor inicia, por estar afectos a los fines dispuestos por el apartado b) del párrafo anterior, si dentro de los treinta años siguientes se destinaren a otro objeto, quedarán sujetos al derecho de reversión instituido por la Ley de Expropiación, a cuyo efecto habrán de ser tasados por el mismo concepto en que lo hubieren sido al enajenarse por el primitivo propietario.

Artículo 91. Se tasarán con arreglo al valor expectante los terrenos que se hallaren en alguna de las situación siguientes:

a) Los rústicos que según el artículo 87 ofrecieren perspectivas apreciables de aprovechamiento o utilización urbanística; y

b) Los de reserva urbana,

2. En los terrenos a que se refiere el apartado bl del párrafo anterior se podrán aceptar expectativas de edificación hasta 0,5 metros cúbicos por metro cuadrado.

3. Las tasaciones tendrán como límite mínimo el valor inicial, que prevalecerá sobre el expectante si fuere superior, y como límite máximo el valor urbanístico.

Artículo 92. 1. Se tasarán con arreglo al valor urbanístico los terrenos no comprendidos en los supuestos del artículo siguiente y que se encontraren en alguna de las situaciones que a continuación se enumeran:

a) Terrenos urbanos, sin urbanizar, con posibilidades de utilización determinadas en el planeamiento parcial.

Por su valor medio en venta a efectos de su explotación

Terrenos urbanos, urbanizados por el Municipio o con aprobación

Icipal.

! Terrenos sin urbanizar, pero edificados, respecto de las cuales,

r* se ajustaron a la ordenación, se considerará como volumen má-

,vu edificable el de lo ya construido.

! Parcelas procedentes de parcelaciones verificadas sin aprobación

,nicipal que fueren incorporadas a la ordenación.

;) Parcelas procedentes de planes o parcelaciones con aprobación ,v:nicipal que, por modificaciones posteriores, quedaren fuera de orde-

*'ón. durante un plazo de diez años, a contar desde la fecha en que

ul?aren así calificadas; y

! Terrenas sin urbanizar que durante cinco años con anterioridad

<. vigencia de esta Ley hubieran sido objeto de imposición por cual-

r arbitrio sobre solares.

En el caso que prevé la letra f) se procederá de modo análogo dispuesto en el artículo 87 para determinar el valor expectante,

o las perspectivas serán las señaladas por el Plan, sin que la valo-

.:. on mínima sea inferior a la suma del valor inicial y de las canti-

=s cine se hubieren satisfecho por arbitrios de solares.

,rtículo 93. t. Se tasarán con arreglo al valor comercial de los

evos que se encontraren en alguna de las situaciones siguientes:

Solares comprendidos en el caso de la población; y

Solares exteriores al casco y situados en polígonos donde el des-

oilo de la edificación suscite valores comerciales.

En ningún caso se tasarán, sin embargo, por el valor comercia!

> terrenos que se expropiaren conforme a la Sección primera del

,i?u lo I del Título IV, por no edificarlos oportunamente sus pro-

, . _,rios.

,,aculo 94. Cuando correspondiere aplicar a la tasación de terrenos

olor inicial, expectante o urbanístico, no se tendrá en cuenta el

=;:-;o consignado en los títulos de adquisición o de constitución de

;arenes, posteriores a la promulgación de esta Ley.

=ículo 95. El incremento de valor producido por el de expectativas

,cr modificaciones del planeamiento se estimará proporcionalmente

jumento de valor urbanístico que implique el mayor volumen de

ra'bilidades de edificación.

rticulo 96. Siempre que el valor asignado a una parcela en la que

e;ueño hubiere costeado algunas obras de urbanización, no contra-

w°s!as a Planes vigentes en el momento de ejecutarlas, fuere inferior

!a suma del valor inicial y de la parte proporcional del valor actual

i: las obras, se completará hasta cubrir el importe de ambos sumandos.

.Articulo 97. 1. Cuando, a efectos de reparcelación o a los susti-

pos de indemnización de dinero, hubieren de valorarse los terrenos

a 'es de parques y jardines, se justipreciarán sumando el valor urba*

s;*co o comercial de cada una de las parcelas del polígono o man-

minorado, en su caso, por el importe de las obras de urbaniza-

costeadas o que deban abonar los propietarios, y dividiéndola en-

:oda la superficie por partes iguales.

*. Si el propietario con derecho a reparcelación estimare que el va-

- asignado, a los efectos de la misma a cualquier parcela edificable

es inferior al real, propondrá el que considere justo, para que se le

En ningún caso s-4 podrán tomar en consideración valores o rendimientos que tengan relación directa o indirecta con la posible utilización urbana de los terrenos.

2. En el rendimiento rústico se estimarán comprendidos el agrícola, el forestal, el ganadero, el cinegético y cualquiera otro semejante.

3. Entre los rendimientos de los que un fundo fuere naturalmente susceptible, podrán estimarse los resultados de transformaciones que puedan operarse con los medios normales, tanto mecánicos como técnicos o de capital, existentes para el desarrollo de la explotación agraria y conducentes ai máximo eprovechainiento de la fertilidad de la tierra, pero no les hipotéticamente resultantes de una supuesta aplicación de medios extraordinarios.

4. En las unidades de cultivo directamente explotadas por los

notifique al dueño de aquélla; y si éste no se conformara, el primero podrá adquirirla, total o parcialmente, por el precio propuesto, en la forma dispuesta por el artículo 82.

Artículo 98. 1. La valoración de los derechos reales sobre inmuebles, a los efectos de su constitución, modificación o extinción, se efectuará con arreglo a las disposiciones sobre expropiación que específicamente determinen el justiprecio de los mismos, subsidiariamente, según las normas del Derecho Administrativo o Civil que regule la institución y, en su defecto, por las establecidas para el Impuesto de Derechos Reales y transmisión de bienes.

2, Las servidumbres a que se refiere el párrafo 2 del artículo 70, .e estimarán a los fines de su constitución o extinción, por el valor que resulie de aplicar los coeficientes del artículo 88, si fuere urbana

al volumen de edificación a que se redujeren las posibilidades mínimas de edificación, según el artículo 69.

Artículo 99. 1. Las valoraciones tendrán vigencia durante diez años.

2. Cuando circunstancias reales y ajenas a especulación originaren notorias variaciones en el mercado de terrenos o en la situación económica general, se revisarán los justiprecios, de oficio o a petición de cualquier propietario afectado.

JServirá de base para la revisión, sin perjuicio de otros factores, el índice general ponderado de precios al por mayor publicado por el Instituto Nacional de Estadística.

4. Contra el acuerdo de revisión cabrá interponer recurso contencioso-administrativo, previo al de reposición, del mismo modo que contra el de justiprecio en la expropiación forzosa.

Artículo 100. El pago del justiprecio en las expropiaciones podrá verificarse en efectivo de acuerdo con el expropiado, por permuta con otras parcelas del beneficiario de la expropiación.

Artículo 101. . Los Ayuntamientos de capitales de provincia, de Municipios de más de 50.000 habitantes y los designados por las Comisio,ies Provinciales de Urbanismo, formarán el índice municipal de Valoración del Suelo, establecido en el presente Capítulo.

2. Los índices municipales de Valoración del Suelo se someterán, previa información pública por un mes, a la aprobación de la Comisión Provincial respectiva, que se entenderá otorgada si no ofreciere reparos en otro plazo igual..

ropietarios se establecerá además el premio de afección que ::eba serles atribuido en el supuesto de expropiación forzosa. 5. Cuando el valor inicial a que se llegue por aplicación de

;;,s criterios anteriores sea inferior al que constara en valoracioi,:s catastrales, índices municipales u otras estimaciones pú,,iicas aprobadas, prevalecerá la más alta de las que concurran ;abre el terreno.

'^a. 165. 1. El valor urbanístico se determinará en función del :rovechamiento que corresponda a los terrenos según su situa-

ion, conforme al rendimiento que a dicho aprovechamiento se

<Iribuya a efectos fiscales al iniciarse el expediente de valora-

.oo (121).

2 Ei aprovechamiento que, en todo caso, servirá de base

,._.o; la determinación del valor urbanístico, una vez deducidos ,> terrenos en cesión obligatorias que afecten a aquél, será

siguiente:

--- En el suelo urbanizable no programado, el que resulte de

uso e intensidad de ocupación, deterwinado en el Plan Ge-

- En el programado, el aprovechamiento medio del sector.

--- En el urbano, el permitido por el Pian o, en su caso, el

provechamiento medio fijado a los polígonos o unidades de

r *ri*a*ión sujetos a reparcelación, y en defectos de Plan, tres ;cros cúbicos por metro cuadrado, referidos a cualquier uso.

3. El valor urbanístico que se determine en función de estos

..i-iter los podrá aumentarse o disminuirse en un 15 por 100 como rr:áximo en consideración del grado de urbanización y de las u:rilcularidades específicas de los terrenos de que se trate (122).

Dicha corrección se aplicará con independencia de las que,

por conceptos análogos, procedieren con arreglo a la legislación ;.obutaria (123).

Art, 108. 1. Las plantaciones, obras, edificaciones e instalacio:.:;s que existan en el suelo se justipreciarán con independencia del mismo e incrementarán con su cuantía el valor total del in-

mueble (124), salvo que, por su carácter de mejoras permanentes, hayan sido tenidas en cuenta en la determinación del valor inicial o del urbanístico con arreglo al artículo anterior.

2. Las indemnizaciones a favor de los arrendatarios rústicos y urbanos se fijarán de acuerdo con lo previsto en la Ley de Expropiación Forzosa.

Art. 107. Se tasarán con arreglo al valor inicial los terrenos clasificados coleo suelo no urbanizable.

Art. 108. Se tasarán con arreglo al valor urbanístico los terrenos ciasificados como suelo urbano o urbanizable en todas sus categorías (125).

Las tasaciones tendrán como límite el valor inicial, que pre---alecerá sobre el urbanístico cuando fuese éste inferior.

Art. 109. Cuando correspondiere aplicar a la tasación de terrenos el valor inicial o urbanístico, no se tendrá en cuenta el precio consignado en los títulos de adquisición o de constitución de gravámenes, posteriores a la promulgación de esta Ley.

Art. 110. Siempre que el valor asignado a una parcela en la quo el dueño hubiese costeado algunas obras de urbanización, no contrapuestas a Planes vigentes en el momento de ejecutarlas, fuere inferior a la suma del valor inicial y de la parte proporcional del valor actual de las obras, se completará hasta cubrir el importe de ambos sumandos.

Art. 111. 1. La valoración de los derechos reales sobre inmuebles, a los efectos de su constitución, modificación o extinción, se efectuará con arreglo a las disposiciones sobre expropiación que específicamente determinen el justiprecio de los mismos (126). subsidiariamente, según las normas del Derecho Administrativo o Civil que regule la institución y, en su defecto, por ias establecidas para los Impuestos de Sucesiones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

2. El expropiar una finca gravada con cargas, la Corporación u Organismo que la efectuare podrá elegir entre justipreciar cada uno de los derechos que concurren con el de dominio para distribuirlo entre los titulares de cada uno de ellos, o bien valorar el inmueble en su conjunto y consignar su importe en poder del Juzgado, para que éste fije y distribuya, por el trámite

(124) En sentido similar se pronunciaba el artículo 85-7 de la LeY del Suelo de 1956 (transcrito en nota al epígrafe del presente Capítulo), que se desarrolló por el artículo 8 del Decreto 343/1963, de 21 de febrero (§ 5). Téngase en cuenta, asimismo, la precisión establecida en el artículo 2.°-7 de la Ley 52/1962, de 21 de julio (§ 4).

(125) Artículos 78, 79, 81-2 y 99-4 de la presente ley.

(126) Artículos 24 a 47 y 85 de la Ley de Expropiación Forzosa de 16 de diciembre de 1954 y 25 a 47 y 101 a 103 de su Reglamento de 26 de abril de 1957.

71 LEY DEL SUELO

incidentes, la proporción que corresponda a los respec-

Ar.. "2 1. Las valoraciones tendrán vigencia durante diez

-!',uondo circunstancias reales y ajenas a especulaciones or" r.;n notorias variaciones en el mercado de terrenos o en

la °:,.,.*:,bn económica general, se revisarán los justiprecios, de r;f , ,* a petición de cualquier propietario afectado.

*. .--:irá de base para ia revisión, sin perjuicio de otros `< '- ::I índice general ponderado de precios al por mayor por el Instituto Nacional de Estadística.

Ar: . . ,. El pago del justiprecio en las explotaciones podrá ve-

ri+i en efectivo o, de acuerdo con el expropiado, por per-

n otras parcelas del beneficiario de la expropiación.

TITULO III acución de los Planes de Ordenación (127)

CAPITULO PRIMERO Disposiciones generales

Are :t*1. La ejecución de los Planes de Ordenación corres

** :'c. < ; Estado, a las Entidades Locales y a las Entidades Ur

b*.:.*-::.;s especiales en sus respectivas esferas de actuación,

sil= l;u;cio de la participación de los particulares en dicha

ej.:*:.,,_ ;,, en los términos establecidos en el presente título.

tt ejecución de los Planes mediante el sistema de exprn* :.i::n puede ser objeto de concesión administrativa, que se **'- L,,2,rá mediante concurso, en cuyas bases se fijarán los derc .,.:*c y obligaciones del concesionario.

(•*'--.establecer la disposición transitoria 3.a de la presente Ley qu^ -:Flanes Parciales que estuvieren en curso de ejecución a la r".-..e en vigor de esta Ley, continuarán ejecutándose con arreglo a '°s "`eceptos de la Ley de Régimen del Suelo y Ordenación Urbana °<' .1 *<: mayo de 1965", se considera conveniente transcribir los artícuIn.s !-: ,,

,* misma, que establecían:

CAP. I. • DISPOSICIONES GENERALES

Sección 1.* - Ejecución e Inspección

'tíc*.*!o 102. El Estado, las Entidades locales y los particulares eje"''*'`n. en sus respectivas esferas de actuación, les Planes de "'* ;:no, con arreglo a esta Ley.

r11 iculo 103. Los órganos directivos y gestores a que se refiere el Tits!• Vi de esta Ley inspeccionarán las obras, dentro de sus respect'"as *empetencias y exigirán que se ajusten a los Flanes y Proyectos.

Sección 2.1 - Actuación por polígonos

Artículo 104. t. Para la realización de los Planes se dividirá el territorio que abarquen en tantos polígonos como fuera conveniente para atender las necesidades y posibilidades de actuación urbana.

2. La delimitación de superficie de un polígono comprenderá, en general, varias manzanas y se basará en alguno de los motivos siguientes:

a) Integrar núcleo unitario de edificaciones y servicios.

b) Ser homogéneas las características de edificación en todo el sector rodeado por otros de régimen distinto; y

c) Existir iniciativa privada u oficial para su urbanización.

3. No obstante, si en un polígono se emplazare algún elemento urbano, como parque u otro de coste elevado, para el servicio de una nIayor extensión territorial, se entenderá constitutiva toda ella como un polígono, a los fines de la distribución justa entre los propietarios de los beneficios y cargas derivados del planeamiento y urbanización.

Artículo 105. Si la división dei territorio en polígonos no se contuviere en Planes parciales o proyectos de urbanización, el señalamiento del mismo seguirá el procedimiento regulado por el artículo 32, con reducción de los plazos a la mitad.

Art culo 106. La superficie de manzana comprenderá el perímetro edificable y la zona de urbanización exterior desde las alineaciones que definan aquél hasta las que marquen los ejes de las calles que !a encuadren.

Sección 3.a - Orden de ejecución de la obra urbanizadora

Artículo 107. Los programas de actuación a que se refieren los artículos 9.= y 33 comprenderán las previsiones adecuadas para el desarrollo ordenado de las ohms de urbanización, sean de extensión o de reforma interior, a cuyo efecto deberán detallar los sectores de interés preferente y precisar el grado relativo en que lo tengan entre sí, con el fin de concentrar en ellos, sucesiva y prelativamente, la acción urbanizadora.

Artículo 108. El desarrollo de la acción urbanizadora se atendrá al programa de actuación del Plan general de ordenación urbana.

At de] de actuación, las obras se

rtículo 109. 1. Dentro programa

ejecutarán con arreglo a la declaración de prioridades para la urbanización.

2. La declaración de prioridades tendrá por finalidad dirigir y encauzar el desarrollo urbanístico hacia los sectores más convenientes, dentro de los señalados en el programa como de interés equivalente.

3. No se podrá ejecutar ninguna obra de urbanización con cargo a fondos loo ales sino después de acordar las prioridades y con sujeción al orden prelativo de las mismas.

Artículo 110. 1. Competerá al Ayuntamiento declarar !as prioridades, de oficio o a instancia de parte.

2. Cuando las promovieren los particulares, las solicitudes deberán ir acompañac!as del plano del sector, en el que se determine su situación respecto dei Plan.

Artículo 111. 1. El acuerdo de prioridades establecerá el ordenen que deban ser urbanizados y edificadas los polígonos comprendidos en el Plan, aunque no fueren continuos, y las manzanas de cada uno de ellos.

I Ayuntamiento podrá modificar el orden, por razones de utiliinterés general y con aprobación de la Comisión Provincial de

:Wismo.

La superficie afectada por la declaración no excederá de las nerr*,.*;sdes previstas para un período de diez años.

.,-c;culo 112. 1. El Ayuntamiento, siguiendo el orden de prelación

• •dado, concretará el momento en que haya de realizarse la urbani-

nn y subsiguiente edificación de cada polígono y manzana, medeclaraciones de interés inmediato, que formulará en considera-

a la demanda de solares y ofertas de construcción previsibles

> cinco años.

Sin embargo, cuando los propietarios asumieren el compromiso

anticipar íntegramente los gastos, incluso los de expropiación, si

_. o de efectuar directamente las obras a sus expensas, po-

r;: solicitar que se declare de interés inmediato la urbanización y

ación de un polígono o manzana, sin atenerse al orden de pre-

CAP. II - SISTEMAS DE ACTUACION

Sección 1.a - Disposiciones generales

113. 1. Los Planes de urbanismo podrán ejecutarse por

;:fiera de los sistemas siguientes:

cooperación.

' Expropiación total de los terrenos.

Compensación; y

" ;,esión de terrenos viales.

Ayuntamiento u órgano gestor elegirá el sistema o sistemas apl*,. ,'es a la población y a cada uno de sus sectores según las nec:*s¡dados, medios económicos financieros con que cuente, colaboraci;in rae la iniciativa privada y demás circunstancias.

c*i el Plan de ordenación no precisare el sistema que haya de sec•;-rsa en un polígono o no lo acordase el Organo gestor de la urbatendrán carácter preferente:

Fi de cooperación, cuando se trate de sectores o vías de nueva

`.=aclén: Y

rl de cesión de terrenos viales, con imposición de contribuciones ales cuando se tratare de sectores parcialmente urbanizados y

e:-i ',os

Ar'*.uio 114. 1. Los propietarios de fincas emplazadas en sectores uI:9 'lieren objeto de urbanización deberán subvenir a la misma, en j'.':=f _ nmpensación a los beneficios que su ejecución habrá de reportar * *. mediante la cestón de terrenos libres de gravámenes y costearn!e^-n de las obras, del modo y en la proporción establecidos al re-,r-',Ida sistema de ejecución de los Planes; y en el caso de que

la= f*:*as estuviesen arrendadas, los propietarios podrán exigir de los arrendatarios lo que procediere conforme a la legislación de Arrendami°* tr;s. Los gastos que la liberación y concentración de gravámenes lleve consigo serán sufragados con cargo al proyecto de urbanización.

ta disminución que en relación con estas obligaciones hubiere de a;:tunzarse por las Corporaciones u órganos gestores de la urbanizac''*". deberá ser aprobada previamente por la Comisión Provincial de *rbav*smo, la cual podrá otorgarle en los siguientes casos:

polígono de extensión cuando la diferencia entre el valor ¡ni.

Art. 114 LEGISLACIOV DEL SUELO 74

75 LEY DEL SUELO

cial y el urbanístico de los terrenos fuera inferior al coste de la urbanización que hubieren de satisfacer los propietarios; y

b) En polígonos de reforma interior cuando dichos gastos fueren superiores a la diferencia entre el valor urbanístico comercial de los inmuebles antes de la urbanización y después de ella.

3. Los propietarios podrán ofrecer y los Ayuntamientos aceptar que el pago de los gastos de urbanización, a cargo de los primeros, se efect.ís en terrenos, valorados con arreglo a la presente Ley, radicados en el mismo u otros sectores.

Sección 2.a - Sistema de cooperación

Artículo 115. 1. En virtud del sistema de cooperación, los propietarios de terrenos comprendidos en el polígono o manzana deberán, dentro de los límites señalados en esta Sección:

a) Ceder gratuitamente la superficie vial;

b) Ceder gratuitamente la superficie destinada a parques y jardines públicos;

c) Contribuir económicamente a las obras de plazas y grandes avenidas proyectadas en proporción al valor de los solares resultantes de la parcelación.

2. Los solares deberán ser edificados en los plazos que se fijen.

Artículo 116. 1. El terreno vial que los propietarios habrán de ceder gratuitamente será para cada manzana el correspondiente a la mitad de la anchura de la vía pública en todo el frente de su alineación.

2. Cuando la anchura de la calle, avenida o plaza fuere superior a doce metros, no sobrepasará la que resulte de aplicar al frente de alineación una profundidad equivalente a los dos tercios de la altura máxima edificable sobre el solar.

3. Si la parcela estuviese emplazada en un cruce de calles, la obligación de ceder abarcará igualmente la parte del cruce comprendida entre las prolongaciones de los ejes de las calles, con la misma limitación del párrafo anterior.

4. El terreno destinado a parques y jardines públicos, de aportación obligatoria para los propietarios, será igual al que represente una décima parte de la superficie edificable del sector para cuyo servicio se establezca, si lo fuere de una altura que no exceda de cinco plantas, pudiéndose incrementar hasta un 15 por 100 para las fincas con vistas sobre el parque o jardín y hasta un 12 por 100 para las radicadas a 300 metros del perímetro exterior del mismo, o en la proporción mayor correspondiente, si se permitiera rebasar aquel volumen de construcción.

5. Si la división parcelaria diere lugar a cesiones desproporcionadas respecto de cada propietario, el que se considere perjudicado podrá solicitar la reparcelación de los terrenos.

Artículo 117. 1. Las obras de urbanización que habrán de costear los propietarios serán las de explanación, encintado y pavimentación definitiva de las aceras y calzada, alcantarillado, drenaje, alumbrado público y redes de suministro de agua, electricidad y gas, si lo hubiere, plantaciones de arbolado y jardinería y elementos decorativos precisado; en el planeamiento, salvo lo que se derive de los convenios establecidos con los Organismos, Compañías o empresarios concesionarios de servicios públicos.

2. Cuando la anchura de las vías y plazas que se hubieren de urbanizar excedieran de 12 metros, los propietarios abonarán el coste en

!a proporción señalada por los párafos 2 - y 3 - del artículo anterior, y el exceso corresponderá al Ayuntamiento.

3. Si existiesen terrenos destinados a edificios o servicios públicos, la urbanización de las vías a que den frente será sufragada por las Entidades públicas titulares de aquéllos en la proporción que les corresponda.

4. Los propietarios de los terrenos tendrán derecho a reintegrarse de los gastos de instalación de las redes de suministro de agua, electricidad y gas, con cargo a las Empresas que prestaren los servicios, salvo la parte en que deban contribuir los usuarios, según la reglamentación de aquéllos.

Artículo 118. 1. Acordada por el Ayuntamiento la declaración de interés inmediato de la urbanización y edificación de un polígono o manzana, serán citados los propietarios e informados de las características del régimen de cooperación.

2. En el plazo de dos meses el propietario, propietarios o, en su caso, la Asociación administrativa de la manzana o sector de que se

tratare podrán manifestar a la Corporación municipal su aceptación del régimen de cooperación y el compromiso de cumplir lo preceptuado en el artículo 115.

3. Transcurrido el plazo sin efectuarlo o si la aceptación fuere suscrita por quienes representen proporción inferior al 60 por 100 de la superficie o valor de los terrenos, el Ayuntamiento los expropiará y urbanizará y enajenará los solares resultantes.

4. Cuando alguno de los propietarios aceptare el régimen de cooperación, podrá ser excluido de la expropiación.

Artículo 119. 1. Los solares resultantes de la urbanización serán edificados en los plazos que señalare la declaración de interés inmeáiato de la urbanización y edificación de la manzana o polígono.

2. Si los solares no se edificaren en los plazos fijados, quedaran sujetos a expropiación.

Artículo 120. 1. Las disposiciones de esta Sección serán aplicables a las empresas que se dediquen a la urbanización y edificación en las mismas condiciones establecidas para los propietarios individuales o asociados.

2. Unos y otros podrán cumplir sus deberes a través de Empresas urbanizadoras que sufraguen y, en su caso, ejecuten las obras, mediante las compensaciones que convengan con los propietarios, que podrán consistir en la cesión de los terrenos 0 del todo o parte de los beneficios económicos que les correspondieren.

Sección 3.^ - Sistema de expropiación

Artículo 121. 1. Los Ayuntamientos y demás Corporaciones públicas personas privadas a quienes autorice la Comisión Central de Urbaramo podrán emprender o reservar la urbanización de un sector com-

eto y expropiar uno o varios polígonos, sin necesidad de la previa probación del Plan parcial.

2. Los terrenos incluidos en el polígono que se delimite a efectos l•:<proplatorios habrán de corresponder a sectores comprendidos en el Pian general de ordenación urbana.

3. Las edificaciones, aprovechamientos o servicios de cualquier géi:9ro existentes en el polígono quedarán también sometidos al régimen -e expropiación.

Art. 114 LEGlSLACION DEL SUELO 76 17

4. El polígono de expropiación se determinará mediante proyecto aprobado con sujeción al artículo 32.

Artículo 122. Cuando se declare un polígono dentro del sistema a que se refiere esta Sección, el expropianie podrá optar entre seguirla individualmente para cada propietario o aplicar el procedimiento de tasación conjunta con arreglo a esas normas:

Prinsra. El proyecto de expropiación será expuesto al público para que los interesados puedan formular observaciones y reclamaciones concernientes a la valoración de sus respectivos derechos.

Segunda. Informadas éstas por el Ayuntamiento, se elevará el expediente a la Comisión Central de Urbanismo para que decida.

'tercera El acuerde aprobatorio de tasaciones será impugnable mediante recurso contencioso-administrativo, previo el de reposición, ante la propia Comisión Central.

Cuarta. Sobre las fincas comprendidas total o parcialmente en el polígono aprobado no se podrá realizar construcción alguna ni modificar las existentes sin autorización expresa del Ayuntamiento, en la forma que indican los artículos 46 y 47.

Artículos 123. 1. El adquirente de los terrenos expropiados. cuando éstos no se incorporaren al Patrimonio municipal del suelo como reserva deberá acometer, realizar la urbanización y, en su caso, la edificación, en el tiempo y modo previstos en el proyecto que haya legitimado la enajenación forzosa, can aplicación, en caso contrario, de lo dispuesto en el artículo 151.

2. En todo caso, será a cargo del beneficiario de la expropiación la cesión de les terrenos viales y de los dedicados a parques y jardines y la ejecución de todas las obras de urbanización.

3. En los proyectos de expropiación se preverán aquellos supuestos en que hayan de ser objeto de cesión gratuita u onerosa terrenos destinados a edificios públicos o fines de notorio interés social.

Sección 4.a - Sistema de compensación

Artículo 124. 1. El sistema de compensación es aquel en el que los propietarios de terrenos de uno o varios polígonos se unen con fines de urbanización y, en su caso, de edificación, con solidaridad de beneficios y cargas, bajo una gestión común, a cuyo efecto constituirán una Junta de Compensación, con personalidad propia y plena capacidad jurídica.

2. Los propietarios, al incorporar sus terrenos a la gestión común, fijarán las bases de su derecho, cuya cuantía estará determinada por el valor de los terrenos de su propiedad y demás aportaciones que en su caso realizaren.

3. A dicha gestión común, podrán incorporarse:

a) Los Ayuntamientos y órganos urbanísticos: y

b) Las empresas urbanizadoras que aporten total o parcialmente los fondos necesarios para urbanizar, en las condiciones que se determinen.

4, El señalamiento de polígnnns a que se refiere esta Sección y el

modo de actuar en cada uno de ellos se determinará en el y correspondiente pr^vecto.

5. La aprobación de Ins proyectos de compensación requerirá los mismos trámite; que la de los Planes de ordenación urbana.

6. La iniciativa del sistema de compensación podrá ser adoptada per los Ayuntarnientcs, por los órganos urbanísticos o por los propietarios.

":culo 125. 1. Si la iniciativa partiere de los propietarios, habrán ,e representar, cuando menos, el 50 por 100 del valor de la propiedad `ectada y obtener del Ayuntamiento la delimitación del polígono y apro,.*ción del sistema, previa presentación de los documentos necesarios

ara determinarlo.

Cuando los propietarios representasen el 60 por 100 de la pro-

,edad total de polígono o polígonos afectados, toses los terrenos ;m prendidos en aquéllos quedan vinculados a la gestión común, const.!;undo por sí solos la Junta de Compensación.

JTodos los propietarios incluidos en el polígono podrán incorporarea la Asociación en el plazo que se señale por el Ayuntamiento al wobar el polígono, transcurrido el cual, la Junta de Compensación cederá a la expropiación forzosa de los terrenos no incorporados.

En todo case, los propietarios podrán solicitar del Ayuntamiento rganos urbanísticos la constitución de una Saciedad mixta.

i1-tículo 126. Cuando la iniciativa del proyecto de compensación fuedel Ayuntamiento o de los órganos urbanísticos, podrán:

Invitar a los propietarios a que constituyan una junta de com-

,ensación en los términos señalados en los párrafos 2 y 3 del artículo

:*er ion;

`,) Invitar a los propietarios a que constituyan la Junta de Compen-

,ación en los términos señalados en el párrafo 2 del artículo anterior, ,:apropiando el Ayuntamiento la parte restante: i Constituir con los propietarios una Asociación mixta sobre las

.ases propuestas por el Ayuntamiento, que, si no fueran aceptadas, da: legar a que éste pueda proceder a la expropiación forzosa de te-

**os de los propietarios disconformes o desistir del sistema de comación.

vtículo 127. 1. La Junta de Compensación podrá concertar créditos a realizar las obras de urbanización, con la garantía de los terrenos ;uiáos en el polígoco.

Si la Junta de Compensación obtuviera beneficies como resultado su gestión urbanística, una vez deducidos los gastos de gestión,

e,ryecto y urbanización, se distribuirán entre los propietarios en la iedrda en que hubieren contribuido a los gastos.

,. Cuando se hubieren emitido títulos, los beneficios se distribuirán

vre los poseedores de éstos y los propietarios indicados en el páo anterior, en la proporción que se establezca.

Artículo 123. 1. El incumplimiento por parte de los propietarios de

as obligaciones que hubieren conraído motivará la expropiación de los ur*enos por la junta de Compensación, mediante pago del 75 por 100 rE= su valor inicial, más el importe de las obras de urbanización aboas p.:;r el interesado.

**?. En caso de incumplimiento por parte de la Junta de las condicio*"s aprobadas, el Ayuntamiento podrá exigir su representación en la ^•a o podrá expropiar la totalidad o paria del polígono de compen-

o!i.

cn dichos cases, se permitirá a los propietarios que hayan cum,u;• sus compromisos, que continúen con iguales beneficios bajo la r,:!nistración del organismo que urbanice.

Sección *. - Sistema de cesián de terrenos viales

vrt!,:.ulo 129. 1.- En virtud del sistema regulado por la presente

a°-.colón, los propietarios deberán ceder al Ayuntamiento los terrenos

Art. 114 LEGISLACIOIZ DEL SUELO 7$

viales y los destinados a parques y jardines, conforme a lo dispuesto en el órtículo 116.

2. Los terrenos destinados a edificios y servicios públicos habrán de ser adquiridos, atendida su finalidad, por quien corresponda, mediante indemnización.

3. Los terrenos destinados a la edificación privada quedarán de propiedad de sus titulares.

*'.;:ículo 130. t. Las obras de urbanización que se ejecutaren bajo el régimen de cesión comportarán la aplicación de contribuciones especiales.

2. Acordada la ejecución de las obras, el Ayuntamiento podrá exigir con seis meses de anticipación el pago de las contribuciones especiales que hubieren de devengarse, en proporción a los gastos que para e: mismo período se prevean.

3. El Ayuntamiento no podrá dejar de imponer y percibir las contribuciones especiales en ningún caso.

CAP. III - FORMAS DE GESTION

Sección 1.a - Gestión pública

Artículo 131. 1. En la gestión pública las obras de urbanización se ejecutarán por Corporaciones oficiales o concesionarios subrogados en el ejercicio de sus facultades.

2. Esta forma de gestión será independiente del sistema de actuación que se aplicare y del sujeto, público o privado, al que correspondiere sufragar los gastos.

Artículo 132. El comienzo de cualquier obra de urbanización por gestión pública requerirá, además de su inclusión en el programa de actuación y la aprobación previa del proyecto, la consignación del crédito correspondiente en el presupuesto del órgano gestor mediante anticipo o reintegro de las cantidades que correspondiere satisfacer a los propietarios.

Artículo 133. 1. Si las obras de urbanización se ejecutaren par gestión pública, conforme a los sistemas de cooperación o compensación, los propietarios habrán de ingresar en la Depositaria de Fondos de la Corporación las cantidades que les correspondiere satisfacer quince días antes, al menos, del vencimiento de cada plazo de pago.

2. Si las obras de urbanización se ejecutasen por gestión pública, conforme al sistema de polígonos de expropiación, la Administración podrá otorgar su concesión a los particulares, quienes vendrán obligados a realizarlas a su costa y dentro de los límites y condiciones que se señalen, y entre otras las siguientes:

a) El precio de las expropiaciones podrá ser abonado en acciones u obligaciones de la Empresa concesionaria, si consintiere el interesada.

b) El concesionario deberá construir en los solares resultantes o enajenarlos para edificación, en los plazos y condiciones que se señalaren; y

c) El concesionario tendrá derecho a los beneficios que señalan los artículos 189 y 190.

Artículo 134. Los Ayuntamientos podrán otorgar a los concesionarios de la ejecución de planes de urbanismo la concesión preferente para construir y explotar mercados y servicios públicos, incluso los de transportes si se tratare de grandes zonas dentro del sector comprendido en el proyecto.

Artículo 135. i. Para asegurar las obligaciones de urbanizar, y en su caso edificar, los concesionarios contituirán una garantía equivalente al 25 por 100 del valor de las fincas.

LEY DEL SUELO

Esta garantía especial será independiente de la necesaria para la

;ntratación administrativa de las obras.

artículo 136. 1. Para colaborar en la ejecución de Planes y proyec-

de urbanización que se realicen por gestión pública podrán constl-

,rse Asociaciones administrativas de los propietarios afectados, bien r iniciativa voluntaria o a requerimiento obligatorio de los Ayunta-

,cntos.

Siempre que, en cualquier forma de ejecución de dichos Planes

proyectos, acordare la Corporación u organismo actuante realizar las

:giras sufragadas por los particulares, corresponderán a la Asociación !ministrativa de propietarios afectados, o al interesado si fuere único,

aciones de información, asesoramiento y fiscalización de la gestión

ública, encaminadas a velar porque la urbanización se desarrolle con---ir*e a los Planes y proyectos y en condiciones que aseguren el má-

mo rendimiento con el mínimo coste de las obras y servicios.

La Asociación estará regida por la Asamblea General y por la

s,nta de Delegados.

4. Sólo a través de alguno de éstos podrán los interesados ejercitar, 'n relación con la Administración, las facultades de información, asesoramiento y fiscalización de las obras gestionadas públicamente, a que

e refiere el párrafo 2.

Sección 2.a - Gestión privada

Artículo 137. 1. En la ejecución de Planes parciales y proyectas de ;urbanización, la gestión pública podrá ser sustituida por la privada.

2. Bajo esta forma de gestión la ejecución de los Planes correspon-

derá a tos propietarios que hubieren de sufragar todos o más de la *oitad de los gastos de la urbanización, o a las personas que subrogaren en sus facultades.

Artículo 138. 1. El Estado y las Entidades locales podrán utilizar la forma de gestión privada para las obras que hubieren de ejecutar a sus expensas, mediante la constitución de Sociedades anónimas, cuyas acciones les pertenezcan exclusivamente, o de Empresas de economía mixta entre Entidades públicas y los particulares.

2. Sí las obras hubieren de sufragarse en parte por una Corporación pública y en parte por los propietarios, podrán constituirse también Empresas de economía mixta entre ellos o juntamente con terceros.

Artículo 139. 1. El propietario o los propietarios constituidos en Asociación, titulares del 60 por 100 de los terrenos que comprenda un proyecto de urbanización, tendrán derecho, en los sistemas de cooperación y compensación, a recabar del Ayuntamiento, cuando haya de ejecutarse, que declare la excepción licitatoria de las obras y se las adjudique directamente.

2. Si por no haber formulado previamente esta petición, el Ayuntamiento procediere a la licitación de las obras, los aludidos propietarios podrán ejercitar el derecho de retracto dentro de los nueve días

siguientes a la fecha de adjudicación provisional.

Artículo 140. Serán de aplicación a la gestión privada, cuando la importancia de las obras lo aconsejare, lo dispuesto en el artículo 134, y, en todo caso, lo preceptuado en el 135.

Artículo 141. 1. El incumplimiento de los compromisos asumidos por el propietario o por la Asociación será sancionado con multa en la cuantía que determine la Sección 2.a del Título VII.

2. También podrá decretarse la resolución de la autorización otorgada a los propietarios o Empresas urbanísticas y expropiar los terrenos y las obras realizadas a precio de coste, con pérdida de la garantía constituida..

Art. 115. El Estado y las Entidades locales podrán constituir Sociedades anónimas o Empresas de economía mixta, con arreglo a la legislación aplicable en cada caso para la ejecución de los Planes de Ordenación.

Art. 718. 1. Las actuaciones en suelo urbanizable programado requieren la previa aprobación del Plan Parcial del sector correspondiente (128).

2. En el suelo urbanizable no programado sólo podrá actuarse mediante la aprobación de Programas de Actuación Urbanística y de los correspondientes Planes Parciales para su ejecución (129).

3. Se exceptúa de lo dispuesto en este artículo la ejecución de los sistemas generales de la ordenación urbanística del territorio previstos en los Planes Directores Territoriales de Coordinación, o en los Flanes Generales, o la de alguno de los elementos de dichos sistemas.

Art. 117. 1. La ejecución de los Planes y de los Programas de Actuación Urbanística se realizará por polígonos completos, salvo cuando se trate de ejecutar directamente los sistemas generales o alguno de sus elementos o de realizar actuaciones aisladas en suelo urbano.

2. Los polígonos se delimitarán teniendo en cuenta los siguientes requisitos (130):

a) Que por sus dimensiones y características de la ordenación sean susceptibles de asumir las cesiones de suelo derivadas de las exigencias del Plan y de los Programas de Actuación Urbanística.

b) Que hagan posible la distribución equitativa de los beneficios y cargas de la urbanización.

c) Que tengan entidad suficiente para justificar técnica y económicamente la autonomía de la actuación.

3. En el suelo urbano, cuando no sea posible la determinación de un polígono con los requisitos establecidos en el número anterior, ni se trate de actuaciones aisladas, las operaciones urbanísticas podrán llevarse a cabo mediante la delimitación de unidades de actuación que permitan, al menos, la distribución justa entre los propietarios de los beneficios y cargas derivados del planeamiento (131).

(128) Véanse los artículos 13-1 y 84 de esta Ley. (129) Véanse los artículos 13-1 y 146 a 153 de la presente Ley.

(130) Sobre delimitación de polígonos a efectos expropiatorios, véase el artículo 135 de esta Ley,

(131) Véanse los artículos 83-3 de esta Ley, y 5 y 16 del Reglamento de Reparcelaciones (§ 2).

4. No podrán delimitarse polígonos ni unidades de actuación inmediatos a terrenos de cesión obligatoria y gratuita sin incluir en los referidos polígonos y unidades la parte correspondiente de los indicados terrenos.

Art. 118. 1. La delimitación de polígonos y unidades de actuación, si no se contuviere en los Planes, así como la modificación de los ya delimitados cuando proceda, se acordará, de oficio o a petición de los particulares interesados, por la Entidad local o Urbanística especial actuante, previos los trámites de aprobación inicial e información pública durante quince días (132).

2. No obstante, ninguna reclamación o recurso que se fundamente en errores u emisiones no denunciados en la fase de información pública podrá dar lugar a la retroacción de actuaciones.

CAPITULO II

De los sistemas de actuación

Art. 119. 1. La ejecución de los polígonos o unidades de actuación se realizará mediante cualquiera de los siguientes sistemas de actuación:

a) Compensación.

b) Cooperación.

c) Expropiación.

2. La Administración actuante elegirá el sistema de actuación aplicable según las necesidades, medios económico-financieros con que cuente, colaboración de la iniciativa privada y demás circunstancias que concurran, dando preferencia a los sistemas de compensación y cooperación, salvo cuando razones de urgencia o necesidad exijan la expropiación.

3. Cuando el Plan de ordenación o Programa de Actuación Urbanística no precisaren el sistema, su determinación se llevará a cabo con la delimitación del polígono o unidad de actuación. Si los propietarios que representen el 60 por 100 de la superficie total del polígono o unidad de actuación solicitasen, en el trámite de información pública del procedimiento para su delimitación, la aplicación del sistema de compensación, la Adminis-

(132) El artículo 105 de la Ley del Suele, modificada por la de 2 de mayo de 1975, equivalente al comentado decía: •... actuante, conforme al procedimiento regulado por el artículo 32, con reducción de los plazos a la mitad..

Véanse los artículos 5 .--2, 6.- y 16 del Reglamento de Reparcelaciones (§ 2).

Por lo que respecto al Derecho transitorio téngase en cuenta el procedimiento especial establecido por el artículo 3 ° de la Ley 52/1962, de 27 de julio (§ 4), y reglamentado por los artículos 15 a 23 del Decreto 343/1963, de 21 de febrero (§ 5)

120 LEGISLACION DEL SUELO 82

tración lo acordará previa audiencia de los demás propietarios del polígono o unidad de actuación (133).

4. En todo caso procederá la aplicación del sistema de expropiación cuando la Junta de compensación, o en su caso, el propietario único de todos los terrenos del polígono o unidad de actuación incumplan las obligaciones inherentes al sistema de compensación.

Art. 120. 1. Los propietarios de terrenos afectados por una ac,ua,:ión urbanística están sujetos al cumplimiento de las siguientes cargas (134):

y a) Efectuar las cesiones de terrenos que se establecen en la presente Ley.

b) Sufragar los costes de la urbanización (135).

2. La Administración vendrá obligada a afectar el suelo procedente de las cesiones al destino previsto en los Planes, y eventualmente al Patrimonio municipal del suelo, y a realizar a urbanización en los plazos previstos. La variación en el destino de los terrenos de cesión obligatoria no podrá implicar en ningún caso disminución de la cuantía de las cesiones correspondientes al aprovechamiento medio en cada caso.

Art. 121. Cuando la actuación en determinados polígonos o unidades de actuación no sea presumiblemente rentable, por resultar excesivas las cargas en relación con el cescaso aprovechamiento previsto para las zonas edificables, el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministro de la Vivienda y previo dictamen del Consejo de Estado, con audiencia, o en su caso, a instancia de los Ayuntamientos interesados, podrá autorizar, sin modificar las determinaciones del Plan, una reducción de la contribución de los propietarios a las mismas o una compensación económica a cargo de la Administración, procurando equiparar los costes ;:e la actuación a las de otras análogas que hayan resultado viables.

Art. 122. 1. En los costes de urbanización que deban ser sufragados por los propietarios afectados se comprenden los siguientes conceptos:

a) Las obras de vialidad, saneamiento, suministro de agua y energía eléctrica (136), alumbrado público, arbolado y jardinería, que estén previstas en los Planes y proyectos y sean de interés para el sector o área de actuación, sin perjl:icio dei derecho a reintegrarse de los gastos de instalación de las redes de

(133) Véase el artículo 126-2 de esta Ley. (134) Véanse los articules 83-3 y 81-3 de la presente Ley. (135) Véase el artículo 45 del Reglamento de Reparcelaciones (§ 2).

(136) Sobre suministro de energía eléctrica a los polígonos promovidos por el Ministerio de la Vivienda y gastos de las instalaciones. véase la Arden de 18 de marzo de 1972 ("BOE" núm. 83, de 6 de abril).

83 LEY DEL SUELO §

suministro de agua y energía eléctrica con cargo a las empresas que prestaren los servicios, salvo la parte que deban contribuir los usuarios según la reglamentación de aquéllos (137).

b) Las indemnizaciones procedentes por el derribo de construcciones, destrucción de plantaciones, obras e instalaciones que exija la ejecución de los Planes.

c) El coste de los Planes Parciales y de los Proyectos de Urbanización y reparcelación (138).

2. El pago de estos costes podrá realizarse, previo acuerdo con los propietarios interesados, cediendo éstos, gratuitamente y libres de cargas, terrenos edificables en la proporción que se estime suficiente para compensarlos (139).

Art. 123. Los propietarios de suelo urbanizable no programado,

que sea objeto de un Programa de Actuación Urbanística, habrán de subvenir a la ejecución o suplemento de las obras exteriores de infraestructura sobre las que se apoye la actuación urbanística sin perjuicio del cumplimiento de las cargas a que se refiere el número 2 del artículo 85.

Art. 724. 1. Las obligaciones y cargas de los propietarios del suelo a que se refiere este Capítulo serán objeto de distribución

justa entre los mismos, juntamente con los beneficios derivados del planeamiento, en la forma que libremente convengan mediante compensación o reparcelación.

2. El incumplimiento de las obligaciones y cargas impuestas por la presente Ley habilitará a la Administración competente para expropiar los terrenos afectados.

Art. 125. 1. La cesión del 10 por 100 a que se refiere el número 3 del artículo 84 en los casos de actuaciones urbanísticas de carácter sectorial o que por su naturaleza requieran una reducida extensión de terrenos o situarse en parajes aislados, podrá ser sustituida por una indemnización económica, determinada con arreglo al procedimiento establecido en el artículo 105.

2. Procederá también la indemnización sustitutoria entre los afectados cuando por las circunstancias de edificación en una

actuación urbanística no fuere posible llevar a cabo la reparcelación material de los terrenos de toda o parte de la misma, superior a un 50 por 100 de la superficie afectada.

CAPITULO III Sistema de compensación

Art. 126. 1. En el sistema de compensación, los propietarios aportan los terrenos de cesión obligatoria, realizan a su costa

!a urbanización en los términos y condiciones que se determinen en el Plan o Programa de Actuación Urbanística o en el acuerdo a.,;ro*:aiorio del sistema y se constituyen en Junta de Compensaci, n, salvo que todos los terrenos pertenezcan a un solo ti.u!ar (140).

2. Las uses eo actuación y los Estatutos de la Junta. de Compensación serán aprobados por la Administración actuante. A twi efecto, los propietarios que representen al menos el

por ;00 de la superficie total dei polígono o unidad de actuación presentarán a la Administración actuante los correspondientes proyectos de Bases y Estatutos. Con anterioridad a ,*. raso!ucién que se adopte, se dará audiencia a !os demás *ropietar tos.

:'-°f, 121. 1. Les propietarios del polígono o unidad de actua:icn que no hubieren solicitado el sistema podrán incorporarse ccn igualdad de derechos y obligaciones a la Junta de Compensación, si no lo hubieran hecho en un momento anterior, _ien`r o del plazo de un mes a partir de la notificación del acuerdo de aprobación de los Estatutos de la Junta. Si no lo hicieran, sus fincas serán expropiadas en favor de la Junta de Compensacibn. que tendrá la condición jurídica de beneficia¡ -¡a.

2. Podrán también incorporarse a la Junta las Empresas urbanizadoras que hayan de participar con los propietarios en la *:esi!bn del polígono o unidad de actuación (141).

La Junta de Compensación tendrá naturaleza administrativa, personü!idad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimi-:-,to de sus fines (142).

4 Un rapr°sentante de la Adm!n!stración actuante formará parta de! órgano rector de la Junta en todo caso.

5. Los acuerdos de la Junta de Compensación serán recurriLles en alada ante la Administración actuante.

!,a. 128. La transmisión al municipio correspondiente, en pleno

dominio y libre de cargas, de todos los terrenos de cesión obl:catoria y de !as obras o instalaciones que deban ejecutar a su ,nsta los propietarios tendrá lugar por rninisterio de la Ley en las condiciones que reglamentariamente se determinen.

Art. 129. 1. La incorporación de los propietarios a la Junta de CompFnsación no presupone. salvo que los Estatutos dispusieran otra cosa, la transmisión a !a mama de los inmuebles afectados a !os resui-idos da la Gestión común (143). En t^'°*, !os terrenos 7uedarán directamente afectados al ce::*;;;uniento de las

(140) Véanse los artículos 119-3 do esta Ley y 38 a 42 del Regl°!-nento de Reparcelaciones (§ 2).

(?4í ) Veace el artículo 42 de; Reglamento de Reparcela ;iones (§ Z) (142) véa. e los artículos 39 y 40-1 del Reglamento de Reparcelaciones (§ 2).

(143) P,rtí;:i;10 40-2 del Reglamento de Reparcelaciones (§).

BS

,:b!igaciones inherentes al sistema con anotación en e! Registro -> ia Propiedad en !a forma que se señale reglamentara-amante. Las Juntas de Compensación actuarán como fiduciarias con !ano poder dispnsit!vo sobre las fincas pertenecientes a !os

orepieta.rios miembros de aquéllas, sin más lim;taciones que las

~?stabl--c:*aas en tos Estatutos (144).

3. Las transmisiones de terrenos que se realicen como con-

*ecuencia de la constitu.ción de la Junta de Compensación por *oriacién de los pro p tetarles del polígono o unidad de actuación n ei caso de que así lo dispusieran los Estatutos, o en virtud

ie expropiación forzosa, y las adjudicaciones de solares que se

í2:.túen a favor de les propietarios miembros de dichas Juntas en proporción a los terrenos incorporadas por aquéllos, estarán xentns, con carácter peroanente, del Impuesto Genera¡ sobre Transmisiones Patrimoniales y del de Actos jurídicos Document áos, v no tendrán la consideración de transmisiones de domino a los efectos de la exacción del arbitrio sobre el incre,*;ento c!el valor de los terrenos. Cuando el valor de los solares <:d¡udicadcs a un propietario exceda dsl que proporcionalmente ;orr esponda a los terrenos aportados por el mismo, se girarán liquidaciones procedentes en cuanto al exceso.

Art. 13?. 1. La Junta de Compensación será directamente res^n,sab!e, frente a la .Administración competente, de la urbani,,*I,*n cornpleta del polígono o unidad de actuación y, en su ,:e.so, de la edificación de los solares resultantes, cuando así se

';ere establecido.

2. Las cantidades adeudadas a la Junta de Compensación por ;! s miembros serán exigibles por vía de apremie, mediante we,*ción de la Junta a la Administración actuante.

El incumplimiento por los miembros de la junta de las :,'igaciones y cargas impuestas por la presente Ley habi!it.rJ. !a Administración actuante para expropiar sus respectivos !r-;echos en favor de la Junta de Compensación, que tendrá la '*dación jurídica de beneficiaria.

CAPITULO IV Siste;na de cooperación

;rt. 131. 1. En el sistema de cooperación, los propietarios ->o-tan el suelo de cesión obligatoria y la Adtilinistrac;ón ejecuta ,* obras de urbanización con cargo a los mismos.

2 t-a aplicción de¡ sistema de cooperación exige la repwZ°c:ibn de los te renos comprendidos en el polígono o unidad de *i:ua.^.ión, salvo que ésta sea innecesaria por resultar s;ni*;en

nonata equitativa la di strib;rción de los beneficios y cargas.

; ;1 Artículo 40-3 a 5 de! Reglamento de Reparcelaciones (§ 2).

3. Podrán constituirse asociaciones administrativas de propietarios, bien a iniciativa de éstos o por acuerdo del Ayuntamiento, con la finalidad de colaborar en la ejecución de las obras de

urbanización.

Art. 132. 1. Las cargas de la urbanización se distribuirán entre los propietarios en proporción al valor de las fincas que les sean adjudicadas en la reparcelación.

2. La Administración actuante podrá exigir a los propietarios afectados el pago de cantidades a cuenta de los gastos de urbanización. Estas cantidades no podrán exceder del importe de las inversiones previstas para los próximos seis meses.

3. La Administración actuante podrá, asimismo, cuando las circunstancias lo aconsejen, convenir con los propietarios afectados un aplazamiento en el pago de los gastos de urbanización.

Art. 133. En el sistema de cooperación no podrán concederse licencias de edificación hasta que sea firme en vía administrativa el acuerdo aprobatorio de la reparcelación del polígono o unidad de actuación, cuando aquélla sea procedente.

CAPITULO V

Sistema de expropiación (145)

Art. 134. 1. El sistema de expropiación se aplicará por polígonos o unidades de actuación completas y comprenderá todos los bienes y derechos incluidos en los mismos.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el número anterior, la expropiación forzosa podrá aplicarse para la ejecución de los sistemas generales de la ordenación urbanística del territorio o la de alguno de sus elementos, o para realizar actuaciones aisladas en suelo urbano (146).

Art. 135. 1. Cuando la ejecución de los Planes se realice por el sistema de expropiación, la delimitación de los polígonos o unidades de actuación deberá ir acompañada de una relación de propietarios y de una descripción de los bienes o derechos afectados, redactadas con arreglo a lo dispuesto en la Ley de Expropiación Forzosa (147).

2. Si no se actúa por polígonos o unidades de actuación completos, la aplicación de la expropiación forzosa para la ejecu-

(145) Respecto al Derecho transitorio téngase en cuenta lo establecido en la disposición transitoria 4.^ de la presente ley, así como el procedimiento especial establecido en el artículo 3 de la ley 52/1962, de 21 de julio (§4) y reglamentado por los artículos 15 a 23 del Decreto 343/1963, de 21 de febrero (§ 5).

(146) Véase el artículo 144 de la presente Ley.

(147) Artículos 17 y siguientes de la misma y 16 y siguientes de su Reglamento de 26 de abril de 1957.

LEY DEL SUELO

ción de los sistemas generales o de alguno de sus elementos n para realizar actuaciones aisladas en suelo urbano, exigirá !a formulación de la relación de propietarios y descripción de bienes y derechos a que se refiere el número anterior, que habrá de ser aprobada por el Organismo expropiante, previa la apertura de un período de información pública por plazo de quince días.

Art. 136. 1. Guando en la superficie delimitada existan bienes de dominio público y el destino de los mismos según el planea;niento sea distinto del que motivó su afectación o adscripción -3I uso general o a los servicios públicos, se seguirá el procecümiento previsto en la Ley de Patrimonio del Estado (148) o, ;:n su caso, en la legislación de Régimen Local (149).

2. Las vías rurales que se encuentren comprendidas en la superficie delimitada se entenderán de propiedad municipal, salvo prueba en contrario. En cuanto alas mas urbanas que desaparezcan se entenderán transmitidas de pleno derecho al Organismo expropiante y subrogadas por las nuevas que resulten del planeamiento.

Art. 137. Sobre la superficie comprendida en el área delimitada efectos expropiatorios no se podrá realizar construcción al,, "una ni modificar las existentes, salvo en casos concretos y exr.epcionales, previa autorización expresa del Organismo expro* aiante, que, de no ser el Ayuntamiento, lo comunicará a éste a efectos de la concesión de la oportuna licencia (150).

r;rt. 138. El expropiante podrá optar entre seguir la expropiación individualmente para cada finca o aplicar el procedimiento de casación conjunta con arreglo a lo que se dispone a contie.iación (151):

1 ` El proyecto de expropiación será expuesto al público por canino de un mes, para que !os interesados, a quienes deberán per notificadas las correspondientes hojas de apremio, puedan `or1nu!ar observaciones y reclamaciones concernientes a la titu-

ridad o valoración de sus respectivos derechos.

Art. 142 LEGISL:ICIO DEL SUELO 90 toros de construir un porcentaje de edificación en plazos deter

Administración expropiante, de oficio o a instancia de parte !pinados, las garantías y sanciones en caso de incumplimiento

interesada o del propio Registrador, solicitará de éste que prac- * y las demás circunstancias que configuren la referida actuación.

tique la cancelación correspondiente, sin perjuicio de lo dis- 3* En las bases se concretarán asimismo las demás obliga

puesto en el número anterior. ciones que deben asumir los adjudicatarios, que comprenderán,

cuando menos, las siguientes:

Art. 142. 1. En el caso de actuaciones urbanísticas de pro- a) Cesión gratuita a la Entidad Local o, en su caso, a la

moción pública en nuevos polígonos para la creación de suelo Urbanística especial competente, de los terrenos destinados a

urbanizado, el pago del justiprecio de los bienes y derechos viales, parques y jardines públicos y demás servicios y dota

expropiados se podrá efectuar por la Administración actuante, cines de interés general que, en ningún caso, podrán ser infe

cte acuerdo con los expropiados, con parcelas resultantes de la *I dores a las establecidas en la presente Ley.

propia urbanización. b) Construcción de la red viaria completa de la zona de

2. La valoración de los bienes y derechos expropiados y de actuación y de las redes de abastecimiento de agua y energía

las parcelas resultantes se hará con arreglo a los criterios es- eléctrica, saneamiento, alumbrado público y demás servicios

tablecidos en esta Ley, teniendo en cuenta los costes de la que, en su caso, se prevean. .

urbanización correspondiente al Plan según lo dispuesto en el c) Construcción de las necesarias conexiones en el exterior

artículo 122 y conforme al procedimiento establecido en la ^e la zona de actuación, con ¡as redes señaladas en e! apartado

Ley de Expropiación Forzosa. Todo ello en la forma y condicio- anterior. .

pes que reglamentariamente se determinen. d) Previsión y ejecución del equipamiento adecuado a las

dimensiones y finalidad de la actuación que, cuando se trate

Art. 143. En todo lo no previsto expresamente en esta Ley de uso residencial, consistirá como mínimo en la creación de

se aplicará la legislación general de expropiación forzosa. espacios verdes públicos y en la construcción de centros do

Art. 144. En los supuestos de expropiación previstos en el Gentes, sociales y comerciales.

4. La cesión del 10 por 100 del aprovechamiento medio podrá

apartado 2 del artículo 134 se aplicará siempre el procedimiento sustituirse por las mayores obligaciones que, a tal efecto, es

de la Ley de Expropiación Forzosa sin perjuicio de que la tasa- tablecieran las bases.

ción de !os terrenos se realice con arreglo a los criterios de 5. Las bases podrán establecer también los precios máximos

valoración de la presente ley, i de venta o alquiler de las edificaciones.

Art. 145. El coste de las expropiaciones a que se refiere el ar- Art. 147. 1. Las bases serán redactadas por ia Entidad que

tículo anterior podrá ser repercutido sobre los propietarios que convoque e! concurso y serán aprobadas por el órgano competen

resulten especialmente beneficiados por la actuación urbanís- :e para la aprobación del Programa de actuación.

tica, mediante la imposición de contribuciones especiales. 2, Los concursantes, al formular sus ofertas, deberán pre

sentar avances de planeamiento.

CAPITULO VI 3. La adjudicación del concurso se otorgará por la misma

Entidad que lo convocó.

Ejecución de los Programas de Actuación Urbanística 4. En el acto de adjudicación del concurso se determinará el

Art. 146. 1. Las Entidades Locales y, en su caso, las Urbanís- sistema de actuación aplicable y se aprobará el avance de

ticas especiales competentes, de oficio o a instancia de arte, planeamiento presentado por el concursante seleccionado, a los

P efectos del artículo 28, con las modificaciones que, en su caso.

podrán convocar concursos para la formulación y ejecución de procedieran.

Programas de Actuación Urbanística, de conformidad con las 5. En todo caso la presentación del avance de planeamiento

determinaciones y los criterios que a este efecto señale e!

Plan General, no limitará las facultades de la Administración respecto a la

2. Las bases del concurso señalarán las zonas aptas para la jProbación del Programa de Actuación Urbanística y Planes Par

^,iales que lo desarrollen,

localización de fas actuaciones, la magnitud de las superficies Art. 148. Adjudicado el concurso, se precederá por el concur

urbanizables, las exigencias mínimas da criterios planeamiento en rela-

establezca lel Plan de los tusosfgenes

santo seleccionado a formular el correspondiente Programa de roles a que se destine la actuación, la obligación de los promo-

Art. 449

LEGISLAGIOa DEL SUELO

92

actuación de acuerdo con el avance de planeamiento aprobado, si no se hubiera hecho anteriormente, con sujeción a las dei,rmir;acior.es previstas en el artículo 16 de esta Ley y a la tra m ilación establecida por los Planes Parciales.

Art. 149. 1. De acuerdo con ¡as previsiones del Pian General y sin detrimento de les programas en él establecidos, las Entidades Locales y, en su caso, las Urbanísticas especiales competentes podrán formular y ejecutar directamente Programas de F,ctuacicn Uri*a.nística sin que sea necesario en este supuesto la convocatoria de concurso.

2. Asimismo, podrán formularse y ejecutarse Programas de A,stuüción Urbanística sin previa convocatoria de concurso, cuando se trate de la urbanización de terrenos destinados a insta!ac!cnes de actividades productivas relevantes o de especia! impor:ancla y para la tormación de polígonos industriales, y así lo acuerde el Consejo de felinistros mediante Decreto, a propuesta de! í.".inisterio de la Vivienda y del competente por razón á:; la m;aeria, previo informe de las Corporaciones Locales interesadas y de ia Comisión Central de Urbanismo, y dictamen de! Consejo de E-tade. En el Decreto se determinarán las obligc:cnes que de!:j cumplir el adjudicatario en relación con lo que so establece .n el apartado 3 del artículo 146.

A rt. 150. De hacerse formulado directamente Programas de Actuación Urbanística por las Entidades Locales y, n su caso, por las Urbanísticas especiales, éstas podrán convocar concursos para la ejecución y desarrollo de los mismos, con sujeción a las Leyes y sisposiciones que regulan sus respectivas competencias.

Arc. 151. Los Programas de Actuación Urhanística se ejecutarán por los sisiemas de compensación, cooperación o expropiación. La determinación dei sistema se efectuará por la Administración en la forma prevista por esta Ley (154).

Art. 152. En todo caso, la aprobación del Programa de Actuación Urbanística implicará la declaración de utilidad pública y la necesidad de la ocupación a efectos de expropiación forzosa de !os terrenos necesarios para el enlace de la zona de actuación con los correspondientes elementos de los sistemas generales, existentes en el exterior.

Art. 153. El incumplimiento de las obligaciones contraídas por el adjudicatario dará lugar, en su caso, a la resolución del convenio y a la caducidad del programa de Actuación Urbanística respecto de la parte pendiente de ejecución, sin perjuicio de las sanciones que procedan.

LEY DEL SUELI

TÍTULO IV

Eje¡ .-iojo de las facu*Iacj*s i•elatjaras a! taso y edifioacl.ta dei suelo

(154) Artículo 119 de fa mi-i7a.

CAPITULO PRIMERO

,tensa da a eif;cación (155)

a; FLAZG* D- EDIFICACION FCR7_USA DE PROFI*=JADES

`r' EíJA,IEfJACiOiJ

ra°'t. 154. 1. El propietario de solares, según el artículo 82, ,berá emprender la edificación dentro del plazo fijado en e!

*;ai-, o Programa de Actuación Urbanística (156).

2. Si no estuviera determinado, el plazo será el siguiente:

a) De dos aros, contados desde que la parcela, que merezca calificación c!e solar, esté comprendida en áreas consolidadas

,:or !a edificación a! manos en áos terceras partes de su superr:ie, si el propietario de la parcela hubiere cedido los terrenos costeado 'a urbanizacicn.

u) De trí;--- s arios, a contar de la recepción provisional de las

Jrta de urb.nización a que se refiere el número 1 del artícu-

W2 en los demás casos.

a. A los efectos de la presente sección, tendrán también la

"onsideración de solares las fincas en las que existieren cons---ucciones paralizada, ruinosas, derruidas o inadecuadas al luiar en que radiquen (i57), cuyos propietarios deberán emprender a edificación dentro del plazo señalado en el párrafo 2 dei ar-

cülo 156.

s,rt. 155. 1. Los plazos señalados para la edificación no se al-rarán aunque durante los mismos se efectuaren varias trans-

fisiones de dominio (158).

2. Dichos plazos serán prorrogables por un año, si lo acorda-

*• el Ayuntamiento mediante justa causa; por dos años, en vir-

tud de resolución motivada de la Comisión Provincial de Urbanismo, y por más tiempo, mediante acuerdo del Ministro de la 'vivienda fundado en el exceso de solares edificables (159).

3. Las Corporaciones públicas y las Empresas industriales que Poseyeren o adquirieren solares para ampliaciones o futuras necesidades justificadas podrán retenerlos sin edificar por plazos superiores a los previstos en el artículo 154, previo acuerdo del Ayuntamiento, oída la Delegación de Industria de la provincia

aprobado por el Ministro de la Vivienda (160).

Art. 156. 1. Transcurrido el plazo correspondiente y el de prórroga, en su caso, sin que el propietario hubiere emprendido y seguido a ritmo normal la edificación de un solar, ajustada al Pian, la parcela quedará inmediatamente en venta forzosa y será individualizada e inscrita por el Ayuntamiento, de oficio o a instancia de cualquier persona, en el Registro Municipal de Solares (iG1).

2. Las fincas a que se refiere el párrafo 3 del artículo 154 deberán ser, previo expediente tramitado de oficio o a instancia de parte, incluidas en el Registro de Solares, pero no pasaran a la situación de venta forzosa hasta que haya transcurrido el plazo de dos años, a contar desde aquella inclusión, sin que ,'tirante este plazo se hubieren iniciado o continuado por el propietario las obras de edificación, o luego no las desarrollara con ritmo normal.

Art. 157. 1. La inclusión de un solar o finca en el Registro im*'ir:ará la iniciación del expediente de valoración, cuyo resultado *'Inal se hará constar en el mismo Registro.

2. El justiprecio de los solares, edificados o no, se fundará 'n su valor urbanístico, según la presente Ley (162).

3. En el justiprecio se tendrán en cuenta, en su caso !a> Indemnizaciones que hayan de abonarse a los titulares de derecho de arrendamiento u otros análogos al extinguirse los mismos.

Art. 15E. 1. Cualquier persona podrá adquirir, transcurridos los ,,-lazos de retención por el propietario, señalados en los artículos 154 y parráfo 2 del 156, un solar o finca incluida en el Registro y solicitar del Ayuntamiento que !o expropie, y se lo adjudique íntegramente con arreglo a la valoración aludida en el articu-

e anterior, siempre que el peticionario asuma los compromisos de edificar según el Plan e ingresar en !a Depositaría de Fondos

(159) Articulo 22 del Reglamento de Edificación Forzosa y Registro i;^unicipal de Solares (§ 3). (?EO) Artículos 23 y 24 del Reglamento de Edificación Forzosa (§ 3).

(161) Véase el artículo 9 del Reglamento de Edificación Forzosa y Regist-o Municipal de Solares (§ 3). (?E2) Véase el artículo 20 del Reglamento de Edificación Forzosa (§ 3).

95 LEY DEL SUELO §

Municipales, con quince días de antelación al pago del justipre Lio la cantidad necesaria para abonarlo (163).

2. El Ayuntamiento podrá expropiar de oficio los solares y fincas en situación de venta forzosa para edificarlos (1G4).

3. El Ayuntamiento o la Comisión Provincial de Urbanismo podrán formular y aplicar el régimen de polígonos de expropiación a todos o parte de los solares y fincas incluidos en el Registro (165).

4. El adquirente de los terrenos o fincas expropiados podrá elegir entre la continuación o la extinción de !os derechos reales que reo fueren incompatibles con la finalidad de la expropia*;ión; y si no formulare manifestación alguna, se entenderá que opta por la expropiación absoluta.

Art. 159. 1. El Ayuntamiento, al transcurrir dos años sin que se hubiere ejercitado alguna de las facultades reguladas por e!

rtículo anterior, sacará a subasta el inmueble, bajo el tipo de ¡citación que resultare del justiprecio efectuado según el artículo 157 y con la cláusula de que el adquirente habrá de edi^icar según el Plan (166).

2. La subasta se desarrollará con arreglo a los preceptos que regulan la contr atación de las Corporaciones Locales (1G7), pero

solicitud de! propietario, antes de la celebración de la misma. podrá acordarse se admitan pujas ala llana.

3. Si resultare precio superior al tipo de licitación, la diferencia quedará a beneficio del propietario expropiado.

4. Si la subasta fuere declarada desierta. se convocará da nuevo, en el plazo de seis meses, con rebaja del precio tipo en un 25 por 100.

5. Si la segunda subasta quedare también desierta, el Ayun-

,rniento, en el plazo de los seis meses siguientes, podrá ad-."irir el inmueble por el precio mínimo licitatorio y con destino

la edificación conforme al Plan.

6. En el caso de que el Ayuntamiento no ejercitare la facui*d a que se refiere el párrafo anterior, el estado de venta forwsa del inmueble quedará en suspenso por un año, durante e1

cual el propietario podrá emprender y continuar la edificación a ritmo normal.

7. Caducado el plazo sin que el propietario lo hubiere efectuado, el inmueble volverá a estar en situación permanente de venta forzosa, con arreglo ai tipo de valoración resultante de la última subasta (168),

Art. 160. 1. El propietario de inmuebles en situación de venta forzosa podrá, en tanto subsista, excluirlos de dicha situación, enajenándolos directamente, mediante el otorgamiento de escritura pública en la que el adquirente se someta expresamente a la obligación de edificar según el Plan y dentro de los plazos señalados en el artículo 172, salvo que con anterioridad se hubieren solicitado la adquisición directa ola expropiación prevista en el artículo 158 (169).

2. El propietario de inmuebles en situación de subasta prevista en el artículo anterior podrá excluirlos de aquélla antes del acuerdo de su convocatoria, conforme a estos requisitos:

a) Ofrecim;ento al público de venta del inmueble, mediante anuncio inserto una vez al año en el "Boletín Oficial de la provincia" y en los dos diarios de mayor circulación en la población, en el cual se detalle el emplazamiento, superficie, precios según la valoración en el Registro y número de inscripción en el mamo, con indicación de que la oferta se formule a los efectos dei ; resente artículo.

b) Colocación en el Inmueble de un cartel legible desde la vía pública con la expresión "Solar en venta" y número del Registro municipal.

c) Otorgamiento de escritura de mandato a favor del Concejal o funcionario municipal que designe el Alcalde para que pueda enajenar la finca a cualquier persona que contraiga el compromiso de edificar según el Plan y abone al contado el precio en que se hubiere valorado el inmueble, cuyo precio se concretará en el documento.

d) Entrega al Ayuntamiento de una copia auténtica de la escritura y de los títulos de propiedad, mediante resguardo de recepción.

3. La oferta tendrá vigencia mientras no se notificare formalmente la revocación del mandato y se publicaren los anuncios a que se refiere el apartado a) del párrafo anterior (170).

4. En vigor la oferta, cualquier persona podrá aceptarla, para lo cual habrá de comunicarlo a la Alcaldía con expresión de

(168) Véanse los artículos 4 de la ley 52/1962, de 21 de julio (§ 4), y 32 a 40 del Reglamento de Edificación Forzosa (§ 3). Asimismo, ténganse en cuenta las normas 15 y siguientes de la Circular 1¡1965, de 28 de

mayo. (i69) Véanse los artículos 177 de la presente ley y 42 del Reglamento de Edificación Forzosa (§ 3). (170) Véanse los artículos 177 de esta Ley y 43 del Reglamento de Edificación Forzosa (§3).

haber constituido en poder del Notario que designe, o en las

cuenta Arcas5altemporunicipaldeÍ00es enpreciconceptoayode arras, un depósito equivalen-

5. de éste.

5. El Concejal o funcionario apoderado otorgará escritura pública de venta ante el Notario designado por el comprador, en el plazo de los quince días hábiles siguientes ala fecha en que reciba la notificación de la aceptación, y el precio lo ingresará en la Depositaría de Fondos Municipales a disposición del propietario enajenante.

Art. 161. 1. La enajenación de una finca incluida en el Registro, efectuada con arreglo a los artículos 158, 159 y 160, producirá la definitiva extinción de los arrendamientos y demás derechos personales constituidos por cualquier título en relación con la misma, sin que repercutan de ningún modo sobre la nueva construcción ni hayan de reservarse en ella locales o habitaciones a los antiguos ocupantes (171).

2. Si fuere el propietario quien se propusiere acometer o terminar la edificación, producirá el mismo efecto el otorgamiento de la licencia, aunque la solicitare transcurrido el plazo dispuesto

por los artículos 154 y 155, pero antes de existir solicitud de adquisición por un tercero.

3. Sí procediere por razón de la naturaleza de la obligación, !os aludidos derechos serán indemnizados a cargo del propietario por su valor real, de acuerdo con el procedimiento establecido en la Ley de Expropiación Forzosa y lo previsto en su artículo 43. En cualquier caso, el pago o depósito de la indemnización será previo al desalojo.

Art. 162. 1. Los adquirentes de los solares y construcciones a que se refiere este capítulo quedarán obligados a iniciar o reariudar las obras de edificación en el plazo de un año, a partir de la fecha de toma de posesión de la finca, e imprimirles el desarrollo adecuado para su normal terminación.

2. La misma obligación recaerá sobre el propietario que huo:ere ejercitado la facultad del apartado 2 del artículo anterior.

3. En circunstancias excepcionales y justificadas, los Ayunta;;ientos podrán prorrogar por otro año como máximo el cumpliiniento de la mencionada obligación.

Art. 163. 1. Si el adquirente no cumpliere sus obligaciones en orden a la edificación, el Ayuntamiento lo declarará así, de oficio o a instancia de cualquier interesado.

2. Dentro de los dos meses siguientes a esta declaración el propietario expropiado podrá ejercitar el derecho de reversión si se comprometiere a iniciar o seguir la construcción en el plazo de seis meses desde que tomare posesión (172).

3. Como pago de la reversión se abonará el 75 por 100 del precio satisfecho por la adquisición, incrementado con el valor de las construcciones aprovechables (173).

4. Si el antiguo propietario no ejercitare en tiempo y forma el derecho a reversión, el Ayuntamiento podrá expropiar en iguales condiciones (174).

5. Si el propietario ola Corporación ejercitantes de ese derecho no comenzaran las obras en el plazo de los seis meses ni las siguieran al ritmo adecuado, el inmueble pasará de nuevo a ia situación de venta forzosa.

Art. 164. Los Ayuntamientos, previa autorización de! Ministro de la Vivienda, o éste, con audiencia de aquéllos, podrán dejar sin efecto el régimen general de la edificación forzosa en todo el término municipal o en alguna parte del mismo en los casos siguientes:

1 ° Cuando en el ámbito territorial afectacio por la suspensión e! Plan General determine la necesidad o conveniencia de realb zar operaciones de reforma interior o se apruebe inicialmente un Plan especial de esa naturaleza.

2.° Cuando concurran densidades de ed:ficacicn u otras circunstancias de carácter urbanístico, económico o social que así 'o aconsejen, en tanto subsistan tales circunstancias.

SECCION SEGUNDA/'CESION DE TERRENOS (175)

Art. 165. Los Ayuntamientos podrán ceder terrenos del Patrimonio r :unicipal del suelo para ser edificados o destinados, en general, a los fines previstos en el Plan de ordenación.

Art. 136. 1. Toda cesión de terrenos a título gratuito o por precio inferior ade coste precisará que sean destinados para

,a

itenrier necesidades cle viviendas de carácter social y se some-

rá a la autorización del Ministro de la Gobernación, previo in-

:re del Ministro de la Vivienda en las condiciones y con las

n;aüdades establecidas reglamentariamente (176).

Las cesiones a título oneroso de terrenos del Patrimonio

*nir:ir*a; del suelo estarán exceptuadas de la autorización mi-

*rsrial (177).

°. 967. Cuando !a permanencia de los usos a que se destinen

terrenos lo requiera, las Entidades Locales, previo informe del

*sa*erio de la Vivienda y autorización del de la Gobernación,

;ron cader directamente, por precio inferior al de coste o con

::er gratuito, el dominio de terrenos en favor de Entidades

i+sti;r!ciones públicas para destinarlos a fines que redunden

i:e::eficio manifiesto de los respectivos municipios.

158. 1. La enajenación d2 terrenos pertenecientes a las ar;*s Locales requerirá subasta pública, cuyo tipo de licita-* ser=, el valor urbanístico o, si excediere de éste, el que '+e de sumar al importe de adquisición la parte proporcional l:v > obras y servicios establecidos, gastos complementarios *sti5n o preparación, alojamiento para familias o Empresas 'ad:as e indemnizaciones satisfechas (178). Si la subasta quedare desierta, la Corporación podrá epa;i:-ectamente dentro del plazo máximo de un año, con arre! rr3cio tipo de licitación y estableciendo la obligación de !zar 1a edificación en el plazo de seis meses y terminarla , c adecuado a la importancia de la misma.

!. 169. 1. No obstante, la enajenación de terrenos del Patri

o municipal del suelo podrá efectuarse directamente para

=:guientes fines:

Edificios públicos destinados a Organismos oficiales.

! Edificios de servicio público, de propiedad pública o par

er. que requieran un emplazamiento determinado sin propó

!*"pa^ulativo, como centros parroquiales, culturales, sanita

s o i*-,s+alnciones deportivas.

'onstrucción de viviendas por Organismos oficiales.

`•éanse los artículos 84-3, 1167 y 172-1 de esta ley.

• `:;u!o 96 del Reglamento de Bienes ,le las Entidades Locales

% c!e mayo de 1955 regula la tramitación a seguir con motivo de

*s:ón gratuita de bienes de las citadas Entidades. Véase al res

la Or:!en de, 21 de septiembre de 1955 (*•BOE^ núm. 267. de 24

*;e*embre).

i lrAanse los artículos 92 y 93 de la presente Ley.

',''-Se en c,!enta el régimen general de enajenación de bienes

anales (artículos 189 a 191 de la Ley de Régimen Local y 94 a ! Re•;!amento de Bienes de las Entidades Locales de 27 de mayo

*:Sj aplicable. con carácter supletorio, al presente supuesto.

La Subasta se regirá, salvo las especialidades previstas en este

!;o, per los artículos 21 a 36 del Reglamento de Contratación de

':o-poraciones Locales de 9 de enero de 1953.

Art. 170

LECisLACON DEL SUELO

2. La enajenación se realizará por el precio que correspondiera en caso de subasta.

3. El Ministro de la Vivienda podrá aprobar pliego de condiciones tipo, a los que habrán de ajustarse las cesiones directas y en los que se determinarán las obligaciones mínimas de los adquirentes y las garantías de todo orden.

Art. 170. 1. Con los mismos requisitos señalados en el artículo anterior y los demás que se previenen en el presente, también podrán enajenarse directamente terrenos para edificar viviendas a los peticionarios siguientes:

a) Entidades de carácter benéfico y social que sean promotoras de viviendas de protección oficial.

b) Personas económicamente débiles, para su acceso a la pequeña propiedad, en operaciones de conjunto aprobadas por el Ministro de la Vivienda, a iniciativa propia, de las Corporaciones Locales o del Instituto Nacional de la Vivienda.

2. En el supuesto del apartado b) que antecede, los Planes y pliegos de condiciones, con fijación del precio, se expondrán al público en la Casa Consistorial durante dos meses.

3. Dentro de ese plazo, las personas a quienes interesare adquirir parcelas dirigirán sus solicitudes al Ayuntamiento, con los documentos justificativos de su situación familiar y económica.

SECCION TERCERA/CESION DE DERECHOS DE SUPERFICIE

Art. 171. 1. El Estado, las Entidades Locales y Urbanísticas especiales y las demás personas públicas, dentro del ámbito de su competencia, así como los particulares, podrán constituir el derecho de superficie en terrenos de su propiedad con destino a la construcción de viviendas, servicios complementarios, instalaciones industriales y comerciales u otras edificaciones determinadas en los Planes de ordenación, cuyo derecho corresponderá al superficiario.

2. El derecho de superficie será transmisible y susceptible de gravamen con las limitaciones que se hubieren fijado al constituirlo y se regirá por las disposiciones contenidas en esta sección, por el título constitutivo del derecho y, subsidiariamente, por las normas del Derecho privado.

Art. 172. 1. La concesión del derecho de la superficie por el Estado y demás personas públicas se efectuará por subasta o por adjudicación directa o como consecuencia de haberse procedido a una expropiación parcial del dominio del suelo, por así permitirlo la ejecución del Plan. La adjudicación directa podrá hacerse gratuitamente o por precio inferior al coste, siempre que los terrenos sean destinados a los fines previstos en los artículos 166 y 169. Requerirá además autorización del Ministro de la Vivienda o del de la Gobernación, según que dicha adjudi-

LEY DEL SUELO

catión se verifique por órganos urbanísticos de la Administración del Estado o por las Entidades Locales.

2. La constitución del derecho de superficie deberá ser en

todo caso formalizada en escritura pública y, como requisito constitutivo de su eficacia, inscribirse en el Registro de la Pro-

piedad (179).

3. Cuando se constituyere a título oneroso, la contraprestación del superficiario podrá consistir en el pago de una suma

alzada por la concesión o de un canon periódico, o la adjudicación en viviendas o en locales o en derechos de arrendamiento de unas u otros o en varias de estas modalidades a la vez, sin

perjuicio de la reversión total de lo edificado al finalizar el plazo que se hubiera pactado al constituir el derecho de superficie.

í 1 79) Ley Hipotecaria de 8 de febrero de 1946:

"Artículo 107. Podrán también hipotecarse: ... 5 .- Los derechos de

superficie, pastos, aguas, leñas y otros semejantes de naturaleza real...Reglamento Hipotecario, aprobado por Decreto de 14 de febrero de 1947 y modificado por Decreto 393/1959, de 17 de marzo:

"Articulo 16. 1. Para su eficaz constitución deberá inscribirse a favor del superticiario el derecho de constituir edificios en suelo ajeno y el de levantar nuevas construcciones sobre el vuelo o efectuarlas bajo el suelo de fundos ajenos. Los títulos públicos en que se establezca dicho derecho de superficie deberán reunir, además de las circunstancias generales para la inscripción, las siguientes:

A) Plazo de duración del derecho de superficie, que no excederá de cincuenta años. Transcurrido el plazo, lo edificado pasará a ser propiedad del dueño del suelo, salvo pacto en contrario.

B) Determinación del canon o precio que haya de satisfacer el superticiario si el derecho se constituyere a título oneroso, pudiéndose estipular la reversión del todo o parte de lo edificado a favor del dueño del suelo al expirar el plazo convenido.

C) Plazo señalado para realizar la edificación, que no podrá exce-

der de cinco años; sus características generales, destino y costo del aresupuesto.

D) Pactos relativos a la realización de actos de disposición por el ,uperficiario.

E) Garantías de transcendencia real con que se asegure el cumplinníento de los pactos del contrato.

No serán inscribibles las estipulaciones que sujeten el derecho de superficie a comiso.

2. El derecho de elevar una o más plantas sobre un edificio o el de realizar construcciones bajo su suelo, haciendo suyas las edificaciones resultantes que, sin constituir derecho de superficie se reserve el propietario en caso de enajenación de todo o parte de la finca o transmita a un tercero, será inscribible conforme a las normas del nún;ero tercero del artículo 8 .- de la Ley y sus concordantes. En la ins• cripción se hará constar:

a) Las cuotas que hayan de corresponder a las nuevas plantas en ns elementos y gastos comunes o las normas que se establezcan para *'n determinación,

h) Las normas de régimen de comunidad, si se establecieren, para el caso de hacerse la construcción..

Art. 173. 1. El derecho de superficie se extinguirá si no se edifica en el plazo previsto en el Plan (180), o en el convenio, si fuera menor, o por el transcurso del plazo que se hubiera pactado al constituirlo, que no podrá exceder de setenta y cinco aros en el concedido por el Estado y demás personas públicas, ni de noventa y nueve en el convenid9 entre particulares.

2. Cuando se extinga el derecho de superficie por haber transcurrido el plazo, el dueño del suelo hará suya la propiedad de lo edificado, sin que deba satisfacer indemnización alguna cualquiera que sea el título en virtud del cual se hubiere constituido aquel derecho.

3. La extinción del derecho de superficie por recurso del término provocará la de toda clase de derechos reales o personales impuestos por el superficiario.

4. Si por cualquier otra causa se reunieran en la misma persona los derechos de propiedad del suelo y los del superficlario, !as cargas que recayeren sobre uno y otro derecho continuarán gravándolos sopar&damente.

Art. 174. La concesión del derecho de superficie por el Estado y demás personas ptíblicc > y su constitución por los particulares gozará de !as venta¡as que se establezcan reglamentariamente en la concesión de calificaciones, préstamos y ayudas previstas en la legisi*,ción protectora de viviendas.

SECCi01J CUART:-A;;bi-iRIO NO FISCAL SOBRE EDIFICACIO"d DEFICIENTE (181)

Art. 175. 1. Para fomentar la edificación con arregio a los Planes de ordenación, los Ayuntamientos podrán imponer un arbitrio no fiscales sobre los solares situados en sectores urbanizados (182) cuando la construcción ocupe dos terceras partes de !a superficie edificable en cada polígono, las construcciones a que se refiere el artículo 156 y !os edificios de altura insuficiente respecto ala permitida y que sea normal en el sector.

2. Cuando la insuficiencia de altura derivare de la aprobación o modificación de los Planes u Ordenanzas con posterioridad a la fecha de construcción del inmueble, el arbitrio no fiscal sólo Podrá i:rponerse una vez transcurridos diez años desde la vigencia de !a nueva altura permitida. cuyo plazo podrá prorrogar el Ayuntarniento o la Comisión de Urbanismo a instancia de los propietarios (183;.

(I80) Véase el artíci,io 16-1.a-c) del Reglamento Hipotecario, transcrito en nota al apartado 2 riel a t:culo anterior.

(181) Véase la disposición, final 2.3 de la presente Ley.

(182; Véanse los artículos 196-2 de esta Ley y 473 a 475 de la Le, de Régimen Local.

(182) Véase el artículo 209 de esta Ley.

Art. 176. El Ayuntamiento acordará la imposición del arbitrio, robará simultáneamente la Ordenanza y Tarifa que lo regule clavará el expediente ala Comisión Provincial de Urbanismo

,,ar a su aprobación definitiva, si procede (184).

Art. 177. E! arbitrio se bonificará en un 50 por 100 a los propie-

r:r ics :te solares que cumplimentaren lo previsto por el artícu160.

CAPITULO II

Intervención en la edificación y uso del suelo

SECCION PRIMERA, LICEiJCIAS

s*.rt. 178. 1. Estarán sujetos a previa licencia, a los efectos esta Ley, los actos de edificación y uso del suelo, tales como parcelaciones urbanas. os movimientos de tierra, las obras

'e nueva planta, modificación de estructura o aspecto exterior

e ':as edificaciones existentes, la primera utilización de los edi-

,e:> ,r !a modificación del uso de los mismos, la demolición de

or,str acciones, la colocación de carteles de propaganda visibles

-",-de 'a vía pública y los demás actos que señalaren los Planes.

"ando los actos de edificación y uso del suelo se realizaren por

ar_iculares en terrenos de dominio público, se exigirá también

e:lcia, sin perjuicio de las autorizaciones o concesiones que

<>ea pertinente otorgar por parte del ente titular de! dominio

*:hlico.

e. ?.as licencias se otorgarán de acuerdo con las previsiones

*s esta Ley, de los Planes de ordenación urbana y Programas de

^,::tuac!ón Urbanística y, en su caso, de las Normas Complemeri-

w-r, as y Subsidiarias del Planeamiento.

El procedimiento de otorgarniento de las licencias se ajus-

*-: a lo prevenido 2n la Legislación de Régimen Local (185). En

"*.*r.río caso se entenderán adquiridas por silencio administrativo,

*t:tada en contra de las prescripciones de esta Ley, de los

lianes, Proyectos, Programas y, en su caso, de las Normas Com-

v'ementarias y Subsidiarias del Planeamiento.

Art, 179. 1. La competencia para otorgar las licencias corres-

•.n dará al Ayuntamiento, salvo en los casos previstos por la

-seote Ley.

2. Tosa denegación de licencia deberá ser motivada.

Art, 180. 1. Los actos relacionados en el artículo 178 que se

.:roiruevan por Organos de! Estado o Entidades de derecho pú-

^-'! Ténnanse en cuenta las normas reguladoras del procedimiento a imposición y ordenación de exacciones locales, en particular los

,i^.u'r;s 717 a 7,pC de la Ley de Régimen Local y 217 a 220 del Re-

•manto de Haciendas Locales de 4 de agosto de 1952, que serán

r,:i,-.ables en lo que no se opongan a las de esta Sección.

Artículos 8 y siguientes del Reglamento de Servicios de las

:Irporaciones Locales de 17 de junio de 1955.

Art. 181 LEGISL.ACIO DEL SUELO 104

105 LEY DEL SUELO

blico que administren bienes estatales estarán igualmente sujetos a licencia municipal.

2. Cuando razones de urgencia o excepcional interés público lo exijan, el Ministro competente por razón de la materia podrá acordar la remisión al Ayuntamiento correspondiente del proyecto de que se trate, para que en el plazo de un mes notifique la conformidad o disconformidad del mismo con el planeamiento urbanístico en vigor.

En caso de disconformidad, el expediente se remitirá por el Departamento interesado al Ministro de la Vivienda, quien lo elevará al Consejo de Ministros, previo informe de la Comisión Central de Urbanismo. El Consejo de Ministros decidirá si procede ejecutar el proyecto, y en este caso ordenará la iniciación del procedimiento de modificación o revisión del planeamiento. conforme a la tramitación establecida en esta Ley.

3. El Ayuntamiento podrá, en todo caso, acordar la suspen. sión de las obras a que se refiere el número 1 de este artículo cuando se pretendiese llevar a cabo en ausencia o en contradicción con la notificación de conformidad con el planeamiento que se establece en el número anterior, comunicando dicha suspen*ibn al Organo redactor del proyecto y a! Ministro de la Vivienda, a los efectos prevenidos en el mismo.

Se exceptúan de esta facultad las obras que afecten directamente a la defensa nacional, para cuya suspensión deberá mediar acuerdo del Consejo de Ministros previa propuesta del M!nistro de la Vivienda a seficitud del Ayuntamiento competente e informe del Ministerio militar afectado o Alto Estado Mayor, caso de afectar a más de un Ministerio militar.

SECCION SEGUNDA/ORDENES DE EJECUCION O SUSF'ENSION DE OBRAS U OTROS USOS

Art. 181. 1. Los propietarios de terrenos, urbanizaciones de iniciativa particular, edificaciones y carteles deberán mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad y ornato públicos.

2. Los Ayuntamientos y, en su caso, los demás Organismos competentes ordenarán, de oficio o a instancia de cualquier interesado, la ejecución de las obras necesarias para conservar aquellas condiciones (186).

Art. 182. 1. Los Ayuntamientos y, en su caso, las Diputaciones Provinciales y las Comisiones Provinciales de Urbanismo podrán también ordenar, por motivos de interés turístico o estético, la ejecución, de obras de conservación y de reforma en fachadas o

(186) Véanse el artículo 209 de esta Ley y la norma 15-4 de la Instrucción de 15 de n•arzo de 1963 ("BOE, núm. 79, de 2 de abril) para aplicación del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas de 30 de noviembre de 1961.

espacios visibles desde la vía pública, sin que estén previamente incluidas en Plan alguno de ordenación (187).

2. Las obras se ejecutarán a costa de los propietarios si se contuvieren en el límite del deber de conservación que les corresponde, y con cargo a fondos de Entidad que lo ordene cuando lo rebasaren para obtener mejoras de interés general.

3. Los propietarios de bienes incluidos en los catálogos a que se refiere el artículo 25 podrán recabar, para conservarlos, la cooperación de los Ayuntamientos y Diputaciones, que la prestarán en condiciones adecuadas.

Art. 183. 1. Cuando alguna construcción o parte de ella estuviere en estado ruinoso, el Ayuntamiento, de oficio o a instancia de cualquier interesado, declarará y acordará la total o parcial demolición, previa audiencia del propietario y de los moradores, salvo inminente peligro que lo impidiera (188).

2. Se declarará el estado ruinoso en los siguientes supuestos:

a) Daño no reparable técnicamente por los medios normales.

b) Coste de la reparación superior al 50 por 100 del valor actual del edificio o plantas afectadas.

c) Circunstancias urbanísticas que aconsejaren la demolición del inmueble (189).

3. Si el propietario no cumpliere lo acordado por el Ayuntamiento, lo ejecutará éste a costa del obligado.

4. Si existiere urgencia y peligro en la demora, el Ayuntamiento o el Alcalde, bajo su responsabilidad, por motivos de seguridad, dispondrá lo necesario respecto a la habitabilidad del :amuebles y desalojo por sus ocupantes.

5. Las mismas disposiciones regirán en el supuesto de que !as deficiencias de la construcción afectaran a la salubridad.

Art. 184. 1. Cuando los actos de edificación o uso del suelo relacionados con el artículo 178 se efectuasen sin licencia u arden de ejecución o sin ajustarse a las condiciones señaladas en !as mismas, el Alcalde o el Gobernador Civil, de oficio o a instancia del Delegado provincial del Ministerio de la Vivienda, dispondrá la suspensión inmediata de dichos actos. El acuerdo Je suspensión se comunicará al Ayuntamiento en el plazo de tres días si aquél no hubiese sido adoptado por el Alcalde.

2. En el plazo de dos meses contados desde la notificación ..!e la suspensión, el interesado habrá de solicitar la oportuna u: encía o, en su caso, ajustar las obras a la licencia u orden de ;ecución.

3. Transcurrido dicho plazo sin haberse instado la expresada `:cencia, o sin haberse ajustado las obras a las condiciones se---*aladas, el Ayuntamiento acordará la demolición de las obras

1 187) Véanse los artículos 66, 73 y 209 de esta ley.

',881 Véase el artículo 154-3 de esta Ley. í!39) Téngase en cuenta lo dispuesto en el artículo 60 de esta Ley

Art. 185 LEG1511Ci0'.t DEL SUELO 106

a costa del interesado y procederá a impedir definitivamente los usos a los que diera lugar (190). De igual manera procederá si la licencia fuere denegada por ser su otorgamiento contrario a las prescripciones del Plan o de las ordenanzas.

Si el Ayuntamiento no procediera a la demolición en el plazo de un mes contado desde la expiración del término al que se refiere el número precedente o desde que la licencia fuese denegada por los motivos expresados, el Alcalde o el Gobernador Civil dispondrá directamente dicha demolición, a costa, asimism^, del interesado.

Art. 185. 1. Siempre que no hubiese transcurrido más de un año desde la total terminación de las obras realizadas sin licencia u orden de ejecución o sin ajustarse a las condiciones señaladas en las mismas, las autoridades a que se refiere el artículo anterior requerirán al promotor de las obras o a sus causahabientes para que soliciten en el plazo de dos meses la oportuna licencia. El requerimiento se comunicará al Alcalde en el plazo de tres días si aquélla no hubiera sido formulada por el mismo.

2. Si el interesado no solicita la licencia en el plazo de dos meses, o si la licencia fuese denegada por ser su otorgamiento contrario alas prescripciones del Plan o de las ordenanzas, se procederá conforme a lo dispuesto en los números 3 y 4 del artículo anterior.

3. Lo dispuesto en los anteriores artículos se entenderá con independencia de las facultades que correspondan a las autoridades competentes, en virtud del régimen específico de autorización o concesión a que están sometidos determinados actos de edificación o uso del suelo.

Art. 186. 1. El Alcalde dispondrá la suspensión de los efectos de una licencia u orden de ejecución y consiguientemente la paralización inmediata de las obras iniciadas a su amparo, cuando el contenido de dichos actos administrativos constituya manifiestamente una infracción urbanística grave.

2. Si el Gobernador Civil, de oficio o a instancia del Delegado provincial del Ministerio de la Vivienda, apreciare que las obras que se realizan al amparo de una licencia u orden de ejecución constituyen ese mismo tipo de infracción urbanística, lo pondrá en conocimiento de la Corporación municipal, a fin de que su Presidente proceda según lo prevenido en el número anterior. Si en el plazo de diez días el Presidente de la Corporación muni-

(190) Ténganse en cuenta los supuestos de los artículos 58-2 de esta ley, 25 del Reglamento del Patrimonio Histórico-Artístico aprobado por Decreto de 16 de abril de 1936 h,Geceta" núm. 108, de 17 de abril) y 3-e) y 6 del Decreto 1753/1964, de 11 de junio ¡"BOE" núm. 148. de 20 de junio) sobre construcciones clandestinas. Véase lo que con respecto a las últimas disposiciones establece la Tabla de Vigencias que figura al final de esta ley.

107 LEY DEL SUELO

r::pal no adoptase las medidas expresadas en dicho número, el í:obernador Civil, de oficio acordará la suspensión de los efectos Le Ia licencia u orden de ejecución y la inmediata paralización

e las obras.

3. 6v todo caso, la Autoridad que acuerde la suspensión proecierú, en el plazo de tres días, a dar traslado directo de dicho ruardo a la Sala de (o Contencioso-Administrativo competente, i *us efectos prevenidos en los números 2 y siguientes del ariculo 718 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Adminis-

•ativa (191).

::,ri. 187. 1. Las licencias u órdenes de ejecución cuyo conteic;o constituya manifiestamente alguna de las infracciones ur::nísticas graves definidas en esta Ley deberán ser revisadas cntro de los cuatro años desde la fecha de su expedición por

Corporación municipal que las otorgó a través de alguno de s procedimientos del artículo 110 de la ley de Procedimiento *:r:ministrativo (192), bien de oficio o a instancia del Gobernador

:) El artículo 118 de 12 Ley de la Jurisdicción Contencioso-Adminis":I!va dispone:

,Artículo 118. i. En los casos en que los Presidentes de las Corvraciones locales o Gobernadores civiles suspendan los acuerdos de ,:c;aéllas por infracción manifiesta de las leyes, darán traslado de la uspensión a la Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia ;ern;orial respectiva, en el plazo de tres días.

2 Recibido el traslado de la suspensión, la Sala de lo Contencioso.,:r.)inistrativo requerirá a la Corporación local que dictó el acto para ;.ia; en el plazo de diez días, remita el expediente administrativo y

em:e !o que estime procedente en defensa del mismo, y acordará se r_o!:que en el .Boletín Oficial de la Provincias el anuncio de la sus-*•:;íon, a fin de que cuantos tengan interés en el mantenimiento 0 a*ión del acuerdo puedan personarse en autos .

...Recibido el expediente administrativo, la Sala dará traslado de! r.: sino al Abogado del Estado, para que, en el plazo de veinte días, ---tor.ne acerca del mantenimiento o anulación del acuerdo.

Evacuado el traslado a que se refiere el párrafo anterior, el

tuna) pondrá de manifiesto el expediente administrativo a cuantos !subieren personado en el proceso, para que, en el plazo de veinte s. comunes a todas ellos, aleguen lo que estimen procedente.

• Deducidas las alegaciones a que se refiere el párrafo anterior,

*jnscurrido el plazo en el mismo previsto, el Tribunal, dentro de los o:=-z días siguientes, dictará sentencia por la que se levante la sus^e`sión o se anule el acto a que la misma se refiere.

Contra la sentencia de la Sala de lo Contencioso-administrativo ^r•,irán interponer recurso de apelación cuantos hubieren comparecido

primera instancia.

:'92? El artículo citado establece:

ícelo 110. 1. En los demás casos, la anulación de los actos dr.c arativos de derechos requerirá la declaración previa de lesividad

j el interés público y la ulterior impugnación ante la Jurisdicción 'endoso-administrativa.

Sin embargo, podrán ser anulados de oficio, por la prop'a Admi`.^tración, los actos declarativos de derechos cuando concurran las *.,,.ientes circunstancias:

Art. 188 LECISL.4C10N DEL SUELO 108 109 LEY DEL SUELO

Civil, a solicitud, en su caso, del Delegado provincial del Ministerio de la Vivienda.

La Corporación deberá acordar, cuando proceda, la demolición de las obras realizadas, todo ello sin perjuicio de las responsabilidades que sean exigibles conforme a lo dispuesto en esta Ley.

2. Si la Corporación municipal no procediese a la adopción de los acuerdos anteriores en el plazo de un mes desde la comunicación del Gobernador Civil, éste dará cuenta a la Comisión Provincial de Urbanismo correspondiente a los efectos previstos en el número 4 del artículo 5 ° de esta Ley.

Art. 188. 1. Los actos de edificación o uso del suelo relacionados en el artículo 178 que se realicen sin licencia u orden de ejecución sobre terrenos calificados en el planeamiento como zonas verdes o espacios libres quedarán sujetos al régimen jurídico establecido en el artículo 184 mientras estuvieren en curso de ejecución; y al régimen previsto en el artículo 185 cuando se hubieren consumado, sin que tengan aplicación la limitación de plazo que establece dicho artículo.

2. Las licencias u órdenes que se otorgaren con infracción de la zonificación o uso urbanístico de las zonas verdes o espacios libres previstos en los Planes serán nulas de pleno derecho. Mientras las obras estuvieren en curso de ejecución se procederá a la suspensión de los efectos de la licencia y a la adopción de las demás medidas previstas en el artículo 186. Si las obras estuvieren terminadas, se procederá a su anulación de oficio por los trámites previstos en el artículo 109 de la ley de Procedimiento Administrativo.

3. Si las autoridades y órganos a los que se refieren los artículos 184 y 187 no adoptaren las medidas establecidas en dichos preceptos, cuando se produzca alguno de los supuestos previstos en los números anteriores, el Delegado provincial del Ministerio de la Vivienda dará conocimiento de la situación creada por los mismos al titular del Departamento, el cual podrá ejercitar las facultades y adoptar las medidas correspondientes previstas en los citados preceptos.

SECCION TERCERA/ INSPECCIO'N URBANISTICA

Art. 789. La inspección urbanística se ejercerá por los órganos centrales y locales a que se refiere el Título VI, dentro de sus respectivas competencias (193).

a) Que dichos actos infrinjan manifiestamente la ley y en tal sentido lo haya dictaminado el Consejo de Estado.

b) Que no hayan transcurrido cuatro años desde que fueron adoptados.. (193) Téifiase en cuenta lo dispuesto en el artículo 209 de esta Ley.

Sobre las facultades inspectoras de la Dirección General de Urbanismo véanse, además del Decreto 63/1968, de 18 de enero ('<BOE" número 18, de 20 de enero; corrección de errores en "BOE" núm. 67.

Art. 790. El Alcalde ejercerá la inspección de las parcelaciones urbanas, obras e instalaciones del término municipal para comprobar el cumplimiento de las condiciones exigibles (194).

TITULO V Gestión Económica CAPITULO PRIMERO Disposiciones Generales

Art. 197. 1. El Estado y las Entidades Locales desarrollarán >u acción urbanística mediante los recursos económicos autori-e=:?cs y los que esta ley establece.

2. Las aportaciones consignadas en los Presupuestos Geneales del Estado se invertirán con arreglo a la distribución que lnualmente acuerde el Ministro de la Vivienda.

Art. 192. 1. Los Ayuntamientos de capitales de provincia o de más de 50.000 habitantes deberán, y los restantes podrán, formar un Presupuesto especial de Urbanismo para atender a las obligaciones derivadas de esta Ley, que se regirá por lo dispuesto para los ordinarios en la Ley de Régimen Local (795).

2. En el estado de ingresos podrán figurar únicamente los iguientes recursos:

a) Subvenciones, auxilios y donativos concedidos para fines ---;banísticos (196).

L) Asignaciones de igual índole en el presupuesto ordinario 72 la propia Corporación (197).

;,; Productos de las enajenaciones de terrenos afectos al Pa°-!r,ior,io municipal del suelo (198).

d) Exacciones autorizadas o que en lo sucesivo se autoriza-

':'* (199).

f * F:) Arbitrios no fiscales y multas (200).

*) Rendimientos de emprésticos, préstamos u otras formas e anticipo (201).

2 de marzo), los artículos 18 a 22 del Decreto 1994/1972, de 13 de *!io ("BOE" núm. 173, de 20 de julio; corrección de errores en =BOE.

in-ie•o 175, de 22 de julio); en cuanto a las de las Comisiones Pro-

mia!es de Urbanismo véanse el artículo 201 de la presente Ley y la 'roen de 14 de marzo de 1962 ("BOE" núm. 75, de 28 de marzo).

'°=* léase el artículo 209 de esta Ley. '='%; Artículos 675 a 693 de la Ley de Régimen Local.

:`'6J Véanse los artículos 193 de esta Ley y 433 de la Ley de Ré-

r^°n Local.

r') Artículo 194 de esta Ley.

*'!Sl Véase el artículo 93 de la presente Ley.

3

Artículo 196-1 de esta Ley. **) Artículo 196-2 de esta Ley,

Artículo 195 de la presente Ley.

Art. 193

LEGISL:1C10V DEL SUELO

3. Además de las consignaciones correspondientes al importe de los estudios, proyectos y obras de primera urbanización dispuestas por Planes y proyectos aprobados conforme a la presente Ley, só!o podrán incluirse en el estado de gastos del presupuesto especial las cantidades necesarias para atender al servicio de intereses y amortización de los empréstitos, préstamos u otras formas de anticipo a que se hace referencia en el apartado f) del párrafo anterior, así como una partida de "Imprevistos,, para dotar aquellos gastos necesarios y urgentes que pu dieran surgir en el desarrollo del presupuesto.

4. Cuando estuvieren ejecutadas las obras, los gastos de en tretenimiento, conservación y modificación de la urbanización serán de cargo del presupuesto ordinario.

CAPITULO II Subvenciones y asignaciones

Art. 793. El Estado dedicará anualmente las cantidades consignadas en sus Presupuestos para coadyuvar a los fines de esta Ley y, de modo especial, a la adquisición de terrenos para formar reservas de suelo, urbanizar los destinados ala construcción de viviendas y conceder anticipos y, en su caso, subvenciones a las Corporaciones Locales y Entidades estatales autónomas con los mismos fines y bajo las modalidades que se impongan.

Art. 194. 1. A los efectos prevenidos en el artículo 89, los Ayuntamientos a que se refiere, consignarán en su presupuesto ordinario una cantidad equivalente al 5 por 100 de su importe durante el número de anualidades que exija el desarrollo del Plan.

2. También destinarán el 5 por 100, al menos, del mismo presupuesto a la ejecución de urbanizaciones previstas en los programas de actuación.

3. Las expresadas asignaciones figurarán al mismo tiempo en el estado de ingresos de los Presupuestos especiales de Urbanismo cuando existieren.

Art, 195. Para los fines de esta Ley, las Corporaciones Locales podrán emitir obligaciones, concertar préstamos y constituir garantía hipotecaria sobre los terrenos adquiridos e inmuebles edificados de su propiedad con arreglo a la legislación específica (202).

(202) Las artículos 774 a 777 de la ley de Régimen local y 284 a 286 del Reglamento de Haciendas Locales de 4 de agosto de 7952 regulan el procedimiento para la emisión de obligaciones por las Corporaciones Locales. Dichas Corporaciones, a tenor del artículo 781 de la ley de Régimen Local, deberán obtener autorización previa del Ministerio de Hacienda para contratar empréstitos.

LEY DEL SUELO

CAPITULO III Exacciones (203)

Art. 196. 1. Las exacciones del Presupuesto especial de Urbanamo podrán ser:

a) Derechos y tasas por aprovechamientos especiales y por la gestación de servicios públicos municipales.

b) Contribuciones especiales por obras, instalaciones o servicios.

c) Arbitrios sobre ordenación urbanística, aumento de volumen :!e edificación, contribución territorial sobre la riqueza urbana y ecargos extraordinarios sobre la misma y sobre el arbitrio de incremento del valor de los terrenos.

2. Se ingresarán también en este presupuesto las multas impuestas por los Alcaldes por infracciones del Plan de ordenación / el arbitrio no fiscal sobre edificación deficiente (204).

Art. 197. Los derechos y tasas por aprovechamientos especiales (205) y por prestación de servicios (206) que beneficiaren esüeciaímente a personas determinadas o se provocaren especia!nente por ellas sólo serán de aplicación al Presupuesto de Urr>anismo cuando las propiedades e instalaciones municipales en :fue los aprovechamientos se realizaren estuvieren enclavadas en los polígonos de nueva urbanización o de reforma interior, o cuando los servicios públicos municipales se prestaren en los ;sismos, mientras esté en vigor para ellos el régimen de urjanización.

Art. 198. 1. Cuando las obras, instalaciones o servicios ejecu:a;)os por el Ayuntamiento beneficiasen especialmente a persoas o clases determinadas o se provocaren de un modo especia! ,or las mismas, aunque no existieran aumentos determinados de valor, la imposición por contribuciones especiales será, como oáximo, del 90 por 100 del coste total, con carácter uniforme. No serán de aplicación las limitaciones establecidas en el ..,iculo 470 de la Ley de Régimen Local (207).

199. 1. Se establece con carácter de generalidad el arbimunicipal sobre ordenación urbanística, al que estarán suje-

---3

3) A tenor de la disposición final 2.a de la presente Ley, los artícu-

s 1% a 201 quedarán derogados a la entrada en vigor de la Ley de

. z. es del Estatuto de Régimen local y sustituidos por los preceptos

misma a los que se incorpore su contenido. Véanse las Ba-

aX!II y XXIV de la Ley 41/1975, de 19 de noviembre.

' -:i Artículos 175 a 177 de esta Ley.

) Véanse los artículos 435-2 y 444 a 450 de la Ley de Régimen

I i la Base XXVI de la Ley 41/1975, de 19 de noviembre.

•_-)Artículos 435-1 y 440 a 443 de la Ley de Régimen Local.

Véase la disposición final 2.a de esta Ley y la Base XXIII de 41!t975, de 19 de noviembre, de Bases del Estatuto de Régimen

A77t, 20 LEGISLACION DEL SUELO 112 113 LEY DEL SUELO

tos todos los terrenos sin edificar enclavados en los polígonos afectados por el planeamiento (208).

2. Dicho arbitrio se graduará en los dos períodos siguientes:

1 ° Desde la aprobación del Plan General, si se trata de suelo urbano, y del Plan Parcial en los demás casos hasta la completa terminación de las obras de urbanización que afecten a cada finca.

2.° A partir de la terminación total de las obras, hasta que se otorgara licencia de edificación, salvo si no se emprendiera, siguiera y terminara en los plazos que se señalaren, según la importancia de las obras.

3. El arbitrio se aplicará en sus distintos períodos, sin perjuicio de los demás arbitrios o recargos que autorizara la Ley de Régimen Local.

4. No estarán sujetos al arbitrio los jardines de propiedad particular cuyas plantaciones respondan a un trazado y ordenación adecuados (209).

Art. 200. 1. En el primer período, la base del arbitrio sobre ordenación urbanística será el valor urbanístico de los terrenos no edificados conforme al Plan, y el tipo de gravamen, 0,50 por 100.

2. La aplicación del precedente párrafo modificará lo previsto en relación con el arbitrio sobre solares en la ley de Régimen local (210).

Art. 201. 1. En el segundo período, el arbitrio sobre ordenación urbanística se transformará en arbitrio sobre solares sin edificar, con aplicación de las normas establecidas para el mismo en la Ley de Régimen Local, excepto el tipo de gravamen, que será progresivo, sin que en ningún caso pueda resultar inferior al 0,50 por 100 ni exceder del 2 por 100, graduado en función de! tiempo que permanezca inedificado el solar y a partir del momento de terminación de las obras de urbanización que le afecten.

2. La exacción del arbitrio llevará consigo en este período la exclusión del recargo extraordinario del 4 por 100 sobre los líquidos imponibles de la Contribución Territorial, riqueza urbana, que autoriza esta Ley, respecto a los solares enclavados en los polígonos (211).

(208) Véase la Base XXII de la Ley 41/1975, de 19 de noviembre. (209) Véase la disposición final 2.a de esta Ley.

(210) Véanse los artículos 499 y siguientes de la misma y la Base XXIII de la Ley 41/1975. de 19 de noviembre. Téngase en cuenta lo establecido en la disposición final 2.a de esta Ley.

(211) Véanse la disposición final 2.a de esta Ley y la Base XXIII de la Ley 41/1975, de 19 de noviembre.

CAPITULO IV Beneficios (212)

Art. 202. La realización de nuevas urbanizaciones, sufragándolas integra y anticipadamente, en las que se cumplan los preceptos de esta Ley y en los supuestos en que el coste de las mismas

esulte desproporcionado cuando el urbanizador realice a su costa os servicios o dotaciones de interés general, originará el dere-

ho a una reducción de hasta un 80 por 100 de las bases imponibles de la Contribución Territorial urbana de las edificaciones realizadas en los terrenos de nueva urbanización (213).

Art. 203. La realización de obras de urbanización en sectores da reforma interior, sufragándolas íntegra y anticipadamente, originará el derecho a una reducción en la base imponible de la Contribución Territorial urbana de las nuevas edificaciones, como máximo en el porcentaje procedente para que las cuotas y recargos de la misma que correspondan a las nuevas construcciones sean equivalentes a los atribuibles a las fincas que ocupaban el mismo suelo antes de la nueva urbanización.

Art. 204. El plazo de disfrute de los beneficios a que se refieren los artículos 202 y 203 será de diez años, a partir de la fecha de terminación de las edificaciones correspondientes.

Art. 205. El disfrute de los beneficios fiscales a que se refie-

•en los tres artículos precedentes es incompatible con cualesquiera otros beneficios fiscales concedidos con carácter general a las nuevas edificaciones y no serán, por consiguiente, susceptibles de disfrute simultáneo o sucesivo. En estos casos corresponde a los beneficiarios el derecho a optar por uno de los beneficios que resulten aplicables.

TITULO VI Organos Directivos y Gestores CAPITULO PRIMERO Disposiciones Generales

Art. 206. En el desarrollo de las actividades reguladas en esta Ley entenderán específicamente, sin perjuicio de las facultades de otras autoridades, Organos centrales y Organos locales.

A. t. 207. 1. Serán Organos centrales (214;:

a) El Ministro de la Vivienda.

b) La Comisión Central de Urbanismo (2?5).

c) La Dirección General de Urbanismo (2?6).

2. Serán Organos locales:

a) Las Comisiones Provinciales de Urbanismo (217).

b) Los Ayuntamientos, en régimen normal o en el de Ge'en::ia iirbenística (218).

c) Las Diputaciones Provinciales y Cabildos Insulares.

Art. 208. 1. Los Organos urbanísticos del Ministerio de la '. ivienda ejercerán sus respectivas funciones en un orden jerárquico.

2, Los Organos urbanísticos podrán delegar en el inmediato de inferior jerarquía, por plazo determinado y renovable, el ejer;,icio de las facultades que consideren convenientes para la mayor eficacia de los servicios.

3. También podrá cualquier Organismo superior recabar el conocimiento de asunto que competa a

y revisar la actuación de éstos.

Art. 209. La competencia que regulan los artículos 33, 36.2, 37. 175. 181, 182, 189 y 190 de la presente Ley se ejercerá ind!st!n-

•,an,entepor cualquiera de los Organismos a que se refiere cada uno de dichos preceptos.

los inferiores jerárquicos

(214) Por Ley 43'1959, de 30 de julio ("BOE" núm. 182. de 30 de julio), se creó la Gerencia de Urbanización -en la actualidad Instituto Nacional de Urbanización- .como Organismo autónomo adscrito al Ministerio de !a Vivienda con objeto de !levar a cabo las tareas técnicas y económicas requeridas para el desarrollo de la gestión urbanística que deba ser ejecutada por la Dirección General de Urbanismo, Su estructura y funciones están reguladas por la citada Ley de creación, el Reglamento orgánico, aprobado por Decreto 237;1960, de 11 de febrero ~ núm. 44, de 20 de febrero; corrección de errores en BOE. nlím. 52, de ' de marzo), y Decreto 3421/1972, de 14 de diciembre ("BOE" núm. 302, de 18 de diciembre).

Deben tenerse en cuenta, asimismo, las competencias urbanísticas atribuidas al Instituto Nacional de la Vivienda; véanse al respecto los artículos 4 del texto refundido de la legislación de Viviendas de Protección oficial aprobado por Decreto 2131/1963, de 24 de julio ("BOE" número 214, de 6 de septiembre), 3 de su Reglara: .* de 24 de julio ce 1968 ("BOE núm. 216, de 3 de septiembre) y 2 del Decreto 299/1973, óe 15 de febrero ("BOE" núrn. 50, de 27 de febrero), modificado por el 399,'1974, de 8 de febrero ("BOE" núm. 43, de 19 de febrero), sobre reorganización de este Organismo Autónomo.

(215) Véanse los artículos 210 y 211 de esta Ley. (216) Artículo 212 de esta Ley.

(217) Artículo 213 de esta Ley y *:ota al mismo.

(278) Véanse los artículos 214 y 218 de la presente Ley.

LL'i DEL SUELO

CAPITULO I I Organos centrales

Art. 210. 1. La Comisión Centra! de Urbanismo, encuadrada el M?misterio de la Vivienda, es el Organo superior de carác-

:r consultivo en materia de planeamiento y urbanismo.

2. La Comisión Central de Urbanismo estará presidida por el,

-.,i'nsecretario de la Vivienda.

e. Formarán cante de la Comisión, en el número y forma que

a* establezca reglamentariamente, representantes de los De-

,:artamentos ministeriales, Corporaciones Locales, Organización **;.lical, Corporaciones públicas cuya actividad esté inmediatavente relacionada con e! planeamiento y el urbanismo, y hasta n máximo de cinco vocales designados por el Ministro de la

•jienda entre personas de acreditada competencia en cualquiera !as especialidades propias del urbanismo.

Formarán parte asimismo de !a Comisión:

Cuando se sometan a su informe los Planes Directores Te-

itnriales de Coordinación: los Presidentes de las Diputaciones

rovinciales y los Alcaldes de las capitales de provincia y mu-

icipios de más de 20.000 habitantes afectados.

b) Los representantes de los Departamentos ministeriales con

?tcgoría de Director general que designen para cada caso los

`..?i;,istros respectivos, en relación con los asuntos de su especial

;mpetencia.

5. La Comisión actuará en Pleno, Secciones y Ponencias, con

_. :*omposición y funciones que se determinen reglamentaria^ente.

ó. El Presidente podrá convocar a las reuniones a las autori-

rRes o personal técnico que estime conveniente para el mejor

_esoramiento de la Comisión.

%tt. 211. 1. La Comisión Central de Urbanismo informará pre-

;:ptivamente con carácter previo a la aprobación del Plan Nade Ordenación de los Planes Directores Territoriales de

_rordinación y de los Planes Generales Municipales de Ordena*i^n de las capitales de provincia y municipios de más de 50.000 .5itantes, y siempre que se exija su informe por cualquier dis-

>:*ion legal o reglamentaria.

,2. El Ministro de la Vivienda podrá someter igualmente a con-

de la Comisión Central de Urbanismo cuantos asuntos re-

_ --.r;nados con su competencia tenga por conveniente.

Cuando el Ministro de la Vivienda disienta del informe pre-

e-nliivo de la Comisión Central de Urbanismo, la resolución de! unto corresponderá al Consejo de Ministros.

LEGISLACI0:3 DEL SUELO

Art. 212. La Dirección General de Urbanismo actuará como Organo permanente encargado de la preparación de los asuntos de la Comisión Central de Urbanismo y de la gestión y ejecución de los acuerdos del Ministerio de la Vivienda (219).

CAPITULO III

Organos locales

Art. 213. 1. Las Comisiones Provinciales de Urbanismo estarán presididas por el Gobernador Civil de la provincia, y en ellas tendrán representación las Corporaciones Locales y los Servicios del Estado (220).

2. Las facultades de las Comisiones Provinciales de Urbanismo serán de carácter informativo, gestor, resolutorio y de fiscalización y se dirigirán especialmente a orientar, fomentar e inspeccionar el planeamiento y la realización de las obras necesarias para el desarrollo urbano (221).

(219) La actual estructura y funciones son las previstas en los artículos 18 a 22 del Decreto orgánico 199hj1972, de 13 de julio ("BOE" número 173, de 20 de julio; corrección de errores en "BOEu núm. 175, de 22 de julio).

(220) Sobre organización de las Comisiones Provinciales de Urbanis* mo, véase la Orden de 14 de marzo de 1962 ("BOE" núm. 75 de 28 de marzo), modificada por las de 20 de julio de 1964 "<BOE" núm. 187, de 5 de agosto), 16 de abril de 1970 (uBOE• núm. 100, de 27 de abril), 1 de julio de 1971 ("BOE" núm. 162, de 8 de julio) y 11 de diciembre de 1973 ("BOE" núm. 300, de 15 de diciembre), y los artículos 31, 32-1 y disposición final 2.a del Decreto 1944/1972. de 13 de julio (<,BOE" núm, 173, de 20 de julio). Véase la nota al párrafo siguiente:

Téngase en cuenta, asimismo, lo establecida en la disposición final cuarta de la presente Ley.

(221) Por Decreto de 3 de octubre de 1957 ("BOE núm. 267, de 23 de octubre), las Comisiones Provinciales de Urbanismo quedaron integradas en los Consejos Provinciales de Urbanismo, Arquitectura y Vivienda, en calidad de Delegaciones ejecutivas de las mismas. El Decreto 2764/1967, de 27 de noviembre ("BOE" núm. 284, de 28 de noviem. bre), sobre reorganización de la Administración Civil para reducir el gasto público, suprimió dichos Consejos Provinciales, pasando sus competencias a las Comisiones Provinciales de Vivienda y Urbanismo". En consecuencia, corresponden a las Comisiones Provinciales las s,guíentes facultades de orden urbanístico recogidas en oi rnencionado Decreto de 3 de octubre de 1957:

",Artículo 8. Es misión encomendada al Pleno del Consejo Provincial:

a) Elevar al Ministro los Planes generales de la provincia en materia de Urbanismo, Arquitectura y Vivienda, de acuerdo con las normas establecidas por las Direcciones Generales respectivas.

b) Proponer al Ministro, de acuerdo con las normas previamente señaladas por éste, a través de la Dirección General de la Vivienda.

LEY DEL SUELO

Art. 214. La competencia urbanística de los Ayuntamientos comenderá todas las facultades que siendo de índole local no huesen sido expresamente atribuidas por la presente Ley a otros ;ganismos.

:;rt. 215. 1. Los Ayuntamientos podrán solicitar que se ins.--¡;a una Gerencia urbanística para estudiar, orientar, dirigir,

;:,Utar e inspeccionar el planeamiento. 2. Para promover la Gerencia urbanística se acompañará ala afición Memoria justificativa de la propuesta, con exposición

los Planes, régimen funcional y recursos económico-financie;s proyectados. 3. La aprobación del régimen de Gerencia corresponderá al

nsejo de Ministros, a propuesta del de la Gobernación, previo por me del Ministro de la Vivienda. _. El Gerente será nombrado por el Ministro de la Goberna:n, a propuesta de los Ayuntamientos, y la designación podrá caer en algún miembro de la Corporación municipal o en quien r ostentare ese carácter, siempre que uno u otro estuvieren *;ecialmente capacitados.

- 5. La disposición ministerial que constituyere la Gerencia de-

!,rminará sus facultades (222).

distribución entre las localidades más necesitadas del cupo de vimdas asignadas a su provincia. r:i Promover y canalizar toda iniciativa de las autoridades provin:a!es y locales en orden a las funciones privativas del Ministerio. informar los expedientes de concesión del derecho de expropiaforzosa en los terrenos que se destinen a las construcciones de

ondas, servicios y edificaciones complementarias. Informar y tramitar los recursos de alzada interpuestos ante el

'..1:*istro contra acuerdos denegatorios de concesión de beneficios. informar los expedientes de sanción, tanto económica como de

ti da de beneficios, cuando la decisión está reservada al Ministro.

ira

,) Aquellas otras funciones que el Ministro encomiende.

Articulo 9. Es misión encomendada alas Comisiones de Urbanismo, e Arouitectura y de Vivienda, conjunta o separadamente, según el

1úínero de Comisiones creadas en cada provincia:

ai Ejercer las funciones que la Ley de 12 de mayo de 1956, sobre °-gimen del Suelo y Ordenación Urbana, encomienda alas Comisiones

**,inciales de Urbanismo.

hi Ejercer, asimismo, en materia de arquitectura, las funciones se*'* idas en las disposiciones vigentes.

-.i Ejercer en materia de vivienda cuantas funciones sean necesa"*s para llevar a cabo los planes que redactados en el Consejo Pro*cizl, hayan sido autorizados por el Ministro, aprobando y calificando s proyectos, contendiendo los beneficios y autorizando los gastos en s los casos establecidos por la Ley de Renta Limitada para promores particulares, sin perjuicio de las funciones que son privativas !v ^.1',nisterio de Hacienda."

i*=zi El régimen de Gerencia urbanística ha sido aplicado, con an"i,*rldad a la presente Ley, a los Municipios de Barcelona, Bilbao ,*`1r31encia, en virtud de sus respectivas leyes especiales de 3 de di-

Art. 277. 1. Las Diputaciones y Cabildos Insulares además de

su competencia para la formación y ejecución de los Planes Directores Territoriales de Coordinación, cooperarán con los Ayuntamientos en la formación, efectividad y ejecución de los Planes municipales e intermunicipales.

2. Cuando los Ayuntamientos mostraren notoria negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones urbanísticas, las podrán asumir las Diputaciones Provinciales y, en su caso, los Cabildos Insulares, previa autorización del Ministerio de la Gobernación.

Art. 278. Si algún Ayuntamiento incumpliere gravemente las obligaciones que se deriven de esta Ley o del planeamiento urbanístico vigente, o actuare en general con notoria negligencia, el Ministro de la Gobernación, a propuesta del de la Vivienda. podrá designar un Gerente o transferir las necesarias atribuciones de la Corporación municipal a la Comisión Provincial de Urbanismío, que las ejecerá mediante una Comisión especial destacada de su seno y en las que tendrá representación el Ayuntamiento.

ciembre de 1953 (actualmente derogada per Decreto-ley 5/1974, de 24 de agosto), 1 de marzo de 1945 ("BOE" núm, 75. de 16 de marzo) y 14 da octubre de 1949 ("BOE" núm. 330. de 26 de noviembre). Posteriormente se ha aplicado al Municipio de Madrid en virtud de los artículos 1' a 19 de la Ley del Area Metropolitana de 2 de diciembre de 1963 ["BOEn núm. 291, de 5 de diciembre) y 46 a 51 de su Reglamento, aprobado por Decreto 3088'1964. de 28 de septiembre ("BOE,, número 245, de 12 de octubre: corrección de errores en "BOE" números 250 y 260, de 17 y ^9 de octubre). Véase el párrafo 11 de la exposición de motivos de dicha ley del Area.

Art. 216

LEGISLICIOS DLI, SLLI_0

Art. 27&. 1. Los municipios podrán constituir Mancomunidad voluntaria para el desarrollo de °u competencia urbanística.

2. El Ministerio de la Vivienda podrá proponer al Ministerio de la Gobernación la constitución de Agrupaciones municipales forzosas con 'a, misma finalidad. cuando así fuese aconsejable y no existiese iniciativa o acuerdo entre los municipios afectados " 3. Podrá instituirse e! régimen de Gerencia. en el mismo caso

forma regulados por el artículo anterior.

Constituida la Mancomunidad o Agrupación, las facultades

!r-*unicipales correspondientes se ejercerán a través de la orqanioación común, la cual velará para que en el desarrollo de las G!-te s.°, hubieren reservado o delegado en los Ayuntamientos separadamente se observen puntualmente las disposiciones de ia presente Ley y del planeamiento urbanístico vigente.

5. La Mancomunidad o Agrupación forzosa conservará su naturaleza de Organismo de Administración local, aunque tuviera subvención y representación del Estado.

LEY DEL SUELO

TITULO VI¡

RCgifl3Ef: JLiYidSCO

CAPITULO PRIMERO Peticiones, actos y acuerdos

Art. 299. Las Corporaciones Locales y Organismos urbanísticos

brán de resolver las peticiones fundadas que se les dirijan con reglo a esta Ley o declarar las razones que hubiere para no acerlo.

°;,ri. 220. Las decisiones que adoptaren el Ministro de la Vi-

cnc'a, las Comisiones Provinciales de Urbanismo, las Diputar;rec Provinciales o los Cabildos Insulares mediante justificada brogación en el ejercicio de la competencia municipal se conle!°arán como actos de la Corporación titular, a los solos efec,s de los recursos admisibles (223).

i:;. 227. 1. Los actos administrativos que se produjeren en

rjercicio de las funciones reguladas en la presente Ley podrán r anotados o inscritos en el Registro de la Propiedad, confor_ ;: lo establecido en !a legislación hipotecaria, según proceda, acuerdo de la Comisión Provincial de Urbanismo, de oficio

*, propuesta de la Corporación encargada de la urbanización. Lo dispuesto en el párrafo anterior se entenderá sin per-

c;o de los casos previstos por otros preceptos de esta Ley, ;los que no será necesaria la intervención de la Comisión Pro,. vial.

4et. 222. Los actos y acuerdos de las Autoridades, Corporacioy Organos urbanísticos que no requieran aprobación guber-

;,va serán inmediatamente ejecutivos, sin perjuicio de los reu-sos que establece la Ley.

•:rt. 223. 1. Los Ayuntamientos podrán utilizar la ejecución fora y la vía de apremio para exigir el cumplimiento de sus

_cJl eres a los propietarios, individuales o asociados, y a las

v,-resas urbanizadoras.

Los procedimientos de ejecución y apremio se dirigirán

,-* todo contra los bienes de las personas que no hubieren rl;aido sus obligaciones, y sólo en caso de insolvencia, frente 'I*a P.sociación administrativa de propietarios.

3. También podrán ejercer la mismas facultades, a solicitud -e !:: Asociación, contra los propietarios que incumplieren los

;-nromisos contraídas en ella.

los infractores, con carácter solidorio, el resarcimiento e indemnización.

Art. 230. 1. Las infracciones urbanísticas prescribirán al año de haberse cometido, salvo cuando en la presente Ley se estab!2zca un plazo superior para su sanción o revisión.

2. E! plazo de prescripción comenzará a computarse desde e! día en que se hubiera cometido la infracción o, en su caso, desde aquel e n que hubiera pedido incoarse el procedimiento.

Art- 23's. Cuando el beneficio que resultare de una infracción urb_:nísticn fuese. superior a la sanción que corresponda, podrá ésta in*re*entnrse en la cuantía equivalente al beneficio ob-

C,IPITULC !11

Responsabilidad de la Administración

Al-'. 232. t.procedencia de indemnización por causa de anulacié n J2 una licencia en vía administrativa c contenciosa-adminisríiva se determinará conforme a las normas que regulan con

carácter rrenaral la responsabilidad de !a Administración. En nin-

t1i* caso habrá lugar a indemnización si existe dolo, culpa o nen'igencia graves imputables al perjudicado (228).

CAPITULO IV

Acciones y Recursos

LEY DEL SUELO

urt. 255. 1. Será pública la acción para exigir ante los Organos ivinistrativos y les Tribunales Contencioso-Administrativos la *,,.;rvancia de la legislación urbanística y de dos Planes, Pro-

;n,es. Proyectos, Normas y Ordenanzas. i dicha acción está motivada por la ejecución de obras " e se consideren ilegales, podrá ejercitarse durante la ejecución a.s mismas y hasta un año después de su terminación.

2336. Los propietarios y t!tu!ares de derechos reales, ade-

!.°. !o previsto en el articulo anterior y en el 229, podrán note los Tribunales ordinarios la demolición de las obras

,_;a!aciones que vu!nararen lo estatuido respecto a la distan-

:;re construcciones, pozos, cisternas, o fosas, comunidad

**erncntos constructivos u otros urbanos, así como las dispo-

c,nes relativas U usos incómodos, insalubres o peligrosos,

3'irv;*sen directamente encaminadas a tutelar el uso de las s fincas.

23%. 1. Lcc actos de las ritidadas Locales, cualquiera que *,i o;)jeto, que ponga fin a la vía ad:miiniStrativa serán recudirecta*- ;znte cite !a Jurisdicc*.ó* Contencioso-Admínis-

Los a,;ica de aprobación definitiva de ?!anos d.; ordenación ;;c_os de urba;_Iizaci0n serán impugnadas c.;;te la jurisd:cc ,*ni=ocioso-adn-,inistrativa en los términos prevenidos en

cv;lo 29 de la Ley Reguladora de dicha jurisdicción.

Art, 2'.* '-os acuerdos de la Comisión Provincial de Urbanismo DISPOSICIONES FINALES

,.uP; aidente, así como aquellos a que se refiere el apar-

.* ' * b; :!s! número 6 del artículo 228, serán susceptibles de re .`t i rera. Quedan derogadas cuantas disposiciones se opon-

'e alzada ante el Ministro de la Vivienda. *.'. n !u establecido en esta Ley con las salvedades que se

nea en las disposiciones siguientes.

A*t. "Y., . Tendrc;n carácter jurídico-administrativo todas las cuc^

nns;; c;oe s, suscitaren con ocasión o como consecuencia de *;,*nda. Los artículos 175 a 177 y 198 a ^01, inclusive, de

ics c.c;os y convenios regulados en la presente Ley entre ei y:vec•nte Ley quedarán derogados a la entrada en vigor de la

":-? n. >t•

r io da la Vivienda o las Corporaciones Locales y los pro- 'e Rases del Estatuto de Régimen Local, y se entenderán

!;',e*ari^>. individuales o asociados o Empresas urban!zaúoras, *,:dos por los preceptos de la misma a que se incorpore

r*.*luso ',aS relativas a cesiones de terreno para urbznizer o tenido de aquéllos. Lo dispuesto en los artículos 188 bis

edificar. =3 ter ele la Ley número 19/1975, de 2 de mayo, de Reforma

--- • Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana de

í228) La responsabilidad de la Administración se regula, con carácter :rayo de 1956 entrará en vigor simultáneamente a la men

gertral, en ,as disposiciones siguientes: artículos 40 y 41 de la Ley * Ley de Beses del Estatuto de Régimen local (229).

de Récin;en Jurídico de la Administración del Estado de 26 de julio

de 1957: artículos 120 a 123 de la ley de Expropiación Forzosa de 16 Los citados articules establecen.

de diciembre de 1954, y 133 a 138 de su Reglamento de 26 de abril de • atg.

Ténganse en cuenta e,dams, con carácter sr!pleterio, los artícu- -:;;0 183 bis. 1. Para fomentar la edificación con arregh

- C5 a 471 de la Ley de Régimen Local de 24 de junio de 1955, *.2nto,los Ayuntamientos podrán someter a gravamen:como urbanos o urbanizables pro

L

e i

'! 376 a 384 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régi estén calficados - .w`r* ndición, aun cuando estén

meo Jurídico de las Corporaciones locales de 17 de mayo de 1952, adquiriendo esta última co

Ferrera. 1. El Gobierno, cuando las circunstancias la aconsejen, podrá elevar, por Decreto, previo dictamen del Consejo de Estado, las cuantías de las reservas y las previsiones a que se refieren los artículos 12.1, b) y 13.2 b), c), d) y e). Estas cuantías solamente podrán disminuirse cuando circunstancias excepcionales lo exijan, previo dictamen favorable del Consejo de Estado. Igualmente el Gobierno podrá establecer otras reservas y previsiones de naturaleza análoga a propuesta del Ministro de la Vivienda, y, en su caso, del titular de este Departamento y del Ministro competente por razón de la materia.

2. Se autoriza al Gobierno para establecer, mediante Decreto, los criterios con arreglo a los cuales los Planes Generales hayan de fijar la cuantía de las reservas y previsiones aplicables al suelo urbano o, en su caso, para determinar su cuantía directamente, según las circunstancias urbanísticas de las poblaciones afectadas.

3. El Gobierno, por Decreto, a propuesta del Ministerio de la Vivienda, fijará las condiciones y proporción en que se pueda adscribir a la construcción de viviendas de carácter social, la superficie edificable resultante de actuaciones públicas para la creación de suelo urbanizado, correspondiente al aprovechamiento a que se refieren los artículos 84.3 y 85.2, así como su cesión a precio de costo o inferior, cuando se promuevan las viviendas por Entidades Públicas o sin ánimo de lucro.

Cuarta. Se autoriza al Gobierno para que mediante Decreto, a propuesta del Ministro de la Vivienda, y previo dictamen del Consejo de Estado, revise la composición de las Comisiones Provinciales de Urbanismo y para que, cuando las circunstancias lo

de volumen edificable en suelo urbano que resulte de la modificación del planeamiento.

3. El sujeto pasivo del gravamen, los actos, sujetos y exentos, bases imponibles, tipos de exacción, techa de devengo y demás características se determinarán en las normas que regulen la fiscalidad de los entes locales. Se tendrán en cuenta a estos efectos el valor urbanístico de los terrenos y las demás condiciones que se fijen cuando aquéllos adquieran la condición de solar.

4. Las cantidades que se recauden por los conceptos regulados en este artículo se afectarán a la gestión urbanística municipal.

Artículo 188 ter. 1. En los supuestos de expropiación previstos en esta Ley, en los que fuera de aplicación el valor urbanístico, la diferencia entre éste y el valor inicial atribuible a los terrenos o el que les correspondiera con anterioridad a los efectos del arbitrio sobre el incremento del valor de los terenos, se tendrá en cuenta en la aplicación de dicho arbitrio. Asimismo se tendrá en cuenta en dicho arbitrio, en su raso, la cesión obligatoria Y gratuita del 10 por 100 del resto del aprovechamiento medio.

2. A efectos de lo dispuesto en el número anterior la Administración expropiante, cuando no fuera el Ayuntamiento, dará cuenta a éste del justiprecio asignado a los terrenos expropiados.

3. El producto obtenido en virtud de lo establecido en este artículo se afectará a la gestión urbanística correspondiente=

!:onsejen, modifique esa misma composición y la de la Comisión ,antral de Urbanismo.

Quinta. Se autoriza al Gobierno para adaptar por Decreto, a

-opuesta del Ministro de la Vivienda, la cuantía de las multas ,stab!ecidas en el artículo 228, a la evolución de las circunstan.,s socio-económicas en función del índice general ponderado precios al por mayor publicado por el Instituto Nacional de

estadística.

Sexta. El Gobierno, en los seis meses siguientes a la aproba-

ion del texto refundido de la Ley de Régimen del Suelo y Or*enación Urbana, dictará por Decreto, a propuesta del Ministro la Vivienda, previo dictamen del Consejo de Estado, el Regla-

,;nto general o, en su caso. los Reglamentos parciales que

:-ime oportunos para el desarrollo y aplicación de esta Ley.

Séptima. Esta Ley se aplicará en Alava en todo lo que no se

onga alas especialidades de carácter económico y administra-

_¡o que configuran su régimen propio. Se aplicará asimismo en .*arra, sin perjuicio de lo que establece la ley de 16 de agosto

- : 1841, sobre régimen de su Diputación Foral y Provincial y de "5 Municipios navarros, así como las demás disposiciones de su :=recho peculiar, reconocidas por el Real Decreto-Ley de 4 de

siembre de 1925.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera. 1. Los Planes Generales de ordenación vigentes en

! actualidad se adaptarán a lo dispuesto en esta Ley. La adap*;ión podrá limitarse a la clasificación del suelo, determinación aprovechamiento medio e incorporación del programa perti-

a-^nte.

?-. Las Entidades Locales deberán remitir las propuestas de

;:daptación a los Organos competentes para la aprobación de los `anes, dentro de los cuatro años siguientes a la entrada en vigor ...: la Ley número 19/1975, de 2 de mayo, de reforma de la Ley -')re Régimen del Suelo y Ordenación Urbana de 12 de mayo

-'e 1956.

El Gobierno, a propuesta del Ministro de la Vivienda, pous, en casos justificados, reducir o ampliar este plazo en dos

IOoS.

4. Las propuestas de adaptación se someterán al mismo pro-

:edimiento establecido para la aprobación de los Planes, sin que pea de aplicación en estos casos la aprobación por silencio adninistrativo prevista en el artículo 41 de la presente Ley.

5. 5i las propuestas de adaptación no fueran remitidas para aprobación dentro de los indicados plazos, el Ministerio de la

",rienda o las Comisiones Provinciales de Urbanismo, en si, caso, accederán a redactarlas y tramitarlas de oficio.

*;. Lo establecido en la presente disposición transitoria

:'*s,erá en todo caso sin perjuicio de la aplicación inmec normas de acomodación de las de contribución territ,

DiSp. final 3.' LEGISLACION DEL SUELO

Tercera. 1. El Gobierno, cuando las circunstancias la acon sejen, podrá elevar, por Decreto, previo dictamen del Consejo de Estado, las cuantías de las reservas y las previsiones a que se refieren los artículos 12.1, b) y 13.2 b), c), d) y e). Estas cuantías solamente podrán disminuirse cuando circunstancias excepcionales lo exijan, previo dictamen favorable del Consejo de Estado. Igualmente el Gobierno podrá establecer otras reservas y previsiones de naturaleza análoga a propuesta del Ministro de la Vivienda, y, en su caso, del titular de este Departamento y del Ministro competente por razón de la materia.

2. Se autoriza al Gobierno para establecer, mediante Decreto, los criterios con arreglo a los cuales los Planes Generales hayan de fijar la cuantía de las reservas y previsiones aplicables al suelo urbano o, en su caso, para determinar su cuantía directantente, según las circunstancias urbanísticas de las poblaciones afectadas.

3. El Gobierno, por Decreto, a propuesta del Ministerio de la Vivienda, fijará las condiciones y proporción en que se pueda adscribir a la construcción de viviendas de carácter social, la superficie edificable resultante de actuaciones públicas para la creación de suelo urbanizado, correspondiente al aprovechamiento a que se refieren los artículos 84.3 y 85.2, así como su cesión a precio de costo o inferior, cuando se promuevan las viviendas por Entidades Públicas o sin ánimo de lucro.

Cuarta. Se autoriza al Gobierno para que mediante Decreto, a propuesta del Ministro de la Vivienda, y previo dictamen del Consejo de Estado, revise la composición de las Comisiones Provinciales de Urbanismo y para que, cuando las circunstancias lo

de volumen edificable en suelo urbano que resulte de la modificación del planeamiento.

3. El sujeto pasivo del gravamen, los actos, sujetos y exentos, bases imponibles, tipos de exacción, fecha de devengo y demás características se determinarán en las normas que regulen la fiscalidad de los entes locales. Se tendrán en cuenta a estos efectos el valor urbanístico de los terrenos y las demás condiciones que se fijen cuando aquéllos adquieran la condición de solar.

4. Las cantidades que se recauden por los conceptos reguladas en este artículo se afectarán a la gestión urbanística municipal.

Artículo 188 ter. 1. En los supuestos de expropiación previstos en esta ley, en los que fuera de aplicación el valor urbanístico, la diferencia entre éste y el valor inicial atribuible a los terrenos o el que les correspondiera con anterioridad a los efectos del arbitrio sobre el incremento del valor de los terenos, se tendrá en cuenta en la aplicación de dicho arbitrio. Asimismo se tendrá en cuenta en dicho arbitrio, en su raso, la cesión obligatoria Y gratuita del 10 por 100 del resto del aprovechamiento medio.

^. A efectos de lo dispuesto en el número anterior la Administración expropiante, cuando no fuera el Ayuntamiento, dará cuenta a éste del justiprecio asignado a los terrenos expropiados.

3. El producto obtenido en virtud de lo establecido en este artículo se afectará a la gestión urbanística correspondiente..

LEY DEL SUELO

*onsejen, modifique esa misma composición y la de la Comisión ;entral de Urbanismo.

Quinta. Se autoriza al Gobierno para adaptar por Decreto, a °opuesta del Ministro de la Vivienda, la cuantía de las multas z,taálecidas en el artículo 228, a la evolución de las circuns_anias socio-económicas en función del índice general ponderado m precios al por mayor publicado por el Instituto Nacional de estadística.

Sexta. El Gobierno, en los seis meses siguientes a la aprobaion del texto refundido de la Ley de Régimen del Suelo y Or:nación Urbana, dictará por Decreto, a propuesta del Ministro la Vivienda, previo dictamen del Consejo de Estado, el Reglar. n`.o general o, en su caso, los Reglamentos parciales que :ame oportunos para el desarrollo y aplicación de esta Ley.

Séptima. Esta Ley se aplicará en Alava en todo lo que no se

onga a las especialidades de carácter económico y administraYo que configuran su régimen propio. Se aplicará asimismo en :.;vana, sin perjuicio de lo que establece la ley de 16 de agosto :1841, sobre régimen de su Diputación Foral y Provincial y de )s Municipios navarros, así como las demás disposiciones de su i=recho peculiar, reconocidas por el Real Decreto-Ley de 4 de

wiembre de 1925.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS

Primera. 1. Los Planes Generales de ordenación vigentes en actualidad se adaptarán a lo dispuesto en esta Ley. La adap.;c;ión podrá limitarse a la clasificación del suelo, determinación aprovechamiento medio e incorporación del programa perti,*rtte.

2. Las Entidades Locales deberán remitir las propuestas de :c'eptación a los Organos competentes para la aprobación de los o,anes, dentro de los cuatro años siguientes ala entrada en vigor ,.ar: .a Ley número 19/1975, de 2 de mayo, de reforma de la Ley nljre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana de 12 de mayo _P 1956.

"s. El Gobierno, a propuesta del Ministro de la Vivienda, po-

a, en casos justificados, reducir o ampliar este plazo en dos t;as.

1. Las propuestas de adaptación se someterán al mismo pro;;edirniento establecido para la aprobación de los Planes, sin que sea de aplicación en estos casos la aprobación por silencio adni!listrativo prevista en el artículo 41 de la presente Ley.

*. Si las propuestas de adaptación no fueran remitidas para aprobación dentro de los indicados plazos, el Ministerio de la * ,lienda o las Comisiones Provinciales de Urbanismo, en si, caso. -)Cederán a redactarlas y tramitarlas de oficio.

**. Lo establecido en la presente disposición transitoria a:-:derá en todo caso sin perjuicio de la aplicación inmec normas de acomodación de las de contribución territr

fliSp. tranSít. 2.' LECISLACION DEL SUELO

126

oana a que se refiere la disposición final 6.- de la ley número

9'19?5, de 2 de mayo, de Reforma de la Ley sobre Régimen del Suelo y ordenación Urbana de 12 de mayo de 1956, en virtud ;.!e las variaciones de calificación de suelo en los Planes Vigentes que vengan detenninados por la apücacióll de la presente Loy (230).

Segunda. En tanto no se lleve a cabo la adaptación prevista la üis;*osición anterior, se tendrán en cuenta las siguientes

113 S:

I. Los Planes Parciales aprobados definitivamente con anterior idad a la entrada en vigor de la Ley número 19/1975, de ,2 de mayo, que no estuvieren en curso oe ejecución con arreg,o a !a disposición transitoria siguiente y los que se aprueben defin.tivannente con posterioridad, se ejecutarán con arreglo a !os pr.*;cepios ole !a presente Ley. A los efectos prevenidos en ei ,. ícuio 8? e entenderá por aprovechamiento medio el que re¡ dentro de su propio ámbito.

2 Los Planes Parciales que se aprueben inicialmente con posieriorida;d a !a entrada en vigor de la Ley de Reforma de la Ley ;.o'.:re Régimen del Suelo y Ordenación Urbana se a¡:atarán a !•c _,¡.s;;:as:o en el artículo 13 y desarrollarán i,,s determinaciones que para !as distintas calificaciones de suelo establezcan los resptctivos Flanes Go!aJ"ayes de ordenación urbana (231).

r_30) La Circular 2;'29'5. de 23 de junio (*B- G. 'iinisterio de la Viv,enda•• núm. 212, de 30 (le junio), por la que se dar, normas para !a aplicación de las disposiciones transitorias de la Ley 19!í975, de

'de mevo (iguales a las c,e la presente Ley), en su número 2. dos-

,r.e.

Dis*os;ción 'rznsitoria 1.-La adaptación prev'sta en esta. DaPc:,:c!on a`ecta a los Planes generales de ordenación urbana municipal o comarca) aprobados definitivamente con anterioridad a la entrada en v::;cr cíe !a I *y de Re*orma.

Fste mandato impide la revisión de los Planes generales con arreglo

'.a Ley de 22 de mayo de 1956, por lo que aquellas Ccrporaci"nos

o entidades Urbanísticas especiales que tuvieran en curso de revisión

un Plan general deberán suspender el procedimiento para proceder a

la adaptación preeista en esta Disposloión transi:oria y a su tramitz

-cn c--- n *rre,'n a la misma---,

Te-cera. Los Planes Parciales que estuvieren en curso de ejeucién ala entrada en vigor de la Ley número 19/1975, de 2 de rayo continuarán ejecutándose con arreglo a los preceptos de la uy de Régimen del Suelo y Ordenación Urbana de 12 de mayo a 1956.

A estos efectos, se entenderán que están en curso de ej,-:. :ción:

a) En el sistema de cooperación, cuando se haya producido citación de los propietarios por el Ayuntamiento a que se re- re el artículo 1113 de la Ley de Régimen del Suelo y Ord2na;ín Urbana de 12 de mayo de 1956.

b) En el sistema de expropiaciGn, cuando se hubiere aprobado i.olivamente la delimitacion del polígono de expropiación a se refiere el artículo 1?-1.4 de la citada Ley de 12 de mayo

!956 0, en su caso, se hubiese producido dicha delimitación ! polígono expropistorio con !a aprobación definitiva del coa,-:ondiente Plan Parcial, o se hubiese efectuado !a delimitación i-fde Actuación Urbanística Urgente en los términos pre-

icos en su legislación especial.

:i En el sisiema de compensación, cuando se hubiese apro-

H3 de aplicarse, pues, la normativa de la ley de Reforma en pun'*) sistemas de ejecución de los Planes parciales, lo que para cualquiera los sistemas que se siga supone la cesión gratuita de los terrenos

*!e sean de cesión obligatoria según el Plan parcial que se ejecute. n cuando no sean de aplicación directa los artículos 67, 68, 69 y his, toda vez que su efectividad queda condicionada a la adaptación 's clasificación del suelo contenida en el Pian General a los nuevos

- •n:; y categorías introducidos por la Ley de Reforma.

i.*:.:acrencia al artículo E8 ha de entenderse hecha, pues, a los efec,* la distribución de beneficios y cargas dentro del Plan parcial

p,

ondiente, pero no a los efectos de la cesión del 10 por 100 del eci,amiento medio del sector, ya que la aplicación de esta obl!r: requiere la plena aplicación de los mecanismos compensatorios roes del aprovechamiento medio del suelo urbanizable programasólo puede obtenerse en los nuevos Flanes generales, como edad.^, indicado.

E! número 2 de esta Disposición transitoria se refiere a los Planes r' Ir-s que se aprueben inicialmente en fecha posterior a la de a en vigor de ia Ley de Reforma y que desarrollen Planes geneno adaptados a dicha Ley. Estos Planes parciales se ajustarán

in d,s;)uesto en el nuevo artículo 10 y desarrollarán las respectivas aiticaciones de suelo de los correspondientes Planes generales, lo dignifica, de una parte, que habrán de incorporar como mínimo las

-ervas de terrenos que para dotaciones y equipamientos comunica -establece dicho artículo, y por otra parte, que los Planes gene-

" os. a los que se han de ajustar igualmente, conservan sus calificaes d2 suelo urbano, de reserva y rústico, con su correspondíen:a

:Imen jurídico, en tanto no se proceda a su adaptación.

r s vs,! contrario, los Planes parciales en tramitación, per habers`i obado inicialmente antes de la entrada en vigor de la Ley de Re-

oa, no requieren modificación alguna y pueden seguir su tramitahasta obtener su aprobación definitiva, si procediera.,.

Disp. tranSit. 4.a LEGiSLACION DEL SUELO

bado por el órgano urbanístico competente la constitución de la Junta de Compensación.

d) En el sistema de cesión de terrenos viales, cuando se hubiese acordado por el Ayuntamiento la ejecución de las obras de urbanización por dicho sistema, en los términos prevenidos en el artículo 130.2 de la expresada Ley de 12 de mayo de 1956 (232).

Cuarta. Los preceptos de la Ley 52/1962, de 21 de julio, sobre valoración de terrenos sujetos a expropiación en ejecución de los Planes de Vivienda y Urbanismo, dejarán de aplicarse en los municipios que hayan aprobado sus Planes Generales, de acuerdo con las previsiones de la presente Ley o, en su caso, hayan llevado a cabo la adaptación a que se refiere la disposición tran-

sitoria Las actuaciones que se hubiesen iniciado al amparo de la citada Ley de 21 de julio de 1962 continuarán desarrollándose de acuerdo con sus normas.

(232) El número 3 de la Circular 2/1975, de 2a de junio, dispone:

.<3. Disposición transitoria 3.a-Fija el momento en el que ha de entenderse que se hallan en cuso de ejecución los Planes parciales que desarrollan Planes generales no adaptados a los efectos de la Disposición transitoria 2.a, número 2.

Si bien las reglas establecidas ofrecen la claridad suficiente para su directa aplicación, conviene efectuar la puntualización de que el objetivo perseguido por la Ley es evitar la inaplicación de la Ley de Reforma en aquellos casos en los que existan dudas sobre la auténtica ejecución de Planes parciales aprobados que pudieran favorecer operaciones limitadas a ocasionar un aumento de valor de los terrenos mediante la aprobación de tales Planes, no seguidos de su correspondiente fase de ejecución.

Por ello, cuando existieran signos evidentes y reales de ejecución, como los señalados en esta Disposición, podrán entenderse en curso de ejecución.

En relación con el sistema de cesión de viales, y ante dudas da interpretación expuestas en el Departamento, se aclara que la referencia al artículo 130.2 de la ley de 12 de mayo de 1956 ha de entenderse al hecho de que por el Ayuntamiento se haya acordado la ejecución de las obras, sin que tenga relevancia la anticipación o no del pago de las contribuciones especiales, ya que aquella es una facultad potestativa, pero no necesariamente vinculada a la aplicación del sistema.

Por último, y aunque no se mencione de modo expreso, por su rotación con la ejecución del planeamiento conviene aclarar que por apli-

cación del principio de conservación de los procedimientos legítima- i

mente iniciados con arreglo a la legislación anterior, los proyectos de compensación y las reparcelaciones en trámite a la entrada en vigor de la Ley de Reforma deben continuar su tramitación con arreglo a la Ley de 12 de mayo de 1956 y a su Reglamento de Reparcelaciones, sin perjuicio de la posibilidad de que los interesados desistan de dichos procedimientos para su iniciación con arreglo a la citada ley de Reforma.

Los que se inicien con posterioridad ala entrada en vigor de la Ley de Reforma se sujetarán a ésta, tanto en su contenido como en lo referente al procedimiento, y al Reglamento de Reparcelaciones en lo que no se oponga a la ley.Asimismo, hasta tanto los Planes Generales de ordenación

gentes en la actualidad se adapten a la presente Ley, de conwrmidad con la disposición transitoria 1 °, o, en su caso, se

,rueben nuevos Planes Generales Municipales de Ordenación,

Gobierno, mediante Decreto, a propuesta del Ministro de la =tanda, podrá acordar a aplicación de lo dispuesto en esta Ley

ira los Programas de Actuación Urbanística, en los supuestos *qulados en el artículo 149, a las áreas o zonas que se deter-

nen en el propio Decreto, cualquiera que sea la clasificación

so urbanístico de !os terrenos que comprendan (233).

>*3) El número 4 de la Circular 2/1975, establece:

4. Disposición transitoria 4.°-Esta Disposición transitoria plantea,

general, el conjunto de problemas derivados de las actuaciones sr•'oF'atorias. El principio aplicado es el que igualmente se ha uti. Wo en relación con los procedimientos en curso en fas restantes

a:erias.

Deben distinguirse: a) los supuestos expropiatorios amparados en la _,:; 52/1962, de 21 de julio, por no haberse producido la adaptación

Plan general correspondiente; b) aquellos que supongan la mera ecuc:ón de Planes con arreglo al artículo 121 y siguiemes de la Ley * '.'t de mayo de 1956.

En cuanto a los primeros, el párrafo segundo de la propia Dis-

*ición transitoria ordena la aplicación íntegra de la Ley de 21 de ',:o de ?°62 y por ende de su desarrollo reglamentario aprobado por e*-e',o 343'1963. de 21 de febrero, a todas las "actuaciones inic*os..

-a iniciación de la actuación puede referirse tanto a aquellas incoaantes de la entrada en vigor de la Ley de Reforma, como a los se inicien ya bajo su vigencia, pero sin que todavía se haya :rt*cado la necesaria adaptación do los tipos y categorías de suelo

F'an general.

-.-nto en uno como en otro supuesto la aplicación de la Ley de 21 j julio de 1962 comporta que los proyectos de delimitación, las prea:ones de planeamiento, el cuadro de precios máximos y m*rimos, s tasaciones conjuntas e individualizadas, la competencia y los pro-

r*,;r.ntos y criterios de valoración serán los establecidos en dicha ::e 1962 y su Reglamento. En punto a criterios de valoración la

.-.n de la Ley de 1962 supone, en fin, que los criterios de va•.,c,dn a tener en cuenta serán los de la ley de 12 de mayo de 1956

N^°xo de Coeficientes, toda vez que la citada Ley de 1962 se

a esta normativa.

*`:)*_n cuanto a los segundos, ha de sostenerse igual criterio por la *'* ".i !ad de razón existente, en tanto no se adapten los Planes genealea a ;a nueva Ley, con las necesarias matizaciones que a contlnua"*cn ;:e exponen.

Procedimientos de delimitación y expropiación iniciados con los artículos 121 y siguientes de la Ley de 12 de mayo de

deben seguir su curso con arreglo a la misma Ley, mientras que

's que se inicien con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley

`u;forma se ajustarán a ésta.

s criterios de valoración serán los de la Ley de 12 de mayo de _j':6y su Anexo de Coeficientes aprobado por Decreto de 21 de mayo r 1E35B, en tanto no se efectúe la adaptación de los Planes, impres* n•i!b!e para la aplicación del valor urbanístico que regula el artícuS8 de la Ley de Reforma.

Quinta. 1. El Gobierno, en el plazo de un año, elaborará y remitirá alas Cortes un proyecto de Bases del Pian Nacional de Ordenación con arreglo a lo dispuesto en ei artículo 7 ° de la presente Ley, en el que se delimitarán las directrices genéricas de la estructura urbanística y de la ordenación regional y planeamienlo del territorio.

2. Hasta tanto se apruebe el Flan Nacional de Ordenación podrán Formularse y aprobarse Planes Directores Territoriales con el con:enido y por el procedimiento establecido en los artículos 3 y 39 de la presente Ley.

3. Los municipios que no contaran, a la entrada en vigor de esta Ley, con Plan General de Ordenación Urbana, aprobado 0 en tramitación, deberán formular en el plazo de un año proyecto de delimitación de suelo urbano establecido en el artículo 81.2.

Las Comisiones Provinciales de Urbanismo se subrogarán en lo dispuesto en ej párrafo anterior cuando los Ayuntamientos no hubieran formulado el proyecto en el plazo que se señala en e! mismo.

4. Los Planes relativos a zonas o centros de interés turístico, que se tramiten al amparo de su legislación específica, deberán ajustarse a las determinaciones de los Planes previstos en la presente Ley sin perjuicio de las especialidades que hayan de contener con arreglo a su finalidad (234).

Par último, en los Municipios que carecieran de Plan general de ordenación, la clasificación de su suelo se ha de efectuar conforme a la Le,: de Reforma, por lo que no existe ningún obstáculo legal a material para que se apliquen los criterios de valoración establecidos en la Le¡ de 12 de mayo de 1956, criterios que, por consiguiente. habrán de prevalecer, como resulta previsto en el artículo 88, número 2, párrafo cuarto, de la misma Ley.,>

(234) La Circular 2/1975, de 28 de junio, en su número 5 establece: "5. Disposición transitoria quinta. De esta Disposición merece destacarse a efectos aclaratorios lo establecido en su número 3.

Parte la presente Disposición de la diferenciación de dos grupos de Municipios: los que tienen Plan general de ordenación urbana aprobado o en tramitación y los que carecen en absciuto de Plan.

En el primer caso, !a delimitación del suelo a que se refiere el ar• tículo 66.2 de la Ley de Reforma es innecesaria, porque la clasificación está contenida en el Plan general aprobado definitivamente o en tramitación a la entrada en vigor de aqulla ley, sin perjuicio de la necesidad de su adaptación, en ambos casos, conforme a la G;sposlción transitoria primera. Esto supone, una vez más, el respeto a1 principio de irretroactividad de las Leyes utilizado por la Ley de Reforma, excepto en los casos especiales en los que expresamente se imponga su aplicación retroactiva. En consecuencia, los Planes generales er; tramitación a la entrada en vigor de la citada ley que no impliquen la revisión de otra anterior podrán seguir dicha tramitación hasta su aprobación definitiva, si precediera,

En el segundo, la delimitación es necesaria y la clasificación a que dará lugar será la establecida en el artículo 66 de la Ley de Reforma Se hace notar que, en tanto no se apruebe el correspondiente desarrollo reglamentario de la ley que regulo de forma completa y definitiva todos los aspectos propios del p!aneamlento, la edi`icación y ur-

ahja de vigencias de disposiciones afectadas porta Ley 19/1975, 2 de mayo, de reforma de la Ley sobre Régimen dei Suelo y Ordenación Urbana

secreto de 1 de marzo de 1946, Ordenación Urbanística y Cocal de Bilbao y su Zona de Influencia: Vigente en cuanto a su ructura orgánica y funciones, sin perjuicio de la aplicabüidad peral dei texto refundido.

decreto de 23 de mayo de 1947, Reglamento de Organización *uncionamierto de la Corporación Administrativa "Gran BilVi*errte en cuanto a su estructura orgánica y funciones,

perjuicio de la aplicabilidad general dei texto refundido.

,_reto de 14 de octubre de 1949, Ordenación Urbana de Vaia y su Comarca: Vigente en cuanto a su estructura orgánica !risiones, sin perjuicio de la aplicabiüda:i general dei texto ndido.

*de 16 de diciembre de 1954, sobre Expropiación Forzosa: .iaúa por los artículos 64 a 67, 103 y 134 a 145 del presente

wa refundido.

•.de 12 de mayo de 1956, de Régimen dei Suelo y Ordena-

:' Urbana: Derogada a! quedar sus preceptos integrados en :axto refundido.

--•::creto de 21 de agosto de 1956, aprobatorio de los Coeficien*: Valoración Urbanística. Derogado sin perjuicio de la <*..*ié;* transitoria 4.° del texto refundido.

bien de 27 de marzo de 1958. Comisión. mixta encargada crdaar la gestión de los Ministerios de Obras Públicas a Vivienda en los problemas que les afecta en común:

_!-r, de 20 de junio de 1958, Comisión mixta constituida -:rrcse^tantes de !es Ministerios de Obras Públicas y de

•:ór del suelo clasificado como urbano por el provecto de deli-

•* c'eberá acomodarse a los Planes. Normas u Ordenanzas que,

caso, existieran debidamente aprobadas o por las Normas subs riel planeamiento que al efecto se hubieran de aprobar.

*'¿inss provinciales, Planes especiales y Normas subsidiarias y e::rarias del planeamiento.

•.y de Reforma no establece ninguna norma transitoria con resestos Planes y Normas, porque no requieren Inexcusablemente

;-•tación a la misma, salvo que se trate de Normas subsidiarias

c=arnierto general, que por su carácter supletorio de los Planes habrá de seguir la regla de la Disposición transi.`oria primera. jbs'ante, tales Planes, en particular los provinciales, y las s, bsidiarias y complementarias que se eno*:e:*aren aprobados

'-:j7a en vigor de la Ley de Reforma, sin perjuicio de la validez

- :ieterminacíe::2s, deberán desarrollarse y eiccu,arsa utilizando

=*ntos de planeamiento y clasificación del suelo de la Ley

_--e aforos, en particular, a las Normas subsidiarias y ccm*as en tramitación por los órnanos del Ministerio da la Vi-

a¡us!ar*n, en todo caso. a lo dispuesto en la ley de Re-

Vigencias LEGISLACIO DEL SUELO 132

!a Vivienda para el estudio de los problemas que les afectan en común en los núcleos urbanos lindantes con las costas y playas: Vigente.

Ley 43/199, de 30 de julio y Decreto-Ley 4í1972, de 30 de junio, Instituto Nacional de Urbanización: Vigente. La referencia del artículo 4, número 4, al artículo 138 de la Ley de 12 de mayo de 1956 debe entenderse efectuada a! artículo 115 del texto refundido.

Orden de 21 de abril de 1971, Concesiones de aprovechamiento agrícola sobre bienes de reserva de suelo del Instituto Na-

cional de Urbanización: Vigente.

Decrete 1166¡1960, de 23 de mayo, texto articulado de la

Ley Especial de Barcelona:

Artículo 49: Afectado por los artículos 9 ", 10, 11. 32 y 13 del texto refundido.

Artículo 50: Afectado por los artículos 83, 84, 85, 99 y 100 del texto refundido.

Artículo 51: Afectado por los artículos 9 °, 10, 11, 12, 13, 83, 84, 85 y 125 del texto refundido.

Artículo 52: Afectado por los artículos 64, 65, 114, 134 a 145 del texto refundido.

Artículo 53: Afectado por los artículos 100 y 128 del texto refundido.

Artículo 54: Afectado por los artículos 100 y 128 del texto refundido.

Artículo 55: Afectado por los artículos 119 y 127 de! texto refundido.

Artículo 56: Afectado por el artículo 142 del texto refundido.

Artículo 57: Vigente.

Artículo 58: Vigente.

Decreto 1094/1961, de 22 de junio, edificios de enseñanza en núcleos de población constituidos por viviendas de protección oficial: Afectado por el sistema de dotaciones y cesiones del texto refundido (arts. 13, 83, 84 y 85).

Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas: Vigente.

Decreto 485/1962, de 22 de febrero, Reglamento de Montes, artículo 30: Vigente.

Orden de 14 de marzo de 1962, Comisiones Provinciales de Urbanismo: Vigente, sin perjuicio del cumplimiento de lo autorizado en las disposición final 4.° del Texto refundido.

Orden de 24 de mayo de 1962, normas de desarrollo del Decreto 1.094/1961: Afectado por el sistema de dotaciones y cesiones del texto refundido (arts. 13, 83, 84 y 85).

Ley 52/1962, de 21 de julio, de valoración de terrenos sujetos a expropiación en ejecución de Planes de Viviendas y Urbanismo: Derogada, sin perjuicio de la disposición transitoria 4.° del texto refundido.

LEY DEL SUELO

j)ccreto 343/1963, de 21 de febrero, valoración de terrenos r:,letos a expropiación, en ejecución de Planes de Vivienda y _,anismo: Derogado, sin perjuicio de la disposición transitoria del texto refundido.

:arden de 15 de marzo de 1963, instrucción para aplicación del

,,^,lamento de Actividades Molestas, insalubres, Nocivas y Pe-

-asas: Vigente.

9ecreto 1510/1963, de 5 de junio, normas sobre enajenación parcelas propiedad del Instituto Nacional de Urbanización:

*t nte.

_iecreto 1674/1963, de 11 de julio, texto articulado de la Ley ecial para Madrid:

°•rtículos 65: Afectado por los artículos 9°. 10, 11. 12, y 13 texto refundido.

•rtículo 66: Afectado por los artículos 83, 84, 85, 99 y 100 texto refundido.

''=.rtículo 67: Afectado por los artículos 9°, 10, 11, 12, 13, 83, 85 y 125 del texto refundido.

Artículo 68: Afectado por los artículos 64. 65, 114, 134 a 145 texto refundido.

artículo 69: Afectado por los artículos

fundido.

-:tículo 70: Afectado por los artículos 100 y 128 del texto ef:mdido.

Artículo 71: Afectado por los artículos 119 y 127 del texto

-^It:ndido.

rticulo 72: Afectado por el artículo 142 del texto refundido.

---ticulo 73: Vigente.

A;tículo 74: Vigente.

Artículo 75: Vigente.

°; 121/1963, de 2 de diciembre, Area Metropolitana de Ma-

d•! ?: Vigente, sin perjuicio de que las remisiones de la Ley de 12 1e mayo de 1956 se entienden hechas al texto refundido, y la

11 aplicabilidad general de éste a todo lo no regulado en la Le-.,, especial. Las figuras de planeamiento vigentes son las de !a L.^; de Reforma, y por consiguiente, las contenidas en dicho tPxtC', refundido, quedando afectadas las disposiciones de la Ley 'r 1 ' í963. de 2 de diciembre, en cuanto no se ajusten a las rnar.)as.

t.*y 158!1963, de 2 de diciembre, sobre modificación de Planes

d^ r:rdenación y proyectos de urbanización cuando afecten a zone:: verdes o espacios libres previstos en las mismos: Derogada, .' quedar integrados sus preceptos en el texto refundido.

t.:' 197'1963, de 28 de diciembre, Centros y Zonas de Interés

l';rstico Nacional; Vigente en lo que no se oponga al presente `-*t* refundido y sin perjuicio del cumplimiento de la disposin final 3.° de la ley de 2 de mayo de 1975 de Reforma de

la clol Suelo y Ordenación Urbana.

üer:*eto 635/1964, de 5 de marzo, Reglamento de Edificación

100 y 128 del texto

Vigencias ILGTSLACION DEL SUELO

Forzosa y Registro Municipal de Solares: Vigente hasta la publicación de nuevo Reglamento que lo sustituya y en tanto no se oponga al presente texto refundido.

Decreto-Ley 5,'1964, de "3 de abril, Expropiación y Valoración de Terrenos comprendidos en los Polos de Promoción y Desarrollo Industrial: Sustituidos por las normas de valoración y procedimiento expropiatorios (arts. 103 y 134 a 145) del texto refundido, sin perjuicio de la aplicación de su disposición transitoria 4.1

Decreto 1753/1964, de 71 de junio, normas para evitar las construcciones clandestinas, artículos 2 ° al 7 °, inclusive: Sustituidos per artículos 184 a 188 y 229 a 235 del texto refundido en cuanto a los supuestos previstos en los apartados b) y c) cie! -rtículo t.° y afectados en cuanto al supuesto del apartado a) dei mismo artículo.

Orden de 24 de julio de 1964, por la que se dictan normas sobre las actuaciones administrativas en el Registro Municipal ae Solares y otros inmuebles de edificación forzosa y se aprueban las hojas del libro Registro y de sus índices: Vigente.

Decreto 2654/1964, de 11 de septiembre, procedimiento de la expropiación forzosa en los Polos de Promoción y de Desarrollo Industrial, artículo 7.°: Sustituido por las normas de valoración expropiatoria del texto refundido, sin perjuicio de la aplicación de su disposición transitoria 4.°

Decreto 3088/1964, de 28 de septiembre, Reglamento del Area Metropolitana de Madrid: Vigente, sin perjuicio de que las remisiones a la Ley de 12 de mayo de 1956 se entienden hechas al texto refundido y de la aplicabilidad de éste a todo lo no regulado en la Ley Especial y su Reglamento. Las figuras de planeamiento vigentes son las de la Ley de Reforma, y por consiguiente las contenidas en dicho texto refundido, quedando afectadas las disposiciones de la Ley 121/1963, de 2 de diciembre, y de su Reglamento aprobado por Decreto 3088,'1964, de 28 da septiembre, en cuanto no se ajusten a las mismas.

Decreto 4026/1964, de 3 de diciembre, Reglamento por el que se desarrollan los Títulos I y II del texto articulado de la Ley Especia! del Municipio de Barcelona:

Artículo 111: Afectado por los artículos 13 y 17 a 25 del texto refundido.

Artículo 112: Afectado por Decreto-ley 5/1974, de 24 de agosto, Decretos 3276!1974, de 28 de noviembre, 3280/1974, de 28 de noviembre, y, en lo que resulte aplicable, por los artículos 31 a 35 y 39 a 41 del texto refundido.

Artículo 113: Afectado por los artículos 9.° a 93 y 23 del texto refundido.

Artículo 114: Derogado, por ser sustituido por los artículos 14, 35 e), 40 y 41 del texto refundido.

Artículo 115: Afectado por el Decreto-ley 5/1974, de 24 d2 agosto.

LEY DEL SUELO

:Ics 116 a 120: Modificado por tos artículos 94 a 102 de! r--fundido en lo que quedase subsistente después de la a del Reglamento de Reparcelaciones de 7 de abril

Jn;o 121: Afectado por los artículos 83. 84, 85, 99 y 100 ;o refundido.

;22: Afectado por !os artícu;os 10C y 128 del texto Cn.

;Iris 123 a 126: Afectados por los artículos 94 a 102 del refundido en lo que quedase subsistente después de la

I^n del Reglamento de Reparcelaciones de 7 de abril

;ilo 127.

iJ.

**ulo 127.

r'ic;.t !o 128: Vigente c-'o 129.

*-afundido. culo 129. 2: Modificado por los artículos 82 a 85 y 114 de! texto refundido.

::-tírülo 129. 3, 4 y 5: Vigente. os 130 y 131: Vigentes en lo no afectado por- el ar142 del texto refundido y por el Reglamento de Repar-

,rt!culo 132: Vigente en lo no modificado por el Reglamento

'parcelaciones.

:tículo 133: Vigente en lo no modificado por el Reglamento Reparcelaciones.

*t;culo 134: Vigente.

*rnculo 135: Vigente. Las referencias se entenderán hechas **,3 artículos 60 y 61 del texto refundido.

e::reto 4297/1964, de 23 de diciembre, Reglamento de la Ley

re Centros y Zonas de Interés Turístico Nacional: Vigente en *.,*e no se oponga al presente texto refundido y sin perjuicio cumplimiento de la disposición final 3 .1 de la Ley de 2 de

o de 1975 de Reforma de la del Suelo y Ordenación Urbana. 86/1975, de 17 de julio, de !imitación, adquisición, orde-

*:;n y urbanización de los polígonos residenciales e industriac;ue se sitúen en los polos de promoción y desarrollo indus-

I u de descongestión. ,r oouio 2 °: Sustituido por las normas sobre valoración y pro-lexpropiatorios (arts. 103 y 134 a 145) del texto

..n1to, sin perjuicio de la aplicación de su disposición tran-

*rin 4.`

J:r*,oto 1006%1966, de 7 de abril, Reglamento de Reparcele,•nca de Suelo afectado por planes de ordenación urbana:

ente hasta ia publicación del nuevo Reglamento que lo susv en tanto no se oponga al presente texto refundido.

1. a): Modificado per el artículo 78 del texto 2: Modificado por el r;lculo 117 del texto

t: Modificado por los artículos 83. 84 y 85 del

Vigencias LEGISLACIOV DEL SUELO 136

Decreto 1483/1966, de 16 de junio, enajenación de parcelas propiedad del Instituto Nacional de la Vivienda para construcciones de edificios de interés público o social: Vigente.

Decreto 1744/1966, de 30 de junio, por el que se regulan los beneficios tributarios a la Contribución Urbana, Recargos y Aroitrios Locales, a que se refiere la Ley del Suelo: Modificado por los artículos 202 a 206 del presente texto refundido.

Decreto 917¡1967, de 20 de abril, publicidad exterior: Vigente, la referencia a los artículos 13 y siguientes de la Ley de 12 de mayo de 1956 se entiende hecha a los artículos 17 y siguientes del texto refundido.

Decreto 2183/1968, de 16 de agosto, aplicación del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas en las zonas de dominio público y sobre actividades ejecutables directamente por órganos oficiales: Afectado por el artículo 180 del texto refundido.

Orden de 20 de mayo de 1969. Ordenanzas provisionales de viviendas de protección oficial:

Ordenanzas 1.° y 3.°: Afectadas por las normas de planeamiento del texto refundido (arts. 12 a 15).

Ordenanza tt: Modificada por el artículo 74 dei texto refundido.

Ordenanza 21: Modificada por el artículo 75 del texto refundido.

Ordenanza 22: Afectada por los artículos 12 y 13 del texto refundido.

Orden de 26 de mayo de 1969: Normas para la enajenación de parcelas y cesión de viales, parques y jardines y redes de servicios públicos en polígonos y terrenos propiedad del Instituto Nacional de la Vivienda: Vigente.

Decreto-Ley 7,/1970, de 27 de junio, actuaciones urbanísticas urgentes. Agotada su vigencia ulterior sin perjuicio de su ap!icacíón a las áreas de actuación ya delimitadas.

Decreto 3421/1972, de 11 de febrero, Instituto Nacional de Urbanización. Reorganización: Vigente.

Decreto 458/1972, de 24 de febrero, liberación de expropiaciones a los expedientes promovidos por razones urbanísticas: Vigente.

Ley 8/1972, de 10 de mayo, Autopistas:

Artículo 20. 3 c) y 4 c): Afectados por la nueva clasificación y régimen jurídico del suelo del texto refundido.

Decreta 1994/1972, de 13 de julio, organización del Ministerio de la Vivienda: Vigente, salvo su disposición final 3'

Orden de 27 de enero de 1973, Reglamento orgánico de las Delegaciones Provinciales y Especiales del Ministerio de la Vivienda: Vigente.

Orden de 4 de marzo de 1974, circunstancias y requisitos que deben hacerse constar en actas de expropiación urbanística: Vigente.

Iy¡ LES' DEL SCELO

eecreto-Ley 5/1974, de 24 de agosto, Entidad Municipal Me-, :)politana de Barcelona: Vigente, sin perjuicio de que las re-

,* enes a la Ley de 12 de mayo de 1956 se entienden hechas < ;*vto refundido y de la aplicabilidad de éste a todo lo no

.lado en el Decreto-ley. Las figuras de planeamiento vigenr* son las de la Ley de Reforma, y por consiguiente, las con-

*las en dicho texto refundido, quedando afectadas las preos en las disposiciones del Decrete-Ley 5/1974, de 24 de

s;o en cuanto no se ajusten a las mismas.

"rato 3276/1974, de 28 de noviembre, Reglamento sobre

nización y funcionamiento de la Entidad Municipal Metropo*e: de Barcelona: Vigente, sin perjuicio del cumplimiento de autorizado en la disposición final 4.' del texto refundido y que las remisiones a la Ley de 12 de mayo de 1956 se en;;1en hechas al texto refundido y de la aplicabilidad de éste Jo ln no regulado en el Decreto-ley y su Reglamento. Las

.-*s de planeamiento vigentes son !as de la Ley de Reforma, .r consiguiente, las contenidas en dicho texto refundido, quewc afectadas las previstas en las disposiciones del Decreto1974, de 24 de agosto, y en el Reglamento aprobado por - .-eto 3276/1974, de 28 de noviembre en cuanto no se ajusten a las mismas.

Home

  . l