Noticias
Legislación
 
Enlaces
Durbacan
Derecho Urbanístico
IusCan
Portal Jurídico
Info Plan
Planeamiento
PaHisCan Patrimonio Histórico

Los impuestos locales.


Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

Sustituye a las anteriores Contribuciones Territoriales Rústica y Pecuaria y a la Contribución Territorial Urbanacuyo hecho imponible está constituido por la propiedad de los Bienes Inmuebles de naturaleza rústica y urbana sitos en el respectivo término municipal, o por la titularidad de un derecho real de usufructo o de superficie, o de la de una concesión administrativa sobre dichos bienes o sobre los servicios públicos a los que estén afectados que grava el valor de los referidos inmuebles.

Es periódico, coincidiendo el periodo impositivo con el año natural y su devengo con el primer día del periodo.

Sujetos pasivos las personas físicas, como las personas jurídicas, así como las Entidades a que se refiere el art. 33 de la LHL cuando sean propietarios de bienes inmuebles gravados sobre los que no recaigan derechos reales de usufructo o disfrute, pues, en este caso, serán sujetos pasivos los titulares del derecho real de usufructo o de superficie. 

La base imponible es el valor catastral del inmueble

La base liquidable  será el resultado de practicar sobre la base imponible, en su caso, las reducciones que legalmente se establezcan (Ley 53/1997, de 27 de noviembre), la finalidad de la reducción es incorporar de manera progresiva a la base imponible del impuesto los incrementos del valor catastral de un inmueble.

Sobre la base liquidable se aplica el tipo de gravamen, que será el 0,4 por 100 para los inmuebles de naturaleza urbana, y el 0,3 por 100 cuando se trate de inmuebles de naturaleza rústica.

los Ayuntamientos pueden incrementar dentro de los límites marcados por el art. 73.3 de la LHL. Los limites establecidos legalmente 

La gestión

Al Centro de Gestión Catastral le corresponde la gestión del Padrón del impuesto, que se formará anualmente para cada término municipal, y que estará constituido por censos comprensivos de los bienes inmuebles, sujetos pasivos y valores catastrales, separadamente para los de naturaleza rústica y urbana. Para ello, cuenta con la colaboración que obligatoriamente deben prestar los sujetos pasivos del impuesto, a quienes se imponen determinadas obligaciones formales (declaraciones de alta, baja o variación, por las alteraciones de orden físico, económico o jurídico )

la liquidación y recaudación del impuesto, se llevará a cabo por los Ayuntamientos. A estos últimos corresponde también la revisión de los actos administrativos dictados en vía de gestión tributaria, a diferencia de las reclamaciones contra los actos aprobatorios de la delimitación del suelo, contra las Ponencias de valores y contra los valores catastrales, que correspondea los Tribunales Económico-Administrativos.

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (cea) 


 

Impuesto sobre Actividades Económicas

 


El Impuesto sobre Actividades Económicas (cea)
 I.A. Económicas (abanfin)

epigrafes

Se establece en la Ley 39/1988, sustituyendo a las anteriores Licencias Fiscales , así como al Impuesto Municipal sobre la Publicidad, el Impuesto Municipal sobre Radicación y el Impuesto Municipal sobre Gastos Suntuarios

Devengado por el mero ejercicio de actividades empresariales, profesionales y artísticas. sin importar que no se haya generado beneficio, o que sea sin ánimo de lucro, o que se realice sin local.

Se devenga el primer día de del período, que salvo lo dispuesto en el art. 90 de la LHL para los casos de alta y baja, coincide con el año natural. 

Se considera que una actividad es ejercida con carácter empresarial, profesional o artístico, cuando suponga la ordenación por cuenta propia de medios de producción y de recursos humanos o de uno de ambos, con la finalidad de intervenir en la producción de bienes y servicios.

Se consideran actividades empresariales, a los efectos de este impuesto, las ganaderas, cuando tengan carácter independiente, las mineras, industriales, comerciales y de servicios. cualquier actividad sujeta al impuesto deberá clasificarse forzosamente de acuerdo con el listado de actividades contenido en las tarifas del Impuesto, aprobadas por el RD 1175/1990, aunque aquélla no se encuentre especificada en las mismas

No sujeta, la enajenación de los activos fijos empresariales; la venta de productos que se reciben en pago de trabajos personales o servicios profesionales; la exposición de artículos con el fin exclusivo de decoración o adorno del establecimiento, en venta al por menor, no estará sujeta la realización de un solo acto u operación aislada.

    En su caso, la cuota mínima municipal puede resultar alterada –incrementada o reducida– por la aplicación de un coeficiente único para todas las actividades ejercidas en sus respectivos términos municipales, que necesariamente deberá ajustarse a los límites fijados por el art. 88 de la LHL. Además de dicho coeficiente, los Ayuntamientos pueden establecer sobre las cuotas mínimas o, en su caso, sobre las cuotas modificadas por la aplicación de aquél, una escala de índices que pondere la situación física del local en el que se ejerza la actividad, dentro de cada término municipal, atendiendo a la categoría de la calle en la que radique. Necesariamente, el índice mínimo de la referida escala no podrá ser inferior a 0,5 y el máximo no podrá exceder de 2, debiendo ajustarse el número de categorías de calle que fije cada Ayuntamiento a los parámetros establecidos por el art. 90 en función del número de habitantes del municipio. 

Divisiones de servicios

La gestión  

correspondiendo la gestión censal –básicamente, la formación de la Matrícula del Impuesto, la calificación de las actividades económicas y el señalamiento de las cuotas correspondientes– y la inspección del impuesto a la Administración Estatal , mientras que la gestión tributaria de las cuotas municipales –liquidación y recaudación del impuesto, así como la revisión de los actos dictados en esta vía corresponde a los Ayuntamientos. 

Modelo 037 (declaracion censal simplificada)

Modelo 845 (cuota municipal Iae)

Otros modelos

 

Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica


Definido en el art. 93 de la LHL como un tributo directo que grava la titularidad de los vehículos de esta naturaleza, aptos para circular por las vías públicas, cualesquiera que sea su clase y categoría. Como características generales del IVTM no sólo cabe predicar su carácter directo, sino que también puede ser considerado como un impuesto de carácter real y periódico, cuyo período impositivo coincide con el año natural –salvo en el caso de primera adquisición– y que se devenga el primer día del período impositivo.
Como se ha señalado, el hecho imponible del impuesto consistiría en la titularidad de vehículos de tracción mecánica, aptos para circular por las vías públicas, cualquiera que sea su clase y categoría. A estos efectos, se considera vehículo apto para la circulación el que hubiere sido matriculado en los registros públicos correspondientes y mientras no haya causado baja en los mismos, incluyendo los vehículos provistos de permisos temporales y matrícula turística. Por el contrario, se consideran no sujetos los vehículos antiguos, dados de baja en los registros, que sean autorizados excepcionalmente para circular con ocasión de exhibiciones, certámenes o carreras limitadas a los de su naturaleza, así como los remolques y semirremolques arrastrados por vehículos de tracción mecánica cuya carga útil no sea inferior a 750 kilogramos.
Existen también determinadas exenciones, previstas en el art. 94 de la LHL, que complementan la definición del hecho imponible. Así, se declaran exentos los vehículos oficiales del Estado, Comunidades Autónomas y Entidades locales, siempre que estén adscritos a la defensa nacional o a la seguridad ciudadana; los autobuses urbanos adscritos al servicio público de transporte en régimen de concesión administrativa; también los vehículos diplomáticos, consulares, a condición de reciprocidad, y los vehículos de Organismos internacionales, con sede u oficina en España. Igualmente están exentas las ambulancias y demás vehículos directamente destinados a la asistencia sanitaria, que pertenezcan a la Cruz Roja. Asimismo están exentos, aunque para ello los interesados tendrán que instar su concesión a la Administración municipal, determinados vehículos destinados a minusválidos, así como los tractores, remolques, simirremolques y maquinaria provistos de la Cartilla de Inspección Agrícola.

Sujetos pasivos de este impuesto serán las personas físicas o jurídicas, y también las entidades a que se refiere el art. 33 de la LGT, a cuyo nombre conste el vehículo en el permiso de circulación.

La cuota tributaria será el resultado de la aplicación de las tarifas previstas en el art. 96 de la LHL –desarrollado reglamentariamente por el RD 1576/1989, de 22 de diciembre– en función de la potencia y clase de vehículo, incrementada, en su caso, por los Ayuntamientos que hayan optado por la aplicación del coeficiente contemplado en el párrafo 4 del art. 96 de la LHL. Además, los Ayuntamientos podrán regular en las Ordenanzas fiscales una bonificación de hasta el 50 por 100 de la cuota del Impuesto, incrementada o no, atendiendo a la incidencia sobre el medio ambiente de la clase de carburante consumido o de las características del motor. Asimismo, las Ordenanzas fiscales podrán regular una bonificación de hasta el 100 por 100 de la cuota del impuesto, en caso de vehículos históricos. El importe de la cuota tributaria se prorrateará por trimestres naturales en los casos de primera adquisición, baja definitiva o baja temporal por sustracción o robo del vehículo.

La gestión, liquidación, inspección y recaudación, así como la revisión de los actos dictados en vía de gestión tributaria, corresponde al Ayuntamiento del domicilio que conste en el permiso de circulación del vehículo, a partir de los datos proporcionados por las Jefaturas Provinciales de Tráfico. Además, por lo general, el impuesto es recaudado por los Ayuntamientos a través de un sistema de notificación colectiva y emisión de recibo.

Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.

Es potestativo para los Ayuntamientos, regulado en los art. 101 a 104 de la LHL.El hecho imponible está constituido por la realización, dentro del término municipal, de cualquier construcción, instalación u obra para la que se exija obtención de la correspondiente licencia de obras urbanística, se haya obtenido o no dicha licencia, siempre que su expedición corresponda al Ayuntamiento de la imposición. 

El ICIO viene definido como un impuesto indirecto, esto es, un impuesto que ha de ser pagado por quien no es el destinatario jurídico último de la carga tributaria, sino por un sujeto distinto, a quien se dota de la facultad de trasladar jurídicamente dicha carga al contribuyente. En este sentido, el art. 102 de LHL considera contribuyentes por dicho impuesto a las personas físicas o jurídicas y las Entidades mencionadas en el art. 33 de la LGT, propietarias de los inmuebles sobre los que se realicen las construcciones, instalaciones u obras, siempre que sean dueños de las obras o, si no lo son, a quien ostente la condición de dueño de la obra. Por tanto, el dueño de la obra, que normalmente coincidirá también con el dueño del inmueble Sustitutos del contribuyente, de acuerdo con lo dispuesto en el art. 102.2 de la LHL, serán quienes soliciten las correspondientes licencias fiscales o realicen las construcciones, instalaciones u obras, si no fueran los propios contribuyentes.

La cuota tributaria será el resultado de aplicar sobre la base imponible el tipo de gravamen que fijen los Ayuntamientos, dentro de los límites establecidos en el art. 103.3 de la LHL en función del número de habitantes del municipio.

La base imponible es definida –tras la reforma del art. 103 de la LHL por la Ley 50/1998, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social– como el coste real y efectivo de la construcción, instalación u obra. son los gastos integrantes del presupuesto de las obras, edificaciones e instalaciones, excluyéndose los gastos generales, el beneficio industrial y honorarios técnicos. tampoco forman  parte los impuestos indirecto (IVA o IGIC) ni tampoco las tasas, precios públicos y demás prestaciones relacionadas con dichas construcciones, instalaciones u obras.  Excluidosde la base imponible los honorarios de los profesionales técnicos, los gastos generales o el beneficio industrial del contratista. el art. 104 de la LHL concede a los Ayuntamientos la facultad de regular mediante Ordenanzas Fiscales determinadas bonificaciones o deducciones de la cuota.

El impuesto se devenga en el momento de iniciarse la construcción, instalación u obra, aun cuando no se haya obtenido la correspondiente licencia.

La gestión del impuesto corresponde al Ayuntamiento, que podrán optar por entre los sistemas de 

  • autoliquidación por su propia naturaleza no es en si un acto impugnable , para ser impugnable, con vistas a la devolución de lo indebidamente ingresado está necesitada de un impulso de provocación con el fin de crear el acto previo, que no sea ya de autoliquidación, sino el acto administrativo de gestión tributaria que aquella produce por lo que ante toda autoliquidación la Administración está obligadas a dictar un acto administrativo( expreso o tácito, confirmatorio o revocatorio de lo realizado por el contribuyente que cierre la relación jurídico-tributaria y, caso de que no lo haga, el contribuyente puede a tal fin excitar la actividad administrativa, lo que supone que tratándose de autoliquidaciones no prescritas y en tanto no haya dictado la Administración acto expreso alguno de gestión tributaria, confirmatorio o revocatorio de la autoliquidación practicada, ni tampoco tácito, por no instar al contribuyente la confirmación o revocación, procede la devolución de ingresos indebidos, no iniciándose, mientras ello no se produzca, el plazo para el recurso de reposición o para la reclamación económico administrativa para impugnar los posibles errores de derecho

 

  • Liquidación administrativa. En este último caso, el art. 104 de la LHL establece que se practicará una liquidación provisional a cuenta, cuando se conceda la licencia preceptiva o cuando, no habiéndose solicitada, concedido o denegado, se inicie la construcción, instalación u obra. La base imponible de esta liquidación provisional a cuenta se determinará en función del presupuesto presentado por los interesados, siempre que el mismo hubiera sido visado por el Colegio Profesional correspondiente o bien, cuando la Ordenanza fiscal así lo prevea, en función de los índices o módulos que la misma establezca al efecto. Una vez finalizada la construcción, instalación u obra, el Ayuntamiento procede a dictar una liquidación definitiva, previa comprobación administrativa, modificando en su caso la base imponible anteriormente fijada.

 

ICIO en Municipios de Las Palmas

Impuesto sobre el Incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana

 

 

  Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

 

 

Impuesto potestativo para los Ayuntamientos. Es un tributo directo que grava el incremento de valor que experimenten dichos terrenos y se ponga de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los mismos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos. El impuesto se devengará instantáneamente en la fecha de la transmisión de la propiedad o en el que tenga lugar la constitución o transmisión del derecho real. terrenos de naturaleza urbana, la Ley considera aquellos terrenos que tengan la consideración de urbanos a efectos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, con independencia de que estén o no contemplados como tales en el Catastro o en el Padrón de aquél.

La Ley establece determinados supuestos de exención

las aportaciones de los cónyuges a la sociedad ganancial y las adjudicaciones que a su favor y en pago de ellas se verifiquen
 la constitución y transmisión de cualesquiera derechos de servidumbre

- las transmisiones de bienes que se encuentren dentro del perímetro delimitado como Conjunto Histórico-Artístico, o hayan sido declarados individualmente de interés cultural, cuando el propietario o los titulares de derechos reales acrediten que han realizad
será sujeto pasivo a título de contribuyente la persona física, jurídica o entidad del art. 33 de la LGT, que adquiera el terreno o a cuyo favor se constituya o transmita el derecho real en cuestión. Si la operación fuese realizada a título oneroso, sujeto pasivo a título de contribuyente será la persona o entidad que transmita el terreno, o que constituya o transmita el derecho real de que se trate. 


Por lo que se refiere a la base imponible, está constituida por el incremento real del valor de los terrenos de naturaleza urbana, puesto de manifiesto en el momento del devengo y experimentado a lo largo de un período máximo de 20 años. Este valor real es más bien un valor objetivamente determinado, que se calculará aplicando el correspondiente coeficiente anual fijado por los Ayuntamientos (dentro de los límites marcados por el art. 108 de la LHL, en función de la población del municipio y de su consideración como capital de provincia o de Comunidad Autónoma) en trorno al 2 o 4 %, multiplicado por los años completos a lo largo de los cuales se haya puesto de manifiesto dicho incrementado, sobre el valor que tengan fijado a efectos del IBI en el momento del devengo, o sobre la parte del mismo que represente el valor de los derechos reales de goce limitativos del dominio. Está prevista una reducción de la base imponible en los supuestos de revisión o modificación de los valores catastrales.

La cuota tributaria resultará de aplicar a la base imponible los tipos correspondientes de la escala de gravámenes fijada por los Ayuntamientos, dentro de los límites que marca el art. 109 de la LHL en función del número de habitantes del Municipio, en torno al 26%

. Esta cuota tributaria podrá ser reducida por la aplicación de la bonificación de hasta el 95 por 100 que las Ordenanzas fiscales podrán regular en relación con la transmisión de terrenos, así como la transmisión o constitución de derechos reales de goce limitativos del dominio, realizadas a título lucrativo por causa de muerte a favor de los descendientes y adoptados, los cónyuges y los ascendientes y adoptantes.



El Ayuntamiento está facultado para gestionar este impuesto mediante un sistema de liquidación administrativa o de autoliquidación. En el primer caso, los sujetos pasivos viene obligados por la Ley a presentar ante el Ayuntamiento una declaración formal, en los términos que se establezca en la correspondiente Ordenanza fiscal, y dentro de los plazos establecidos en el propio art. 111 de la LHL, conteniendo los datos imprescindibles para practicar la liquidación procedente. Estas liquidaciones del impuesto se notificarán a los sujetos pasivos con indicación del plazo de ingreso y expresión de los recursos procedentes.

 En el segundo caso, el sujeto pasivo deberá presentar la autoliquidación y realizar el ingreso dentro de los plazos antes mencionados. En cualquier caso, la Ley extiende el deber de colaboración a otras personas que forman parte de la relación jurídica que motiva el devengo del impuesto, así como a los Notarios.

Home

  . l