Noticias
Legislación
 
Enlaces
Durbacan
Derecho Urbanístico
IusCan
Portal Jurídico
Info Plan
Planeamiento
PaHisCan Patrimonio Histórico

24 Diciembre 1999                                B.O. PROVINCIA DE LAS PALMAS                                Página 9.539

SANTA LUCIA

 

 

IMPUESTO SOBRE EL INCREMENTO DEL

VALOR DE LOS TERRENOS DE NATURALEZA URBANA

 

Capítulo I. Artículo 1.

 

1. Constituye el hecho imponible del impuesto el incremento de valor que experimentan los terrenos de naturaleza urbana y que se ponga de manifiesto a conse­cuencia de la transmisión de su propiedad por cualquier titulo o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos bienes.

 

2. El título a que se refiere el apartado anterior podrá consistir en:

 

a) Negocio jurídico mortis causa. b) Declaración formal de herederos abintestato.

 

c) Negocio jurídico inter vivos, sea de carácter onero­so o gratuito.

 

d) Enajenación en subasta pública. e) Expropiación forzosa.

 

Artículo 2.

 

Tendrán la consideración de terrenos de naturaleza urbana, en el supuesto de que exista Plan General de Ordenación Municipal: el suelo Urbano, el susceptible de urbanización, y el urbanizable programado o urbani­zable no programado desde el momento en que se apruebe un Programa de Actuación Urbanística. En el supuesto de existencia de Normas Subsidiarias Munici­pales, el suelo urbano y el urbanizable contenido en las Unidades de Actuación y en el Suelo Apto para urbani­zar. Y, en todos los casos, los terrenos que dispongan de vías pavimentadas o encintado de aceras y cuenten ade­más con alcantarillado, suministro de agua, suministro de energía eléctrica y alumbrado público, y los ocupa­dos por construcciones de naturaleza urbana.


Página 9.542                                B.O. PROVINCIA DE LAS PALMAS                                24 Diciembre 1999

 

Artículo 3.

 

No está sujeto a este impuesto el incremento de valor que experimenten los terrenos que tengan la considera­ción de rústicos a efectos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

 

Capítulo 11: Exenciones.

 

Artículo 4.

 

Están exentos de este impuesto los incrementos de valor que se manifiesten como consecuencia de:

 

a) Las aportaciones de bienes y derechos realizadas por los cónyuges a la sociedad conyugal, las adjudica­ciones y las transmisiones que se hagan a los cónyu­ges en pago de sus haberes comunes.

 

b) La constitución y transmisión de cualesquiera dere­chos de servidumbre.

 

c) Las transmisiones de bienes inmuebles entre cón­yuges o a favor de los hijos, como consecuencia del cumplimiento de sentencias en los, casos de nulidad, separación o divorcio matrimonial.

 

Articulo 5.

 

Están exentos de este impuesto, asimismo, los incre­mentos de valor correspondientes cuando la condición de sujeto pasivo recaiga sobre las siguientes personas o Entidades:

 

a) El Estado y sus Organismos Autónomos de carác­ter administrativo.

 

b) La Comunidad Autónoma de Canarias, el Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria, así como los Organis­mos Autónomos de carácter administrativo de las Enti­dades expresadas.

 

c) El Municipio de Santa Lucía de Tirajana y las Enti­dades Locales o Mercantiles integradas en el mismo o que forman parte de él, así como sus respectivos Orga­nismos Autónomos de carácter administrativo.

 

d) Las instituciones que tengan la calificación de benéficas o benéfico docentes.

 

e) Las Entidades gestoras de la Seguridad Social y de Mutualidades y Montepíos constituidas conforme a lo previsto en la Ley 33/84, de 2 de agosto.

 

f) Las personas o Entidades a cuyo favor se halla reconocido la exención de Tratados o Convenios inter­nacionales.

 

g) Los titulares de concesiones administrativas rever­tibles respecto de los terrenos afectos a las mismas.

 

h) La Cruz Roja Española. Capítulo III: Sujetos pasivos.

 

Artículo 6.

 

Tendrán la condición de sujetos pasivos de este impuesto, a título de contribuyentes:

 

a) En las transmisiones de terrenos o en la constitu­ción o transmisión de derechos reales de goce limitati­vos del dominio, a título lucrativo, el adquirente del terreno o la persona en cuyo favor se constituya o trans­mita el derecho real.

 

b) En las transmisiones de terrenos o en la constitu­ción o transmisión de derechos reales de goce limitati­vos del dominio, a titulo oneroso, el transmitente del terreno o la persona que constituya o transmite el dere­cho rcal.

 

Como sustituto del contribuyente: los adquirentes en los casos de las transmisiones a título oneroso.

 

Capítulo IV: Base imponible.

 

Artículo 7.

 

I . La base imponible de este impuesto está constituida por el incremento rcal del valor de los terrenos de natu­raleza urbana puesto de manifiesto en el momento del devengo y experimentado a lo largo de un período máximo de veinte años.

 

2. Para determinar el importe del incremento real a que se refiere el apartado anterior se aplicará sobre el valor del terreno en el momento del devengo el porcentaje que corresponde en función del número de años durante los cuales se hubiese generado dicho incremento.

 

3. El porcentaje anteriormente citado será el que resulte de multiplicar el número de años expresado en el apartado 2 del presente articulo por el correspondiente porcentaje anual, que será:

 

a) Para los incrementos de valor generados en un periodo de tiempo comprendido:

 

De 1 a 5 años: 3,1.

De hasta 10 años: 2,8.

De hasta 15 años: 2,7.

De hasta 20 años: 2,7.

 

Artículo 8.

 

A los efectos de determinar el período de tiempo en que se genere el incremento de valor, se tomarán tan solo los años completos transcurridos entre la fecha de la anterior adquisición del terreno de que se trate o de la constitución o transmisión igualmente anterior de un derecho real de goce limitativo del dominio sobre el mismo y la producción del hecho imponible de este impuesto, sin que se tengan en consideración las frac­ciones de año.

 

En ningún caso el período de generación podrá ser inferior a un año.

 

Artículo 9.

 

a) En las transmisiones de terrenos de naturaleza urbana se considerará como valor de los mismos, al tiempo del devengo de este Impuesto, el que tengan fijados en dicho momento a los efectos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.


24 Diciembre 1999                                B.O. PROVINCIA DE LAS PALMAS                                Página 9.543

 

b) A tenor de lo dispuesto en el apartado 7, artículo 108 de la Ley Reguladora de las haciendas Locales del 28 de Diciembre de 1988, añadido por la Ley 42/94, de 30 de Diciembre, modificado por la Ley 50/98 de 30 de Diciembre y a efectos de la determinación en la base imponible de este linpuesto como valor del terreno del importe que resulta de aplicar a los nuevos valores catastrales de reducción del 40%.

 

Artículo 10.

 

En la constitución y transmisión de derechos reales de goce, limitativos del dominio, sobre terrenos de natura­leza urbana, el porcentaje correspondiente se aplicará sobre la parte del valor definido en el artículo anterior que represente, respecto del mismo, el valor de los refe­ridos derechos calculado según las siguientes reglas:

 

a) En el caso de constituirse un derecho de usufructo temporal su valor equivaldrá a un 2% del valor catastral del terreno por cada año de duración del mismo, sin que puede exceder del 70% de dicho valor catastral.

 

b) Si el usufructo fuese vitalicio su valor, en el caso de que el usufructuario tuviese menos de veinte años, será equivalente al 70% del valor catastral del terreno, minorándose esta cantidad en un 1% por cada año que exceda de dicha edad, hasta el límite mínimo del 10% del expresado valor catastral.

 

c) Si el usufructo se establece a favor de una persona jurí­dica por un plazo indefinido o superior a treinta años se con­siderará cómo una transmisión de la propiedad plena del terreno sujeta a condición resolutoria, y su valor equivaldrá al 100% del valor catastral del terreno usufructuado.

 

d) Cuando se transmita un derecho de usufructo ya existente, los porcentajes expresados en las letras a), b) y c) anteriores se aplicarán sobre el valor catastral del terreno al tiempo de dicha transmisión.

 

e) Cuando se transmita el derecho de nuda propiedad su valor será igual a la diferencia entre el valor catastral del terreno y el valor del usufructo, calculado este últi­mo según las reglas anteriores.

 

f) El valor de los derechos de uso y habitación será el que resulte de aplicar el 75% del valor catastral de los terrenos sobre los que se constituyan tales derechos, las reglas correspondientes a la valoración de los usufructos temporales o vitalicios según los casos.

 

g) En la constitución o transmisión de cualesquiera otros derechos reales de goce limitativos del dominio distintos de los enumerados en las letras a), b), c) y 9 de este artículo y en el siguiente se considerará como valor de los mismos a los efectos de este impuesto:

 

a) El capital, precio o valor pactado al constituirlos, si fuese igual o mayor que el resultado de la capitalización al interés básico del Banco de España de su renta o pensión anual.

 

b) Este último, si aquél fuese menor.

 

Artículo 11.

 

En la constitución o transmisión del derecho a elevar una o más plantas sobre un edificio o terreno o del dere­cho a realizar la construcción bajo suelo sin implicar la existencia de un derecho real <le superficie, el porcenta­je correspondiente se aplicará sobre la parte del valor catastral que represente, respecto del mismo, el módulo de proporcionalidad lijado en la escritura de transmisión o, en su defecto, el que resulte de establecer la propor­ción entre la superficie o volumen de las plantas a cons­truir en vuelo o en subsuelo y la total superficie o volu­men edificados una vez construidas aquéllas.

 

Artículo 12.

 

En los supuestos de expropiación forzosa el porcenta­je correspondiente se aplicará sobre la parte del justipre­cio que corresponda al valor del terreno.

 

Capítulo V: Deuda Tributaría.

 

Sección Primaria: Cuota Tributaría.

 

Artículo 13.

 

La cuota de este impuesto será la resultante de aplicar a la base imponible el tipo único del veintiocho por ciento.

 

Sección segunda: Bonificaciones en la cuota.

 

Artículo 14.

 

Gozarán de una bonificación de hasta el 99 por 100 las cuotas que se devenguen en las transmisiones que se realicen con ocasión de las operaciones de fusión o esci­sión de Empresas a que se refiere la Ley 76/1980, de 26 de Diciembre, siempre que así se acuerde por el Ayunta­miento.

 

Si los bienes cuya transmisión dio lugar a la referida bonificación fuese enajenada dentro de los cinco años siguientes a la fecha de la fusión o escisión, el importe de dicha bonificación deberá ser satisfecho al Ayuntamiento respectivo, ello sin perjuicio del pago del impuesto que corresponda por la citada enajenación.

 

Tal obligación recaerá sobre la persona o Entidad que adquirió los bienes a consecuencia de la operación de fusión o escisión.

 

CAPITULO VI: Devengo.

 

Artículo 15.

 

1. El impuesto se devenga:

 

a) Cuando se transmita la propiedad del terreno, ya sea a titulo oneroso o gratuito, entre vivos o por causa de muerte, en la fecha de la transmisión.

 

b) Cuando se constituya o transmita cualquier dere­cho real de goce limitativo del dominio, en la fecha en que tenga lugar la constitución o transmisión.

 

2. A los efectos de lo dispuesto en el apartado anterior se considerará como fecha de la transmisión:


Página 9.544                                B.O. PROVINCIA DE LAS PALMAS                                24 Diciembre 1999

 

a) En los actos o contratos entre vivos la del otorga­miento del documento público y, cuando se trate de documentos privados, la de su incorporación o inscrip­ción en un Registro Público o la de su entrega a un fun­cionario público por razón de su oficio.

 

b) En las transmisiones por causa de muerte, la del fallecimiento de causante.

 

No obstante, a los efectos de la prescripción extintiva del derecho de la Administración a liquidar y recaudar la cuota del impuesto, se considerara como fecha inicial del período de prescripción aquella en que el hecho de la transmisión se haya incorporado a un Registro Públi­co o se haya comunicado al Ayuntamiento con anteriori­dad.

 

Artículo 16.

 

1. Cuando se declare o reconozca judicial o adminis­trativamente por resolución firme haber tenido lugar la nulidad, rescisión o resolución del acto o contrato deter­minante de la transmisión del terreno o de la constitu­ción o transmisión del derecho real de goce sobre el mismo, el sujeto pasivo tendrá derecho a la devolución del impuesto satisfecho, siempre que dicho acto o con­trato no le hubiere producido efectos lucrativos y que reclame la devolución en el plazo de cinco años desde que la resolución quedó firme, entendiéndose que existe efecto lucrativo cuando no se justifique que los interesa­dos deban efectuar las recíprocas devoluciones a que se refiere el artículo 1.295 del Código Civil. Aunque el acto o contrato no haya producido efectos lucrativos, si la rescisión o resolución se declarase por incumplimien­to de las obligaciones del sujeto pasivo del Impuesto, no habrá lugar a devolución alguna.

 

2. Si el contrato queda sin efecto por mutuo acuerdo de las partes contratantes no procederá la devolución del impuesto satisfecho y se considerará como un acto nuevo sujeto a tributación. Como tal mutuo acuerdo se estimará la avenencia en acto de conciliación y el sim­ple allanamiento a la demanda.

 

3. En los actos o contratos en que medie alguna con­dición, su calificación se hará con arreglo a las prescrip­ciones contenidas en el Código Civil. Si fuese suspensi­va no se liquidará el impuesto hasta que ésta se cumpla. Si la condición fuese resolutoria se exigirá el impuesto desde luego, a reserva, cuando la condición se cumpla, de hacer la oportuna devolución según la regla del apar­tado 1 anterior.

 

Capítulo VII: Gestión del Impuesto.

 

Sección primera: Obligaciones materiales y formales.

 

Artículo 17.

 

1. Los sujetos pasivos vendrán obligados a presentar ante este Ayuntamiento declaración según el modelo determinado por el mismo contenido los elementos de la relación tributaría imprescindibles para practicar la liquidación procedente.

 

2. Dicha declaración deberá ser presentada en los

 

siguientes plazos, a contar desde la fecha en que se pro­duzca el devengo del impuesto:

 

a) Cuando se trate de actos inter vivos, el plazo será de TREINTA DIAS

 

hábiles.

 

b) Cuando se trate de actos mortis causa, el plazo será de seis meses prorrogables hasta un año a solicitud del sujeto pasivo.

 

Artículo 21.

 

La inspección y recaudación del impuesto se realiza­rán de acuerdo con lo prevenido en la Ley General Tri­butaría y en las demás leyes del Estado reguladoras de la materia, así como en las disposiciones dictadas para su desarrollo.

 

INTERESES DE DEMORA: Los impuestos liquida­dos y notificados devengarán un interés de demora del 10% anual, no acumulativo, con independencia de los recargos y costas a que de lugar el procedimiento ejecu­tivo.

 

Sección tercera.

 

Infracciones y sanciones.

 

Artículo 22.

 

En todo lo relativo a la calificación de las infracciones tributarías así como a la determinación de las sanciones que por las mismas correspondan en cada caso, se apli­cará el régimen regulado en la Ley General Tributaría y en las disposiciones que la complementan y desarrollan.

 

DISPOSICION FINAL.

 

La presente Ordenanza fiscal entrará en vigor el día de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia, permaneciendo en vigor hasta su modificación o dero­gación expresa.

 
Home

  . l